Publicado en Entretenimiento

Aunque no la veas existe…

Busqué y busqué y no la escontré. Me infiltré entre la gente pero estaban carente de ella. Todos los días encontrarla era una de mis prioridades.

Anduve por el campo hasta llegar a un pequeño pueblo con la ilusión de que allí la encontraría, pero mi decepción fue tal que me sentí fracasada porque tampoco allí se aposentaba.

No me resistí y seguí indagando por pueblos y ciudades, recorrí todo el mundo y fue inútil. Ya cansada de investigar decidí volver a casa con una sensación de derrota que me partió el alma. Pensé que al mundo le faltaba poco para su autodestrucción. Me dio congoja saber toda las almas que se destruirían y lloré por ello.

Un día caminando por un parque ví a una madre empujando su carrito con un bebé de tres ó cuatro semanas. Entonces lo ví claro, ese bebé era puro, no estaba corrompido por las maldades del mundo pero a medida que creciera se le inculcarían ideas buenas o malas y formaría parte de todo este enjambre humano que estaba ya corrompido.

Otro día caminando sin rumbo fijo vi a un pobre hombre sentado en el suelo y con poca ropa de abrigo, se le acercó un señor vistiendo un abrigo nuevo y quitándoselo allí mismo se lo ofreció al vagabundo. Y allí por fin descubrí lo que tanto buscaba LA CARIDAD.

Buscaba esa virtud que si todos los humanos poseyéramos el universo estaría salvado.

La empatía, la generosidad, la caridad, la justicia o la igualdad es lo que la humanidad necesita para sobrevivir.

Me fuí a casa con otro pensamiento más positivo. Dejé ya de buscar y me concentré en ofrecer mucho más de mí a los demás. He comprendido que sin voluntad no se resolverán los problemas.

Mi pensamiento ha escapado y ha ascendido fuera de mí para observar desde la distancia lo cerca que está el mundo de perder la lucidez y me convencí plenamente de que la solución está en cada uno de nosotros.

E. M§

#seguirluchando #somospoderosos

Autor:

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s