Publicado en Entretenimiento

JUSTICIA SÍ PERO PARA TI NO.

La justicia y la legalidad no van siempre de la mano.

Las ironías de la vida son graciosas por no decir que son injustas.

Es contradictorio que el maleante se salga con la suya y la víctima, por hacer las cosas legalmente, haya de probar sin atisbo de duda cómo delinquen impunemente. La gente buena pierde oportunidades por su buena fé y de ésto se aprovechan los tramposos.

Pienso que la mitad del mundo no se puede fiar del otro medio y es ahí donde aparece el caos. He visto a mucha gente desistir por lo complicado de las injusticias y por lo caro que cuesta toda la red de pruebas que se necesitan para denunciar.

Me río por no llorar porque hay un sinfín de personas que por desconocimiento se rinden antes de empezar y han de bajar la cabeza y comerse sus rabias reventando por dentro.

Pero también está la otra cara de la moneda, aquellos que van a por todas contra viento y marea aunque sea un viaje de riesgo.

Uno no se puede quedar quieto mientras las injusticias campan a sus anchas porque sino nos convertimos en cómplices. La lucha es innata en todos nosotros.

Cuando nos tocan nuestra supervivencia nos ponemos en guardia para proteger nuestros intereses pero hay tantos impedimentos que llevar a cabo la búsqueda de la justicia se vuelve todo un reto.

¿Cómo denunciar cuando los precios de abogados procuradores, notarios, son desorbitantes.? Son tan costosas sus minutas que aquel que cobra menos de 1000€ no se puede permitir gastar en un abogado que defienda su caso. . ¡Qué pena! Y con ésto no pretendo cuestionar los sueldos de nadie simplemente expongo hechos. Un abogado de oficio sabemos todos que lo tiene el acusado en según qué cuestiones penales pero el que denuncia una injusticia ha de pagar su riesgo.

¡Tantas batallas perdidas antes de comenzar que se crea un vacío interior incapaz de ser llenado! Si luchas y pierdes serás un vencedor pero si no luchas ni gritas justicia serás un perdedor toda la vida. Lo penoso es que la única arma que tienen los justos es la ley y ésta no es siempre justa. Al fin y al cabo las leyes las elaboran los hombres y el hombre siempre se mueve por intereses y por subjetividad.

Bueno no quiero acabar este blog con un sabor de boca amargo, confiaremos que, presentando cara a las injusticias, el destino traerá suerte para aquellos de buena voluntad.

E. M§

Autor:

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s