Publicado en Entretenimiento

Y todo sigue…

Aún tengo mi tez sin rostro, aún mi expresión está ausente, aún mis labios no dicen palabras ni mi nariz huele el dulce aroma de la vida. Mis rasgos no dicen nada aunque mi cerebro tiene mucho que expresar. Parece que todo lo que tengo en mi cabeza está ahí arraigado y encerrado porque no tienen sitio por donde salir.

El mundo sigue y los sentidos se disipan, intento buscar mi tacto y mi vista pero no encuentro nada. Mis vivencias son escasas, mi ilusión ausente y mi indecisión eterna.

Crearé un nuevo rostro para volver a sentir, dibujaré sonrisas, acariciaré una flor y veré el mundo con un color vibrante. Esa cara sin rostro ya no existirá jamás y todo volverá a su sitio, todo encajará otra vez como antaño.

Muchos corazones rotos y encerrados en jaulas de oro que hacen sentirnos seguros pero acorralados. No quiero pertenecer a nadie, no quiero estar supeditada a la misma corriente de superficialidad que arrastra a todos en la misma dirección. Quiero ser yo sin tapujos.

Nos han acostumbrado a conformarnos con poco, a vivir como se puede, a reír llorando por dentro y a llorar por lo que no conseguimos, pero a pesar de todos los contratiempos nos levantamos y seguimos. Eso es lo verdaderamente asombroso, no rendirse jamás.

E. M§

Autor:

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s