Publicado en Entretenimiento

ELIMINAR LASTRES

https://www.elmundodeelena.es/

Líberate de esas personas que te roban la energía.

Librarte de esas personas de tu entorno que te chupan la energía es más fácil de lo que pensamos.

Siempre pongo mi persona de ejemplo porque no me gusta dar consejos ni ser abanderada de nada, por eso escribo basándome en mi propia experiencia.

Durante toda mi vida he sido una persona pacífica aunque he tenido mis momentos de enfados fuertes. Lo más gracioso es que me enfadaba con mi hermana, mi padre, mi madre y sin embargo a la hora de increpar a alguien por algo que no me gustaba, ahí sí que me acobardaba.

He sido bastante maleable y me he adaptado a cualquier situación o plan ajeno y ésto me ha pasado factura. Aunque creo que esta condición de adaptación puede ser una virtud, si no sabes cómo manejarla puede ser todo un lastre.

Llega un día que abres los ojos, piensas lo conformista que has sido y empieza tu transformación, porque de buena a tonta hay un hilo muy fino.

Era capaz de aguantar un sinfín de menosprecios porque en mi fuero interno quería creer que no había mala intención en lo que hacían, pero cuando dije “basta” no hubo marcha atras.

Perdono porque quiero vivir feliz pero no vuelvo a confiar en esa persona jamás. Siento tal dolor por haberme sentido pisoteada y siento tal decepción que luego me es imposible seguir teniendo una relación cercana con ella.

Llega un punto en tu vida que te cuestionas todo y ya no eres la misma persona débil de antaño. Llega un momento que dices “no” y no temes a las consecuencias.

Aparece en tu vida ese minuto justo en el que se te cae la venda de los ojos y ves a las personas de tu alrededor tal cual son, apenándote comprobar que de diez sólo una es con la que puedes contar en los peores y mejores momentos.

Porque para ser alguien cercano a ti y apoyarte en los malos momentos no tiene que estar necesariamente pegado a tu persona, incluso en la distancia, hay gente con la que te sientes más apoyada que con aquellas que se les llena la boca diciendo lo que te quieren.

Las palabras se las lleva el viento y no confío en ellas, sólo confío en los actos. Cuando llega el punto de no retorno tengo unas pautas que sigo puntualmente para no volver a ser engañada.

Lógicamente no es algo infalible pero sí bastante certero por lo menos para mí.

MANUAL CASERO PARA ERRADICAR LAS MALAS COMPAÑIAS………

  • Hago caso a las sensaciones que siento. Si algo me hace estar mal es porque no confío en esa persona.
  • Cuando no quiero hacer algo no me siento con la obligación de hacerlo aunque suponga un conflicto para alguien.
  • No hago a nadie lo que no me gusta que me hagan a mí, por consiguiente no acepto lo contrario.
  • Me alejo cuando alguien pretende menospreciarme porque sé que será el principio del mangoneo hacia mi persona
  • Me fío sólo de los actos no de las palabras bonitas. La gente dice con mucha ligereza lo que te quiere pero luego a la hora de la verdad no lo demuestran.
  • Digo lo que opino con mucho tacto si alguien me lo pregunta y no me siento con con la obligación de excusarme por decir lo que pienso. Si no me piden mi opinión y ésta puede dañar mejor me callo pero me niego a mentir.
  • No siempre soy yo la equivocada, pero siempre dejo hablar al otro porque por sus palabras sabré de qué talante va esa persona y muchas veces esas mismas palabras son las que la delatan.

Para terminar os voy a contar una anécdota que viene a avalar lo que escribo.

Tenía una amiga del barrio (donde vivía con mi pareja) con la que nos llevábamos súper bien, entre otras cosas, por nuestro amor a los animales. Con ella y más amigos hacíamos salidas y planes. Llegó un día, cuando ya llevábamos unos siete años de relación de amistad con ella, que mi pareja por un tema puntual se distanció de esta amiga pero yo, que tengo identidad propia, seguí con esa amistad aunque bien es verdad que ya no hacíamos tantos planes.

Pasa el tiempo y muere mi padre. Me llama por teléfono para darme el pésame y le dije que a la mañana siguiente era el entierro. En esa época esta chica no trabajaba por lo que dí por sentado que vendría al sepelio o al velatorio, pero para mi sorpresa no vino.

Al día siguiente me manda un mensaje preguntando cómo me encontraba, a lo que le contesté (palabras textuales) : _ahora no tengo ganas de hablar porque, la verdad, esperaba que vinieras al entierro de mi padre. _

Desde ese momento me retiró la palabra, me bloqueó en redes y hasta ahora.. Me quedé muerta pues yo esperaba una disculpa y todo hubiera sido cómo antes porque no soy rencorosa, pero contrariamente se sintió atacada por decir la verdad de lo que sentía….

Ese fué un punto de inflexión para mí, porque a partir de aquí me sentí bien, me sentí segura de mi y me sentí libre……. Desde ese día (26 de marzo del 2012) cambié mi trato con los demás y la gente que tengo en mi vida es aquella que quiero tener aunque no los vea cada día.

Una frase que he leído por ahí es que la sinceridad te traerá pocos amigos pero los que te traiga serán los sinceros. Así, me dí cuenta que la realidad pura y dura era que esta persona no era tan amiga cómo decía.

Autor:

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s