Amores, Amores *****

No cambies por nadie. No hagas filigranas para amar a alguién. Tú eres tú y mentir o cambiar tus costumbres y hábitos por alguien no te hará acercarte más a esa persona.

Nadie nunca va a gustar a todo el mundo y gracias a eso nos podemos enamorar de diferentes personas.

He conocido a mucha gente que ha cambiado sus hobbies por un amor, que ha desistido de sus sueños por el otro, se ha adaptado a los gustos de su pareja y ésto irremediablemente ha acabado en K. O.

Nadie que no valore su espacio personal, ni valore sus metas logrará ser féliz y por ende no hará féliz a nadie.

Te has equivocado muchas veces y ya deberías haber comprendido que nadie se merece que pierdas tu personalidad.

Además, hay una verdad absoluta que muchas personas infringen. Se enamoran y luego pretenden cambiar a ese compañero que han elegido. Ya no les gusta las cosas que antes sí, ya no se ríen con sus chistes…. Pero?¿Por qué pasa eso? Muy sencillo, porque son personas inseguras, superficiales y quizás lo que les enamoró de él o ella fue una visión ensoñada de su imagen. Vieron aquello que querían ver.

Nadie tiene la culpa de tu engaño, así que no tienes derecho a cambiar a nadie, a robar el espacio personal de nadie, a acotar su libertad, a tener celos infundados….

Lo más grandioso del amor es aceptar su libertad y si aún así prefiere compartir contigo su vida es porque hay detrás un amor real, un amor limpio, el amor al que todo el mundo aspira.

No sé por qué actúas así, pero agobiando al otro no conseguirás detener su marcha. Nadie es de nadie, y nadie se merece sufrir por una relación tóxica.

Cuando alguien te exige cariño, te exige un beso, te exige tiempo en compañía es porque te limita. Si esa persona piensa que no es amado de la manera que añora es porque no eres su amor, no eres su tandem y cuanto más alargues esa relación peor será.

Cuando intentas conservar una relación que tu corazón ya sabe que no funciona, lo único que conseguirás es un amargor en tu vida, una sensación de fracaso que te acompañará el resto de tu vida.

Y con eso no digo que no luches por sacar adelante una relación que ha tenido algún encontronazo, claro que hay que intentar solucionar los problemas de pareja que todos tenemos, pero en este caso tus sentidos saben que no es una relación irrecuperable.

Tú sabes mejor que nadie cuando algo no va bien, cuando hay algo que te encoge el alma, que no te deja ser feliz aunque estés contenta.

Porque recuerda que no es lo mismo estar contento que estar feliz. Cuando pretendas que alguien haga lo que tú quieres irremediablemente, piensa si eso te hace dichosa.

Esta vida es demasiado dura cómo para sufrir por relaciones nocivas. El amor es algo que suma. Es una frase muy repetida por todos pero que luego todo el mundo olvida.

Sal a la calle y sé tú, no finjas, no quieras mostrar virtudes que no tienes, por contra muestra las que sí tienes. Porque no olvides, que todos tenemos virtudes que nos hacen únicos.

Liga, tómate unas cañas, pásalo bien y si cuando llegues a tu casa sientes una sensación de intranquilidad, de mal sabor de boca es porque no es él o ella.

Pero jamás te encierres en ti mism@ porque tienes mucho que ofrecer. No hay que ser una cazadora insistente, porque el amor no se busca, el amor aparece cuando ni siquiera lo llamabas.

Esos amores encontrados al azahar son los más entrañables. Intenta aprovechar cuando se te presentan. Y piensa en lo que te gusta y en lo que rechazas, porque las personas no cambian si no están preparadas para ello.

Si cuando amas te sientes pequeño, te sientes relegado, te sientes comparado, te sientes el último en la cola, recapacita porque algo no anda bien.

Cuando decides compartir tu vida con alguien, los dos vais a la misma altura, los dos tenéis metas comunes aunque luego cada uno en su ámbito personal o laboral aspire a otras metas.

Esa llamada espontánea cuando no te la esperas para decirte “te quiero”, ese plan de última hora que hace por ti y que sabe que te hace féliz. Respeto, ese respeto que os tenéis y esa seguridad de que cada quien puede tener gustos y opiniones distintas pero que os respétais. Pero en lo principal, en el camino de la vida, los dos tenéis el mismo propósito. Si en una relación de pareja no gozas, de todo ésto, te puedo asegurar que es una relación destinada al fracaso.

Suerte

#elamorelamor

Publicado por EL MUNDO DE AYLIN

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: