Publicado en Entretenimiento

El amor llama a tu puerta.

https://www.elmundodeelena.es

Imagen de Péxel

He descubierto en mis paseos por a web marcas que no conocía y que me han sorprendido para bien aunque casi todas las prendas han sido de lowcost.

¿Quién no ha sentido el corazón en la garganta ante una primera cita? ¿Quién no ha visto la vida de color cuando el amor le ha acariciado?

Eso pensó ella al conocerlo.. No podía ser verdad y de hecho dudaba que todo fuera real porque su experiencia le había llevado a pensar que el amor no existía. Ese amor de telenovela no era real y se mantenía firme en su convicción hasta que lo conoció.

Había puesto su vida del revés, había roto todas sus creencias y sus verdades. Él rompía el molde.

Era alto, musculoso y guapo, guapo a rabiar.

Un día que su anterior pareja la llevó en moto a comer a uno de sus restaurantes favoritos, el muy cobarde, aprovechó dicha comida para decirle lo que todos dicen (esto no funciona, no estoy preparado para una relación seria y bla bla bla).

Después de eso, ella se quedó quieta porque las piernas no le reaccionaban. Sin apenas poder moverse ni articular palabra cogió su casco y se fue sin decirle ni una sola palabra.

No sabía donde iba pero andaba muy deprisa con rabia, lágrimas y decepción… Estaba tan enfadada por la cobardía que caminaba sin rumbo. Pensaba en la pusilanimidad de llevarla a su restaurante favorito para dejar la relación, no se lo podía creer. Para cortar no hacía falta llevarla al restaurante donde tantos días habían comido enamorados.

Entre sollozos caminaba con el casco en la mano que movía a la par del brazo cómo si quisiera golpear a su inocencia y a su imbecilidad, a ella misma por no haber reconocido las señales.

De pronto oye una voz en la carretera que le dice _¿quieres que te lleve?_.. Era un desconocido que iba en moto y al verla sollozando y con el casco en la mano le pareció que necesitaba ayuda.

Ella lo miró e hizo lo impensable, decirle que si.

Ahora que lo piensa no sabe cómo tuvo valor porque el tal salvador podía haber sido un asesino en serie y haberla hecho desaparecer sin que nadie lo hubiera averiguado jamás.

“Dios vuelve en una Harley” de Joan Brady es uno de mis libros favoritos…IMagen de Péxel.

La llevó hasta su casa pero ella llorando le dijo que la dejara dos calles antes para que no supiera donde vivía. Al llegar se bajaron ambos y ella le comenzó a contar todo lo pasado y él la escuchó sin hablar. Cuando se percató se dio cuenta que era guapísimo y muy alto… Él le confesó que le había pasado algo igual y que lo mejor es olvidar. Le aconsejó tan bien que escuchaba embobada..Su voz le calmó de tal manera que se despidieron dándose sus teléfonos

Ese salvador se convirtió en su confidente, se hablaban cada día y empezaron a estrechar una amistad que la hizo olvidarse de su patético ex.

“El patético” cómo lo llamaban los dos no hacía más que llamarla aunque no sabía para qué porque ella se negó a cogerle el teléfono ni una sola vez. Le había roto el corazón y ahora no quería saber nada de él. Era raro el día que no tenía un mensaje de su ex o una llamada.

Sin embargo ella sólo se apoyaba en su nuevo amigo y compañero, poco a poco crearon una amistad tan estrecha que casi todo lo hacían juntos.

La amistad se convirtió en amor, éste en noviazgo..y así hasta vivir juntos..Llevaban dos años viviendo juntos celebrando cada año su aniversario en el lugar donde se vieron por primera vez. Un buen día en una cabaña y delante de una chimenea le propuso matrimonio…

Sus vidas se unieron y acabaron con dos hijos y felices cada día.

Esta pequeña historia, con ciertos matices reales te demuestra que no hay que negarse al amor, no lo busques porque el amor viene sin pensarlo. Las oportunidades se dan en una centésima de segundo y quizás, cuando menos lo esperas aparece tu salvador para volver tu vida del revés.

No te des por vencido porque en los peores momentos y cuando más mal estás puede aparecer ese salvador que te hará enloquecer de amor.

Sé tal y cómo eres sin más, porque el que te ame lo hará con tus defectos y tus virtudes. También escucha a tu cerebro que te advierte de las cosas que no funcionan y cuanto antes acabes con las relaciones nocivas mucho mejor.

Elena. M§

Autor:

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s