TRANQUILIDAD VISUAL.

Independientemente que la decoración te guste o no, el aspecto de este salón es un claro ejemplo de lo que se denomina tranquilidad visual. Imagen copiada de Pinterest.

Muchas fases son por las que he pasado en estos últimos años y sin lugar a dudas, uno de los factores que me han ayudado con mi estado es la tranquilidad visual de mi casa.

Así cómo un médico te puede ayudar a curar una dolencia física o mental, del mismo modo, la  limpieza visual de una estancia aporta tranquilidad, calma y ayuda a la psique inconscientemente a estar mejor.

La disparidad visual no está tanto relacionado con la limpieza y el orden, que por supuesto también, sino en la armonía que consiguen cada uno de los elementos que componen la decoración de una vivienda.

Seguramente si no has leído sobre este tema no te habrás percatado de la importancia de la tranquilidad visual en las áreas en las que convives. La correlación de muebles y elementos han de conseguir un equilibrio para que el ojo humano no detecte algo que desentona. Es una verdad en la que yo creo y que me ayuda a pensar, me ayuda a concentrarme..

La decoración es indiferente y cada quién tiene su estilo, pero cuando colores, texturas, muebles, cuadros, alfombras, olor, cuando todo ello se une armoniosamente es cuando tu mente descansa.

Cada color aporta a nuestro estado psicológico una emoción diferente aunque podamos pensar que a nosotros no nos afecta. Cada atuendo que elegimos para vestirnos en el día a día va relacionado directamente con nuestro estado de ánimo. La importancia de los colores va más allá de la simple moda, en negocios, hospitales, empresas,.. se cuida muy detenidamente cómo decorar las paredes para plasmar lo que se pretende.

De esta manera en nuestra casa cuando logramos esa correlación de elementos visualmente correctos, disminuimos el agobio, la irascibilidad, la ansiedad…

Si tienes toda la casa limpia y ordenada pero la vajilla está acumulada sin fregar, por ejemplo, en mi caso, siento un agobio enorme que unido a la ansiedad que pueda tener me perjudica. En cambio si todo lo tengo más o menos ordenado y recogido me siento más capaz de preocuparme por otras cosas.

Esta sensación la he sentido desde siempre pero hasta que no he leído sobre este tema, no me conciencié que lo que yo siempre había buscado en mi hogar era esa tranquilidad visual.

Otro ejemplo claro, es este salón de colores fríos. Nuestro cerebro detecta que hay una visión acorde y que existe armonía visual. Imagen copiada de Pinterest.

Cuando entras en una habitación, del estilo que sea, y experimentas tranquilidad al cruzar el umbral, es porque nuestra visión no aprecia nada que nos llame la atención ni nada que desentone. Nuestra mirada, que escanea inconscientemente todo lo que ve, aprecia que todo está cohexistiendo en armonía provocando en nosotros un sentimiento no consciente de sosiego.

Os comparto unos puntos o trucos que he puesto en práctica tras muchos años de lectura sobre decoración, para tener esa paz visual de la que hablo.

  • Las superficies planas de la casa  han de estar lo más libres posibles, por ejemplo, la mesa del comedor no ha de estar repleta de decoración hasta el punto de no apreciar nada. En mi mesa hay sólo dos candelabros con sus velas, en el aparador tengo una escultura y nada más,en las mesillas una lámpara, un despertador y un libro..
  • Procuro que haya mucha luz en las estancias durante el día porque el sol y la claridad hace el ambiente más agradable y todos sabemos que el sol es la mejor cura para la depresion
  • Procuro no tener muchos adornos en el suelo, tengo alfombras, algún que otro portavelas pero poco más. . A mí personalmente me produce angustia tener cestos en el suelo, macetas con plantas interiores, estatuas o figuras. Lo que sí me gusta y me da esa tranquilidad visual es tener algún cuadro que otro apoyado en la pared y en suelo.
  • Otra sensación importantísima para mí y que ayuda a esa paz visual, es el olor. Entrar en una estancia en la que se olfatee un sutil aroma de incienso, o ambientador también me da paz y sosiego.
  • No tener los armarios llenos de tal manera que para coger una cosa se te caigan diez. Aunque no se vea lo que hay dentro, el sólo hecho de saber que tengo los armarios a rebosar me provoca malestar. Hay que dar, vender o regalar aquello que ya no utilizas o aquello que tienes en exceso.
  • Colores que sean armoniosos y contrasten entre sí para que no haya un elemento discordante. Cualquier color es válido, los fríos o los cálidos, ya dependerá de tus gustos o de las sensaciones que quieras transmitir, pero elijas los que elijas han de tener una gama concordante.
  • Para mí otro factor en el que me fijo es en equilibrar el mobiliario… Que haya al lado de un mueble alto, por ejemplo un vajillero, otro mueble que sea igual de alto o un poco más bajo pero no excesivamente, porque visualmente para apreciarlo hay que subir mirada, bajar mirada, luego volver a subirla en otro rincón, ha de haber una simetría no simétrica… Vuelvo a repetir que no depende del estilo que tengas ni en los gustos.

Bueno, espero que os sirvan…

Publicado por El mundo de Aylin.

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: