Publicado en Entretenimiento

RECUERDOS ROTOS… PARTE I.

https://www.elmundodeelena.es/

Ahora tu mundo era mostrar tu vida, hacer looks para promocionar ropa, enseñar tu día a día y lo que más te llenaba, la fotografía y la edición de éstas. Tenías mucho trabajo gracias a Dios y es lo que querías, porque trabajar no te dejaba tiempo para pensar. Fué un cambio enorme en tu vida pero por primera vez en mucho tiempo te sentías plena. Fuiste a tu habitación a ponerte el pijama y a medida que subías la escalera sentiste frío.

Cómo se suele decir, las palabras se las lleva el viento, sólo los actos te convencerán…

Era el mes de octubre y el frío había empezado antes que otros años, pero este escalofrío no era por la baja temperatura del exterior, era un frío que recorría todo tu cuerpo y del que presentías, tenías que estar alerta.

Estás a la defensiva, porque presientes algo en tu interior. Se te presentan esas sensaciones que siempre tienes cuando algo ha de acontecer. Nunca te han fallado los pálpitos, de echo, cuando los has ignorado es cuando te han venido los problemas. Ahora sientes ese latir del corazón pero la sensación es de desasosiego y de intranquilidad.

Eras tan frágil, sensible, luchadora _¡has sufrido tanto! _, Te ví caer muchas veces pero también disfruté de todas las veces que te levantaste.

Ahora empiezas una nueva etapa y dejas atrás los engaños, las decepciones, las malas artes de algunos y el poco amor de los otros. Todo renacer es una nueva oportunidad.

Imagen sacada de Pínterest.

Te despiertas de golpe por un timbrazo en la puerta que aún resuena. Bajas rápidamente la escalera a abrir y descubrir quién llama.

__¿Quién llama?, ya va, ya va…. Pero qué pasa?__ Abres la puerta y no hay nadie… Otra vez se te ha olvidado mirar antes por la mirilla, pero ya que has abierto no hay más remedio que seguir. _Pero, no entiendo, ¿Quién diablos habrá llamado a la puerta? Porque de que han llamado estoy segura.

En el porche no había nadie, además ahora que lo piensas, si hubieran llamado la alarma hubiera saltado porque tienes cámaras con sensores desde la puerta previa al jardín.

Por un momento piensas que ha sido un sueño o una mala jugada de tu cerebro. _Seguro que me estoy volviendo majara, ¿quién va a venir a estas horas si tampoco tengo tanta gente que se preocupe por mi? _

Cierras con llave y subes hacia la habitación, cuando en la escalera ves la silueta de lo que parece un hombre extraordinariamente alto. No puedes verle la cara por estar a contraluz. Esa figura va bajando y tu corazón se paraliza de miedo, es un hombre con vestimenta rara, no aciertas a entender nada pero la figura cada vez se acerca más y de pronto alguien te coje por detrás sorprendiéndote y haciendo que todo se nuble en un momento.

_No, no, no, suélteme_. Te despiertas de golpe con el cabello revuelto y te das cuenta que todo ha sido una maldita pesadilla. Todo estaba en tu cabeza, pero bien es verdad que sigues teniendo ese pálpito raro con el que te acostaste ayer.

Lo que no se te va de la cabeza es la figura de ese hombre, que sin verle la cara, podías sentir, la tristeza de su rostro.

Continuará.

Autor:

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s