Publicado en Entretenimiento

El monstruo de las rebajas.

Estamos en el mundo del postureo, de los cuerpos perfectos, de la cara perfecta y de tener una apariencia que nos haga sentir bien. Y eso no está mal, pero más allá de todo ello está la elegancia y el saber estar.

Cada vez tenemos más ropa en el armario y la mitad no nos la ponemos, entre otras cosas, porque no hay tantos días cómo vestuario tenemos. No hemos de olvidar que la industria de la moda mueve muchos puestos de trabajo pero cómo contrapunto también es una de las industrias más letales para nuestro planeta. Toda esta cuestión se apaciguaría si compráramos con lógica y con cabeza.

Compramos por comprar, en las rebajas nos volvemos locas y después nos encontramos con armarios llenos y muchas veces inútiles. Si no quieres que te pase ésto atiende a estos consejos que te doy.

  • Haz una limpieza de armario real, ésto es que saques toda tu ropa y la pongas en un montón para que visualices todo lo que tienes y seas consciente de que mucha de ella te la has puesto muy poco o no te la has puesto directamente.
  • Haz tres montones, lo que te gusta mucho, lo que no te pones apenas y por último aquello que no sabes ni por qué lo tienes.
  • Cuando hagas los montones localiza en cada montón los colores que te favorecen. (en las redes encontrarás los pasos necesarios para determinar a qué estación perteneces y cuales son tus colores )
  • Las prendas que no sean de tu estación descártalas en esta primera criba y haz lo mismo con los tres montones.
  • De lo que te quede, que será mucho menos que con lo que empezaste, escoge lo que verdaderamente te guste y con lo que te sientes espléndida, todo lo demás dónalo o véndelo.
  • Si hay algo a lo que le tienes especial cariño quédatelo, lo demás deséchalo.

A partir de aquí sólo hay que comprar con cabeza. Cuando adquieras una prenda piensa en cinco looks cómo mínimo en los que utilizarías esta prenda. Si la ropa que has comprado no puedes combinarla fácilmente entonces no merece la pena porque no le sacarás el partido necesario para considerarlo una buena inversión.

Invierte en básicos de más calidad y deja las prendas low cost para las tendencias del momento ya que aunque sólo duren dos temporadas, seguro, ya las habrás amortizado.

No me entendáis mal, me apasiona la moda y mi futuro va encaminado a ella pero no contradice mi visión para comprar con cabeza.

Autor:

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s