Publicado en Entretenimiento

La ansiedad.

Cuando la ansiedad se apodera de tu vida todo lo que haces para superarla es agotador. «La ansiedad es un sentimiento de miedo, temor e inquietud. Puede hacer que sude, se sienta inquieto y tenso, y tener palpitaciones. Puede ser una reacción normal al estrés»

Este sentimiento que se presenta en tu día a día sin haberlo llamado a tu vida se convierte en compañero de viaje sin siquiera haberlo invitado. Eres incapaz de tomar las riendas de tu vida y todos los esfuerzos por aplacarlo son insuficientes. La ansiedad se presenta de muchas maneras pero quizás uno de los síntomas más dolosos es el apetito descomunal que se te presenta.

Sabes que lo que estás comiendo te destruye porque destruye tu autoestima pero eres íncapaz de parar. Te autocastigas por algo que no sabes y comes porque de alguna manera es un modo de castigo que te autoimpones. Estás descontenta con tu cuerpo pero a la vez inevitablemente sientes la necesidad de engullir sin control.

Cuando acabas de comer la culpa te inunda y el sentimiento de decepción no te deja respirar. Nunca has entendido este sentimiento pero ahora éste es parte de tu día a día. Tienes ante ti una carrera de fondo con muchos obstáculos que en ocasiones te paralizan y te hacen rendirte ante tu objetivo.

Puedes pasar en un par de días de pesar 50 kg a 58kg sin siquiera darte cuenta. Después piensas cómo bajar de peso pero la ansiedad no te deja poner un tope y sigues y sigues comiendo. Lo más inconsistente es que no tienes hambre, sólo comes para castigar a tu cuerpo porque así lo sientes.

Intentas pedir ayuda porque este sentimiento se te escapa de las manos pero aún así tienes ante ti una montaña que escalar sin siquiera tener zapatos.

Los sentimientos son contradictorios y ésto te atormenta porque quieres volver a tu peso. Sabes que no estás gorda pero sí para lo que estás acostumbrada y te enrabietas porque puede más la ansiedad que las ganas de bajar de peso.

Es un camino lento y duro, pero la buena noticia es que se puede solucionar con ayuda y tiempo. Tener objetivos es una muy buena manera de mantenerte en el camino correcto y aunque sabes que es un objetivo lejano también tienes la certeza de que lo conseguirás. Lo más efectivo es no pensar en cómo estarás dentro de un mes sino ir superando la ansiedad cada día. Será mucho más efectivo y más sencillo para ti.

Los pensamientos en tu cabeza no son claros y se confunden en tu mente impidiéndote tomar el control de tu vida.

«El temor agudiza los sentidos, la ansiedad los paraliza»

Kurt Goldstein

Totalmente cierto, la ansiedad te deja ínmovil ante cualquier sentimiento de superación, te deja sin armas para luchar y te sientes perdida. De ahí que sea crucial pedir ayuda para poder liberarte de este infierno de la mano de algún profesional que te ayude a enderezar tu vida.

«La ansiedad es un arroyito de temor que corre por la mente, si se le alimenta se puede convertir en un torrente que arrastrará todos nuestros pensamientos».

Un día que llegas a tu objetivo te sientes vencedora y eso te motiva para seguir sin mirar atrás. Sabes que hay que tener paciencia e ir despacio porque sino será fácil retroceder y perder todo lo ganado.

La escritura te ayuda a descargar el peso que llevas y te ayuda a enfocarte mucho más en aquello por lo que has de luchar. Muchas veces has pensado no publicar pero luego has recapacitado y has optado por hacerlo ya que cuando escribes te liberas.

E. M§

Autor:

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s