SEGURIDAD EN TI

Nadie te hará daño jamás si eres tal y cómo quieres ser, hacer aquello de lo que estás convencido y luchar por todo aquello que es importante para ti. Foto extraída de Píxel.

Una mujer con tacón de aguja se siente poderosa, atractiva e imparable. Pero bien te digo que no hay zapato ni atuendo más deslumbrante que la seguridad en una misma.

Cualquier adorno que te pongas no será efectivo si no te valoras. El armamento que acabará con tu contrincante, es sin duda, estar convencida de que cómo tú no hay nadie. Sabes lo que quieres, cómo lo quieres y que irás a por ello.

No hay mayor atracción para el resto del mundo que una persona que no se deja manipular, que aquello que ansía es lo que elige y que descarta aquello ínutil y superficial.

Nadie es más deslumbrante que aquel que se aleja de lo que no quiere, aquel que a la cara y sin tapujos dice lo que piensa y ama sin importar las consecuencias. Quien no es digno, sale de su vida sin poder dar marcha atrás.

Quién osa mentirte y aprovecharse de ti es expulsado de tu corazón para no volver. La seguridad en ti mismo es lo que hace que cualquier bien sea grande, que cualquier pequeña contienda se convierta en victoria y que cualquier obstáculo se minimice ante tu valor y empoderamiento.

No te amargues por no ser esa persona perfecta de bonitos andares y adecuado vestir, si no gozas de tu propia identidad y no haces de ella tu estandarte sólo atraerás a almas pobres, vacías, engreídas y aprovechadas.

Piensa bien aquello que quieres, aquello que te hace féliz y ve a por ello con firmeza. Si alguien se pone en tu camino para disuadirte contéstale con voz calmada, lenta y contundente que es decisión tuya elegir tu camino. Si no te siguen, esas personas no forman parte de tu vida, y aquellos que confían en ti serán tus aliados.

No importa lo que opine el resto, no importa lo equivocada que puedas estar si es lo que piensas. Tampoco olvides que la diferencia de alguien sabio del que no lo es, es el poder de pedir perdón y olvidar desacuerdos.

El rencor no es ganador, el rencor hace ganador a tu contrincante, porque no olvides que la verdadera victoria es la indiferencia.

Las personas podemos luchar ante los gritos, los insultos, las malas acciones pero ante la indiferencia no hay lucha que valga. Así que pide disculpas cuando estés totalmente convencido de tu error y si, para ti, merece la pena, intenta enmendarlo.

Sé indiferente con aquellos pobres de espíritu, con aquellos que te retan para beneficio suyo, con aquellos soberbios y de esta manera no perderás el tiempo.

La indiferencia es el peor castigo para tu contrincante…..

Publicado por El mundo de Aylin.

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

2 comentarios sobre “SEGURIDAD EN TI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: