Publicado en Entretenimiento

Engañar al subconsciente

Cada día me levanto con esa sensación de vacío que me hace entristecer. Cada día obligo a mi mente a ser feliz, cada día le digo a mi cuerpo que saque sus mejores galas que hoy va a ser diferente y así consigo por lo menos gozar de otra actitud. Pero ¿es posible manejar nuestro cerebro a nuestro libre albedrío y motivarlo? SI…..Es posible cambiar la visión que tenemos de nuestro mundo deformado y con práctica y ganas empezar a ver el mundo tal y cómo es.

Cuando estamos en esa fase de negación, de tristeza, de agobio y vemos todo negro, el vaso se nos presenta medio vacío y todo lo que observamos y oímos lo apreciamos deformado. No estamos sintiendo ni viendo la realidad del mundo que nos rodea sino que vemos un espejismo malvado que nos hace entristecer.

Nuestra mente es tan sabia y tan sibilinamente juguetona que nos pone ante la vista aquello que interiormente queremos ver y no lo que vislumbramos realmente. El problema viene cuando interiorizamos todo aquello que creemos cómo realidad y lo convertimos en estandarte de nuestra vida. Cuando creemos cómo real lo que distorsionadamente apreciamos entonces nuestra vida es negra, es taciturna y triste. Cada día en nuestro mundo gris hace que las horas sean insufribles.

Esto ha de cambiar, hemos de saber que lo que sentimos no es real, tenemos que meternos en la cabeza esta verdad cómo si fuera un teorema real. Cada día que te mires al espejo y tu imagen no te guste, piensa que lo que ves no es real, que ves lo que quieres ver porque estás en una actitud pesimista. Habla con tu yo más íntimo y ábrele los ojos para que te ayude a tocar tu realidad, para que te ayude a liberarte de prejuicios y que te haga sentir que vales tu peso en oro. Cualquier alma rota es tan valiosa cómo cualquier otra alma y nadie ni tú mismo puede hacerte ver lo contrario.

Ama tu vida, ama tu persona, ama tus valores y cuando sientas que el mundo se te cae encima piensa que si antes tu vida era maravillosa ahora también puede serlo y que depende de ti. No te niegues a pedir ayuda si la necesitas y habla contigo mismo pero habla. Cuando dices las cosas en voz alta y tus oídos las escuchan todo parece mucho menos trascendental que cuando lo piensas interiormente.

La vida puede ser peor o mejor pero es la vida y no es eterna por lo que vívela si puede ser con una sonrisa.

¡¡¡¡¡SUERTE!!!!!

E. M§

Autor:

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

3 comentarios sobre “Engañar al subconsciente

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s