Publicado en Entretenimiento

LA MIRADA CÓMO PALABRA..

Quien no comprende una mirada tampoco comprende una larga explicación. (Proberbio árabe).

Partiendo de este proberbio y dándolo por certero cómo casi todos los refranes hay que mirar mucho más a los ojos cuando nos comunicamos.

Cuando mires a los ojos no lo hagas desafiante, no lo hagas inquisitivamente, no lo hagas desdeñosamente…. porque todo eso dice mucho más de ti que del otro.

Algo tan sencillo y básico es todo lo contrario. Hay muy poca gente que aguante una mirada por mucho tiempo y la explicacion no es otra que porque con ella vemos el interior de las personas.

Quien no puede apreciar qué esconden unos ojos que te miran es porque no se ha tomado la molestia de mirar y hablar frente a ellos. Si nos cuesta tanto sostener una mirada por un largo periodo de tiempo es precisamente porque los ojos son el espejo del alma. A través de estas peculiares ventanas del alma se puede llorar sin lágrimas, se puede gritar sin voz, se puede amar sin tacto y se puede ayudar sin petición.

Precisamente por todo lo que pueden expresar unos ojos que te miran es por lo que tenemos reticiencia a mirar frente a frente. Sabemos que a la vez que invadimos el alma del otro, éste a su vez se adentra en la nuestra. Este hecho nos da pavor porque todo el mundo tiene algo que esconder, algo que es sólo suyo y teme que su secreto pueda escaparse por medio de la mirada.

Nuestros ojos están más cómodos mirando cuando el otro no mira porque podemos escudriñar al prójimo cómo de un scaner se tratara, pero cuando esta persona observada gira su mirada hacia nosotros entonces inmediatamente giramos la cabeza porque nos asusta inquirir a otro de frente.

¡Es tan importante una mirada! No me había puesto a pensar en ello nunca y ahora haciendo un exámen de conciencia he de confesar que me cuesta mirar a los ojos por mucho tiempo porque, de alguna manera, no quiero que nadie escudriñe dentro de mi. Por otro lado pienso que si lo hubiera hecho más detenidamente y por norma me habría evitado muchas decepciones.

Los prejuicios son sólo las excusas de los tontos. (Voltaire).

Haced la prueba.. Cuando habláis con alguien ¿dónde ponéis vuestra atención?

Elena. M§

Respeta para que te respeten, no juzgues porque nadie está en los zapatos de nadie y no hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti.

Autor:

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s