¡¡¡DE CACAS VA LA COSA!!!

Aquí parece un encanto pero cuando la tienes en los zapatos ya no parece tan “mona”.

Empiezo este blog de una manera tan escatológica porque hoy me he sentido avergonzada sin tener nada que ver al respecto.

Para este día tenía otro tema ya redactado pero me he sentido tan enfadada e impotente que he preferido subirlo hoy porque si lo dejo más tiempo, igual ya no lo publicaba.

Hay personas que al parecer han leído en algún sitio que teniendo su hogar limpio (en el caso que así sea) no importa que la calle, que es de todos, no lo esté.. y por si alguien que está leyendo lo cree ó lo ha escuchado en algún lado y tira lo que no quiere a la calle, siento decirles que son “guarros” si hacen eso.

No importa que tengan su casa cómo la patena, si luego salen a la calle y tiran todo lo que no quieren son “guarros”.

Escribo este blog un poco enfadada, y aunque cuando estás enojada es mejor contar hasta diez y luego hablar, en este caso no quería que se me pasara el cabreo.

Hoy cómo cada mañana he bajado a Senda (mi perrita) a hacer sus cosas, con su correa y con infinidad de bolsas para recoger sus deposiciones, y a unos pasos más allá oí a un señor cagandose en todo (nunca mejor dicho porque de mierda va la cosa). Yo misma estaba viendo que tenía todo el calzado del pie derecho lleno de heces y el hombre que al parecer iba a trabajar estaba gritando a la vez que se sentó en uno de los bancos y empezó a limpiarse.

En ese momento me sentí avergonzada, miraba a Senda y nos íbamos retirando por si pagábamos el pato. El sr seguía gritando diciendo que”debian matar a todos los perros y a sus dueños bla bla bla”. En ese momento lo entendí y no me ofendí ya que todos sus improperios eran causados por el enojo, lógicamente era una expresión de ira y poniéndome en su lugar lo entendí.

Pero me sentí con una gran culpa cómo si la hubiéra dejado yo misma, me sentí con ganas de disculparme cómo si yo la hubiera dejado ahí, pero cómo el sr estaba tan enojado ni me acerqué.

Todos somos dueños de la calle y prohibiendo las cosas no se soluciona nada,al contrario diría yo en vez de arreglar problemas hacemos que los que infringen las reglas lo sigan haciendo y los que no las infringimos nos quedemos sin hacer lo que sea que hayan prohibido.

Creo también que es un trabajo de todos y si vemos a alguien que no recoge las deposiciones de su mascota, tira un papel, una colilla, un escupitajo ó cualquier otra cosa tendríamos que decirle” oiga por favor no ensucie mi calle, que me cuesta mucho pagarla”, porque recordemos que los impuestos los pagamos todos ó deberíamos hacerlo.

Es posible que nos manden a aquel lugar donde nadie quiere ir pero a lo mejor la próxima vez por vergüenza que alguien les vuelva a increpar no lo hagan.

Antes los perros no podían subir al metro, y ahora que los han aceptado se ha comprobado que todo fluye normalmente, que la gente con mascota coge el metro con ella en casos necesarios y no ensucia ó no ensucia más que cualquier otro usuario de dos patas

Las playas están llenas de porquería pero a nadie se le había ocurrido dejar un trocito para los animalitos, cuando lo han hecho se ha verificado que esos trozos de playa están más limpios si cabe que cualquier otro en donde sólo están las “personas”.

Creo que prohibir no es la solución porque así la gente no aprende, pero si cada vez que uno sea incívico le pusieran una buena multa otro galllo cantaría.

Y dirèis ¿y si esa persona no tiene dinero? pues muy sencillo a quitar grafitis de las calles ó a limpiar todas las cacas que vean.

Hay trabajo para todos y por eso no iban a quitarle trabajo a los empleados públicos.

El otro día vi en una publicación que habían castigado a unos jóvenes que iban sin mascarilla a limpiar las calles. Me pareció genial y no porque fueran jóvenes sino por el castigo en sí.

Así que señores si piensan que TIRANDO aquello que no quieren a la calle no pasa nada porque los demás lo hacen, NO ESTA BIEN y si yo los veo les diré cuatro cosas aún a riesgo que me manden allá …

Así que señores recojan lo que tiran ó mejor no tiren nada al suelo y así no lo tendrán que recoger. Por suerte tenemos papeleras y contenedores por doquier..Gracias.

Hasta el próximo blog…

Publicado por El mundo de Aylin.

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: