SILENCIO

El silencio que nos envuelve, es el mejor aliado cuando las palabras no son dignas de ser oídas.

Me gusta el silencio, pensar en todo mi entorno y calibrar mi vida para tomar caminos nuevos.

Las palabras muchas veces no son el remedio, silenciar lo que sientes es en algunas ocasiones, la mejor solución para no arrojar por tu boca críticas malas, comparaciones nefastas, enfados aterradores.. En fin, lo mejor muchas veces es callar todos esos demonios que quieren salir.

El mutismo está poco valorado, parece que cuando estás en una reunión y no hablas, eres el raro, el retraído, el vergonzoso. Pero las grandes mentes no hablan cuando no tienen algo digno que decir.

El silencio te aporta calma, quietud, estudio de tus sentidos y es el mejor maestro de lecciones de la vida.

Mucha gente habla y no escucha, dialoga pero no retiene lo que su interlocutor le aporta porque son demasiado egoístas para creer que el otro tiene algo digno de ser escuchado.

Escuchar todo lo que a tu alrededor pasa y dejar hablar al resto para que exponga lo que tiene que decir, es abrumadoramente didáctico. A veces en sus propias palabras están sus errores, porque cuando dejas hablar al otro aprendes mucho más que hablando tú.

No me entendáis mal, me gusta dialogar, me gusta debatir, pero he de reconocer que cuando mi interlocutor es alguien talentoso, más que hablar me encanta escuchar porque son lecciones de vida que no tienen precio.

Cada quién tiene sus opiniones en cuestiones distintas de la vida, y cometemos el error o por lo menos lo cometía yo, de intentar convencer al otro de que comulgue con nuestra postura. Esto no sólo es un error sino que pone en situación de alerta a tu interlocutor, porque nadie quiere pensar que sus creencias no son válidas.

Cuando aprendes a exponer sin imponer, y a oír escuchando los argumentos del otro, quizás no estés de acuerdo en sus motivos pero sin duda será una lección de vida, porque todo el mundo tiene algo que aportar.

Escucha mucho, retén todo lo que los demás tienen que decir y quédate con aquello que consideres afín a tus creencias y lo que no sea así deséchalo pero dándole la importancia que tiene.

Cerrar los ojos y oír, es aleccionador. Escuchar el ir y venir de las gentes con sus conversaciones supérfluas muchas veces, y equivocadas otras, pero que no dejan de ser interesantes es gratificante. Oír todas las charlas de la gente que circula a tu alrededor te introduce en otra perspectiva.

. El silencio es el sol que madura los frutos del alma. No podemos tener una idea exacta del que jamás se calla. (Maurice Maeterlinck)

. No sé quién ha dicho que el gran talento no consiste precisamente en saber lo que se ha de decir, sino en saber lo que se ha de callar. (Mariano José de Larra)

. Más vale permanecer callado y que sospechen tu necedad, que hablar y quitarles toda duda de ello. (Abraham Lincoln)

Mis palabras no son necias, es necio el momento mal elegido para decirlas. Cuando no sepas algo calla, cuando no opines cómo el otro no impongas, cuando tengas malas palabras que gritar, calla, porque el silencio es el mejor aliado para las mentes pobres, malsanas y necias.

Y sobre todo si algo ignoras, pregunta, porque es mejor preguntar sobre lo que uno desconoce que decir palabras equívocas que pondrán de manifiesto tu ignorancia.

#silenciomejoraliadodeignorancia

Publicado por EL MUNDO DE AYLIN

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: