LA METAMORFOSIS DE TU VIDA. *****

La metáfora del bambú en la cultura japonesa es muy interessnte

Cómo no se te va a romper el corazón cada vez que la ves luchando por su vida con tan poquitas fuerzas.

Lloras y lloras y no puedes parar. Es tan duro que se te parte el alma. Tu vida ya no es la misma, te falta un trozo muy grande de tu ser, has perdido la alegría, aunque eres feliz porque estás con ella.

Has cambiado, ha cambiado tu forma de ver la vida, tus prioridades, has realizado una metamorfosis aunque no sabes si el cambio ha sido para mejor. Ya tu vida se dibuja angosta, triste, retadora.

Vida, chorro de vida que cae hacia ninguna parte, cae hacia la desesperación. Vida que se ríe de ti cómo si de una mala pécora se tratara.

Se burla de ti, y te saca la lengua porque sabe que va a ganar. Aunque intentas ganar el reto que te impone, a veces se sale con la suya.

La ves apagarse día a día y sabes que cuando puedas hacer tu vida, será el día que ella ya no esté. Sus ojos están casi apagados, y se te parte el corazón cada vez que la ves. Pero egoístamente tenerla te da paz, te da sosiego y es el último viaje que harás con ella aunque sea un viaje quieto, sin movimiento.

Te da mucha rabia porque sientes que no es justo que le pase a ella, pero también piensas que todo el mundo grita lo mismo. Eres a veces egoísta, porque piensas que hay gente malvada que está sin padecer. Pero desear que le pase a otro es malvado también. Así que para justificar tanto sufrimiento piensas “ya que alguien sufre que sufra por aquellos que no lo hacen”

Elegir, compararse con otros no sirve de nada, porque tu vida está escrita en el libro del universo y cada quién tiene su futuro grabado en cada una de las páginas de ese libro.

Rezar, rezar te sirve para contar todo lo que sientes y para vomitar cada día aquello que se te clava en el corazón y a tu manera oyes respuestas alentadoras que te autoayudan a sobrellevar esta agonía.

Dolor, sientes tal dolor que cualquier otra cosa que te acontezca pasa a segundo plano. Tu madre, esa persona a la que ves día a día encamada y luchando, esa persona que no se queja y a pesar de estar muriendo en vida, tiene unas fuerzas inhumanas para seguir viviendo.

Algunas veces piensas que ya está cansada y que está a punto de rendirse pero hay algo por lo que no quiere dejarte sola y sigue luchando.

#lametamorfosisdetuvida

Publicado por EL MUNDO DE AYLIN

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: