Publicado en Entretenimiento

Una noche más……

Otra noche en vela leyendo ante un poleo-menta y una luz tenue… No aparece Morfeo y sé que me quedan aún horas para poder dormir.

En la soledad de mi habitación y el silencio de la luna, mi cabeza da vueltas gestando ideas que voy moldeando para mi agrado. Poniendo en limpio mis sueños soy consciente que en mi vida ha habido un antes y un después.

Hay que recopilar momentos y quedarse sólo con los buenos. Los malos han servido para enseñarnos una lección de vida. Foto de Elena. M

Presiento que me esperan cosas buenas, por fin va a llegar mi momento y todo aquello que anhelo se cumplirá porque me lo merezco y por primera vez en mi vida tengo pensamiento positivo.

Según la ley de atracción todo lo que transmitimos se nos devuelve, quizás, con mas potencia que lo que proyectamos y, de esta manera, si lo que transferimos es negativo, lo que recibamos será, por ende, negativo.

Pensando en esta verdad, sé que este año se cumplirán mis sueños porque creo en ellos y lo que proyecto va encaminado a suceder.

Una noche más planeando el mañana, pero no el mañana del futuro sino el mañana inmediato, porque a estas alturas no pienso a largo plazo. En una milésima de segundo los planes se tuercen, los anhelos fracasan y tu mundo se parte por la mitad sin vuelta atrás.

En un parpadeo todo se derrumba y nada será lo que fué, de ahí que cada día disfruto con lo que hago.

Aquí sigo enredada entre tanta decisión y en la noche no se oye ni un alma. ¡Qué silencio! Las calles vacías y las luces de las farolas son las únicas que se atreven a quedarse.

¡Invierno querido y triste! , no triste porque carezca de belleza, sino triste porque el sol se esconde antes y todo deja de mostrase. Triste porque la noche fría es más solitaria y contradictoriamente es aquí donde radica su belleza.

¡Ojalá la vida fuera una película musical donde todos lleváramos la música en las venas!

He de reconocer que mientras escribo este blog me siento agradecida, porque aunque bien es verdad, que no me lee mucha gente he tenido la oportunidad de conocer a personas de alma buena y es un motivo de peso para seguir escribiendo.

Autor:

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s