Publicado en Entretenimiento

¡CUIDADO QUE TE PUEDEN PILLAR!

“Las mentiras tienen las patas muy cortas”

“Se coge antes a un mentiroso que a un cojo”

Y es que mentimos casi en cada frase que decimos. La mentira es una costumbre más de las muchas que tenemos. Esta adicción nos caracteriza por mucho que intentemos evitarlo.

Estamos tan acostumbrados a ello que las mentiras salen de nuestra boca sin pensar. Cuando no queremos decir algo mentimos, cuando queremos evitar un encuentro mentimos, es más fácil que decir la verdad o eso es lo que equivocadamente pensamos.

Piensa que antes de mentir es mejor no contestar.. La mentira arrastra más mentiras….

Ha llegado a tal punto la costumbre de mentir que casi nos ofende aquel que dice las cosas claras y responde con claridad a cualquier cuestión. Pero ¿por qué mentimos?

Es curioso porque si piensas un poco en ello te das cuesta que cuando evitamos decir la verdad estamos reflejando nuestra inseguridad, nuestra baja autoestima, nuestra sensación de culpa. No decir la verdad no está relacionado con la persona a la que mientes sino con tu miedo a decir las cosas claras y las consecuencias de éstas.

Cuando los niños hacen alguna trastada, su primer instinto es mentir para que nadie les eche la bronca, porque saben que han hecho algo que no está bien. Con los adultos pasa lo mismo, pero con la responsabilidad y con el transfondo que hay detrás de una quimera.

Todos hemos mentido en alguna ocasión y por razones diferentes, pero he de reconocer que uno de los defectos que más odio es LA MENTIRA.

Prefiero no contestar a una pregunta impertinente que mentir. Porque llega un momento que esta actitud se convierte en hábito y acabas haciéndote películas en la cabeza con las que te sientes más a gusto que con tu propia realidad.

Y es que, quizás, los mentirosos tienen unas vidas carentes de sueños y anhelos y mintiendo o exagerando una verdad completan esas carencias existenciales que tienen.

¿Sabéis quien es el más tonto de la película?

Por otra parte, exagerar una verdad es lo mismo que mentir.

No es igual decir que tengo un blog y lo leen algunas personas que presentarme ante alguien diciendo que tengo un blog y me leen miles de personas……

El problema viene cuando las mentiras habituales hacen daño al otro. Cuando dices algo carente de verdad que perjudica a alguien y este alguien no tiene ni idea. Cuando mientes para mostrarte cómo no eres y alargas tu “Yo” ficticio para conseguir aquello que quieres.

Entonces, ya hablamos de personas dañinas y mentirosas compulsivas carentes de valentía para mostrarse tal y cómo son.

Este tipo de mentiros@s compulsiv@s se tienen en tan poca estima que creen que sólo pueden atraer a los demás inventándose una vida.

He hablado en varios blogs de las redes sociales y su papel tan positivo que ofrecen muchas veces, pero cómo todo, tiene su contrapunto. En el otro lado están todos esos perfiles falsos que circulan en el ciber espacio y cuyo único propósito es atraer a ingenuos para dañar, para lograr aquello que quieren, para estafar o para cualquier otra fechoría.

En este mundo virtual los mentirosos tienen un oasis enorme donde pueden campar a sus anchas.

Nos cuesta decir las cosas claras sin ofender y quizás sea porque estamos más susceptibles. Oír que alguien no viene a nuestra fiesta porque no le apetece es peor que oír que no viene porque está con fiebre. Parece más creíble la mentira que la propia verdad.

Por otra parte y siguiendo con la misma susceptibilidad, nos cuesta aceptar que alguien a quien le preguntamos sobre un tema, no nos conteste.

Preferimos que nos mientan a que nos dejen sin una respuesta.

A veces no es posible decir la verdad o simplemente no quieres decirla y parece que la única alternativa es mentir. Pero la sinceridad es siempre la mejor arma. Cuando no quieras contestar simplemente no lo hagas.. Quien te aprecia entenderá tu silencio y aquel que te sonsaque será quien no te valore.

Cuando alguien me da muchas explicaciones que yo no he pedido, sé a ciencia cierta que me está mintiendo. Porque es muy habitual. Cuando mentimos queremos que nuestra historia parezca real y pensamos que dando muchos detalles vamos a ser más creibles, cuando es todo lo contrario.

En mi caso no me gusta la mentira. No estoy cómoda mintiendo y me fastidia que lo apliquen conmigo. Por eso no suelo preguntar por temas personales a no ser que esa persona quiera contar algo, porque sé de sobra que la gente cuando no cuenta algo es porque no quiere. Me parece una falta de respeto hacer preguntas cuando ya sabes que esa persona no quiere hablar del tema.

Sin embargo hay personas tan chafarderas que preguntan cuando ya saben de antemano la respuesta…. ¡Me repatea!

Creo que es una cuestión educacional. Las apariencias son las que importan, el estatus, el poder, y todo eso lo has de mantener aunque implique inventarte una vida.

Es algo gracioso si lo tomas con humor, porque cuando sabes que una persona te está mintiendo, vives un espectáculo digno de observarse. Te lo pasas verdaderamente bien cuando ves y escuchas cómo tu conversador se explaya en un racimo de excusas, de peroratas que piensa que te estás creyendo. Tú en tu cabeza te ríes, porque es divertido observar cómo alguien quiere zafarse de algo y habla, habla sin parar. Se complican la vida cuando todo lo que tenían que decir es Sí, no o no te contesto….

En fin, la mentira no lleva a ningún lado, es un defecto, que a medida que se engrandece ahoga al que la dice y menosprecia a quien va dirigida. Si alguien no os cuenta algo es porque no quiere, no es porque no pueda. Para evitar que esta persona se vea obligada a mentir, mejor es ser prudente y no preguntar.

Autor:

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s