Publicado en Entretenimiento

La actitud lo es todo

Todo lo que nos pasa en la vida depende de nuestra actitud. La actitud con la que nos enfrentamos a los avatares de la vida es lo que guiará nuestra existencia.

En nuestra hoja de ruta hay predeterminados momentos buenos y malos y la manera de responder ante ellos determinará nuestra manera de ser. Hay personas que ante cualquier contratiempo se hunden y les cuesta asimilarlo convirtiéndose en personas pesimistas que ven el vaso medio vacío, y ésto, no nos engañemos, hace que las personas sean taciturnas y tristes ya por naturaleza.

Otros cuando las cosas no les salen a la primera se desinflan y se rinden porque no tienen ese afán de lucha y se convierten en depresivas ya que tienen la conciencia de que no son nada en la vida. La actitud lo es todo.

Otros son aquellos optimistas por naturaleza y emprendedores de nacimiento, cualquier contratiempo lo asimilan cómo aprendizajes de la vida y son los que no se rinden. Si les pasan alguna circunstancia inevitable se toman su tiempo para llorar, pensar, resurgir y luego renacen con más fuerza.

El dilema es de qué clase de persona somos nosotros y cómo podemos pasar de ver todo negativo a verlo en positivo. Yo creo que una de las razones es que no estamos bien con nosotros mismos y no somos conscientes de nuestra valía. Cuando somos sinceros, bondadosos, empáticos y nos amamos a nosotros mismos entonces somos positivos y todo es más facil. Esta última manera de pensar tendría que ser nuestra meta.

Yo antes era negativa por naturaleza, quizás por mi educación o quizás porque nací así, pero a lo largo de los años y a lo largo de mi experiencia he logrado cambiar de bando y ver las cosas con otra perspectiva. Ahora no me inquietan las circunstancias, ahora cualquier problema lo asimilo e intento darle una solución y si no la encuentro o no la hay intento pedir ayuda y tomármelo como ley de vida. No suelo pensar en negativo y me doy mi espacio y mi momento de reflexionar. Vivo la vida más lenta, más introspectivamente, más real, en fin, me doy mi tiempo que es lo que necesitamos muchas veces.

Por eso vemos a personas con caras insípidas y de pocos amigos a primera hora de la mañana, porque sus actitudes son negativas.

La actitud se puede trabajar a base de autoconocerse, a base de luchar, a base de pedir ayuda, a base de leer sobre vida interior y aunque sea una vez en la vida ir a por todas. Piensa que la negación no es la mejor opción, vivir con optimismo real es una buena filosofía de de vida.

Aprende a concienciarte que a todas las personas les pasan cosas malas pero a lo mejor lo que tu ves es su manera de tomárselo y ten por seguro que nadie absolutamente nadie vive feliz todo el tiempo pero la actitud que demuestran es lo que los diferencia.

Vive la vida cada día con una actitud positiva y comprobarás que te empezarán a acontecer cosas buenas.

E. M§

Autor:

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s