Publicado en Entretenimiento

COMER Y BEBER, NO HAY MAYOR PLACER.

https://www.elmundodeelena.es/

Recorrer el mundo y degustar cocina del lugar..

¡Madre mía! Comer y comer, beber y beber… Me hace gracia y me resulta muy entrañable que todas las culturas y países basen sus fiestas en la gastronomía. Distinto país, distinta cultura, distinta danza y una misma costumbre, agasajar a los invitados y a los propios con sabrosos platos tïpicos. En la más recóndita aldea o tribu, en cualquier tipo de fiesta popular o en cualquier acto que se precie la buena gastronomía es la protagonista.

La cocina nos guste más o menos es la piedra filosofal de cualquier cultura, entre otras cosas, porque todos comemos lógicamente. Además de un bien necesario para subsistir, es un lujo para todo aquel que disfrute con la buena mesa.

Países cálidos, países fríos, todos ellos con una cultura determina, con una agricultura y pesca característica del lugar que se unen en perfecta armonía para dar a cada plato aquello que necesitan sus habitantes.

A los amantes del buen comer nos encanta, o mejor dicho me encanta, estudiar cómo nacieron esos platos tan típicos del lugar. Aunque han evolucionado cómo todo, los platos más representativos, siguen, siglo tras siglo, haciendo la boca agua a todo aquel que quiera degustarlos.

Ir con una furgoneta hippie Volkswagen por una ruta cualquiera parando en algún pueblecito y probar los ricos platos del lugar es uno de los mayores placeres que hay. Para mí sería un sueño por cumplir. Me encantaría hacer un recorrido por países distintos, parar en cualquier sitio y comer platos típicos, durmiendo en hoteles, posadas…o en la furgoneta, por supuesto.

Cada cultura me fascina, cada zona me enamora, imagino mi vida con tiempo suficiente cómo para recorrer el mundo de esta manera y sueño despierta.

Además comer me encanta, degustar platos nuevos y emblemáticos me cautiva, saborear los vinos del lugar me seduce, visitar alguna bodega en donde ver las lúgubres a la vez que soberanas cuevas que acojen los mayores tesoros etnológicos de la viña es todo un regalo que tenemos al alcance de la mano.

Así cómo cuando vas a visitar un lugar con un clima concreto es mucho más entrañable hacerlo en épocas características del lugar, igual es de encantador comer las viandas que hace siglos comían los habitantes de la misma zona.

Cuando veo a alguien en Asturias, por ejemplo, pidiendo una ensalada en lugar de fabada asturiana o cualquier otro plato típico me choca un poco… ¡Hay tantos platos que probar!

Vaya adonde vaya pido algún plato oriúndo del lugar, porque así hago una especie de simbiosis con los vecinos. Es cómo si al degustar ese plato tradicional que se creó hace siglos, mi mente se trasladara a aquellos tiempos y visualizo a cualquier habitante contemporáneo del siglo XIV, por ejemplo, comiendo el mismo plato que yo.

Ahora la alimentación se ha vuelto un tema a debatir por la cantidad de comida basura que comemos, por los alimentos precocinados y ultra procesados que compramos y que cada vez apartamos más de nuestro día a día, además de que somos más conscientes de lo importante que es la salud en el comer.

Y la buena comida, la realizada por los buenos cocineros de cada casa en un placer digno de reyes y que tenemos al alcance de las manos.

Sé que el tiempo que tenemos es escaso pero si nos esforzamos podremos cocinar buenos y sanos platos.

Tanto comer cómo cocinar es una buena terapia para desconectar.

Autor:

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

4 comentarios sobre “COMER Y BEBER, NO HAY MAYOR PLACER.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s