Publicado en Entretenimiento

Reciprocidad.

«Trata a los demás cómo te gustaría que te tratarán a ti» . Una regla sencilla, clara y perfecta. Si todos somos conscientes de este lema ¿por qué nos resulta tan complicado aplicarlo?

Cada día vivimos episodios negativos en los que tenemos la oportunidad de tratar bien al otro y muchos son los que responden con falta de respeto y desdén, pero graciosamente piden ese respeto para ellos. Egoísmo puro y duro,

Esa falta de empatía hacia los demás es lo que provoca que el mundo esté como está y que el daño recíproco esté en cada poro de nuestra piel. No aprendemos, no escarmentamos, no reconocemos que cuando haces el mal al otro tus actos dicen mucho más de ti que del otro.

Y andamos por el mundo queriendo demostrar que somos buenos, que hacemos grandes cosas, que somos solidarios porque ayudamos en alguna O. N. G pero en el día a día el simple acto de dar las gracias a un camarero que te sirve un café es inaudito para nosotros.

El día a día nos amarga muchas veces pero nadie tiene la culpa de ello por lo que pagar con el otro tu mal humor no es la solución. Todos nosotros tenemos una idea de cómo nos gustaría ser tratados, de cómo nos gustaría que nos hablaran, pues haciendo lo mismo todo sería más simple.

La vida se nos viene dada a cuenta gotas y es mucho más corta de lo que creemos, si contáramos los minutos que a lo largo de nuestra existencia desperdiciamos en peleas, mal humor y necedades nos daríamos cuenta que estamos haciendo el tonto.

El creerse más que el otro basándose en dinero, educación, raza, orientación sexual etc es de bobos deprimentes y esa actitud sólo aclara mucho más la pequeñez del ser. Este tipo de personas tienen muchos problemas de autoestima y si viéramos su privacidad por un agujerito nos quedaríamos sorprendidos de lo insignificantes que se creen. Piensa en eso cuando no te atrevas a increpar al que te desvalora.

Si a ti te duele cuando te clavan un clavo en la piel piensa que al otro le duele de igual manera por lo tanto vivamos respetándonos los unos a los otros para que ésta humanidad no desaparezca de la faz de la tierra.

E. M§

Autor:

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s