MI CASA, MI HOGAR…..

“Si pudiéramos ver el milagro de una sola flor claramente, nuestra vida entera cambiaría.”
Buda

“Hay una magia en ese pequeño mundo llamado hogar; es un círculo místico que rodea las comodidades y las virtudes que nunca se conocen más allá de sus límites sagrados.”

Robert Southey

Pinos, cipreses, bugambillas adornando mi casa y que hacen que sea un sueño cada vez que mis ojos se abren cada mañana.

Cómo buena amante del estilismo, de la moda, la decoración es otra de mis pasiones.

De la misma forma que nuestra manera de vestir dice mucho de nosotros, aunque no lo creamos, la decoración de nuestra casa anuncia lo que es nuestra vida, la importancia de cada cosa que creemos protagonista….

En frente de mi sofá color rosa maquillaje veo la estantería blanca llena de libros que me traen recuerdos y pasajes de todo lo leído. Me siento en paz desde esta perspectiva. Elegir cada mueble poco a poco hasta encontrar aquel que te llama y te elige, es una de mis pasiones más enriquecedoras.

Ese sillón estilo provenzal francés que compré en un mercadillo y que me costó baratísimo, proporciona al rincón donde se asienta un espacio acogedor y palaciego que me obnubila.

Alguien que vino a mi casa y la vio por primera vez dijo:_Elena, esta casa eres tú, es tal cómo eres tú. Fué el piropo más bonito que pudieron decir de mí hogar.

Porque no es tarea fácil hacer de una casa tu hogar y de tu hogar una extensión de ti que refleje tu yo más íntimo.

Aunque conscientemente no tengamos claro lo que queremos mostrar, nuestra psique escoge muebles, alfombras, elementos de decoración,que dicen todo de nosotros.

Cuando visitas una casa, ese primer golpe de efecto que te causa es lo que va a poner de manifiesto qué tipo de persona mora allí. Puedes engañar con la ropa, incluso con la manera de comportarte alguna veces, pero en la decoración de tu casa, no vas a engañar a nadie. Nuestro lugar más íntimo es nuestro hogar, donde pasamos mucho más tiempo de recogimiento es nuestro hogar, donde damos rienda suelta a nuestros hobbies más secretos es nuestro hogar, por lo que aunque intentemos ocultarlo, nuestra casa es la chivata de tu yo interior.

De ahí que a nuestra casa vayan aquellos a los que queremos, personas a las que tenemos un aprecio especial, porque no nos gusta enseñar esa parte auténtica de nosotros a nadie que no sea de nuestra confianza.

En mi caso, he conseguido con tiempo y paciencia ir decorando mi casa con trocitos de vida… Cada pieza, retrato está rescatado de algún sitio especial y cada cosa tiene un valor para mí.

Esas láminas que esbozan diseños de moda estilo Dior que rescaté, me aportan vida, ilusión. Vestidas en sus marcos cuidadosamente elegidos para realzarlas, están colocadas estratégicamente en frente de mi lecho con el fin de poder visualizarlas al acostarme y al despertarme.

Maletines antigüos decoran la alcoba recordando viejos tiempos en los que sirvieron de guardianes de las vestiduras de alguna señorona, ahora viven en este espacio tan íntimo de mi hogar.

“Sé agradecido por el hogar que tienes, sabiendo que en este momento, todo lo que tienes es todo lo que necesitas.”

Sarah Ban Breathnach.

Mi casa, mi hogar, no importa cuanto tarde en hacerlo más mío día a día pero cada cosa que entre por la puerta tendrá su valor y su espacio.

No me gustan las casas llenas de cosas, me apasionan los espacios abiertos, pero me enamora que lo que haya diga mucho de mí.

La decoración es un arte y cómo todo arte se puede estudiar para perfeccionar, conocer, y mejorar pero cómo todo aquello que precisa de un sentido especial, el saber plasmar el alma en tu hogar es algo innato…

Soy de las locas que creen que los muebles te llaman, sobre todo esos muebles olvidados que alguien hizo pasar a mejor vida, te gritan que están allí para tí. Hay verdaderas obras de arte escondidas en trasteros esperando a vivir otra vez, esperando a esa persona especial que será su dueño.

Me quedo en mi porche contemplando mi ciprés que se pierde en el cielo y que arropa y acoge a pajarillos que hacen nidos en sus ramas.

Aquï Senda es feliz, es libre, es dichosa….. Eso es lo que importa en la vida.

No importa el espacio, la riqueza, el lugar, sólo importa tener un techo en el que resguardarte y que ese lugar sea el sitio donde llegar a reposar, sabiendo que lo has hecho tuyo.

Publicado por EL MUNDO DE AYLIN

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: