Publicado en Entretenimiento

Rencor

¿Qué es el rencor? ¿Nos beneficia? ¿Somos más felices vengando una ofensa? Según la definición oficial el rencor es «Sentimiento de hostilidad o gran resentimiento hacia una persona a causa de una ofensa o un daño recibido».

Muchas son las malas personas que disfrutan haciendo daño al prójimo sin siquiera tener un ápice de remordimiento por lo que todo aquel que alguna vez se ha sentido humillado en alguna ocasión siente un rencor inmediato por quien le ha hecho sentir mal. Tienen ganas de vengarse, de hacerles pagar por su ofensa pero una vez les pagan con la misma moneda comprueban que no aparece esa tranquilidad que esperaban.

El rencor es un enemigo silencioso que está ahí en cada pensamiento, en cada idea y te va calando en el alma provocando una infelicidad autoimpuesta que te corroe.

Hay un arduo trabajo interior que realizar para sacar de nuestra vida esa sensación y liberarnos, si transformamos ese rencor hacia otra persona en amor a nosotros mismos saldremos ganando.

. Quién humilla se humilla a él mismo.

. La indiferencia es el mayor castigo para los que quieren sentirse mejor a costa de hacer el mal al prójimo.

. Vivir toda una vida pensando en una venganza u odiando a alguien te quita años de vida en los que disfrutar con quienes son verdaderamente importantes.

. El rencor hace importante al que te humilla por lo que en cierta manera gana.

Muchos son los que no se quieren a ellos mismos y lo pagan con los demás, ven en otros sus propios defectos y se enfrentan porque no son capaces de corregir lo que no les gusta. Esa sensación de malestar y de impotencia desemboca en humillaciones al que creen más débil que ellos.

He aprendido a olvidar, a pasar página, a no tener rencor a nadie porque quiero vivir libre. No os voy a mentir, es un trabajo arduo en el que pasas por un sinfín de emociones hasta sentirte liberada pero cuando lo consigues la vida te sonríe.

La vida no es sentirse superior a los demás sino sentirse bien con uno mismo depurando nuestra personalidad. No hace falta ser el más fuerte ante los demás sino ser fuerte ante nosotros. Ganar una batalla con nuestro propio esfuerzo es mejor que ganar una guerra utilizando a los demás cómo escudos.

No sentir rencor no quiere decir que te dejes vapulear por el primero que venga, ni mucho menos, tendremos tal confianza en nosotros mismos que no nos dejaremos humillar. Defenderse no es rencor, contestar a una humillación no es odiar y responder de una manera civilizada no es venganza. Hay que tomarlo cómo un episodio negativo y nada más.

Hay que dejar tu postura clara y tener la suficiente autoestima cómo para no gritar ni pelear pero tampoco sentir inquina porque sino el problema grave lo tienes tú.

Demostrado está que el bien atrae el bien así cómo el mal llama al mal.

E. M§

Autor:

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s