VENCER A LAS TENTACIONES #ganoalastentaciones ☆☆☆☆☆

Combatir las tentaciones es ganar la guerra. No pasa nada por darte un capricho “faltaría más” pero dañar a tu cuerpo para sentirte mejor, no es ninguna solución.

Si quieres puedes. ¿Cómo podemos vencer las tentaciones que nos llevan a donde no queremos estar?

Las tentaciones, esas que aparecen ante nosotros susurrándonos cada cierto tiempo pensamientos negativos y nos empujan a realizar acciones que sabemos de antemano que nos van a desviar de nuestro objetivo.

Es díficil luchar contra ellas porque nos llegan en momentos de moral baja y cuando peor estamos, nos llegan cómo salvavidas rotos a rescatarnos.

Cómo todo lo que trae resultados positivos, luchar contra las adicciones es díficil, pero las puedes vencer cuando no dejas de mirar hacia ese objetivo ansiado.

Cuando recibimos un desengaño, cuando hemos tenido una mala experiencia, cuando hemos perdido a un ser querido, nuestro organismo se refugia en hábitos generalmente nocivos porque nuestro cerebro nos manda señales equívocas. Nuestra psique nos convence de necesitar más azúcar, más alimentos basura para acallar ese dolor. Queremos algo que nos haga olvidar por un momento esa pena que sentimos.

En ese instante, te sientes bien porque te da igual todo, pero luego viene la segunda parte, aquella en la que sigues sintiendo el mismo dolor y además sientes culpa por haberle hecho eso a tu cuerpo perjudicándote tú.

Tentaciones malas que aparecen ante ti cómo tus salvadoras, pero que en el fondo sabes que son brujas mentirosas que sólo quieren dañar tu alma.

No las dejes vencer, piensa en tu meta, pon un papel en el sitio más visible de tu casa y escribe en letras enormes tus sueños, tus metas, tus anhelos y tacha lo que ha salido mal, comprobarás que al lado hay otros sueños que siguen ahí y que te quedan por conseguir. Cómo hemos dicho otras veces, es posible que el éxito esté en el camino y no en el objetivo final.

Cuando tengas ganas de castigar a tu cuerpo, comiendo mucho, o no comiendo, volviendo a fumar, o cualquier otra adicción perjudicial para ti, recuerda que esas tentaciones pueden ser controladas y vencidas.

Es fácil caer y muy díficil levantarse. Procura controlarlas buscando estrategias de combate. Tú te conoces muy bien y sabes qué tentaciones te van a aparecer en situaciones extremas, por lo que te has de adelantar a ellas y protegerte de antemano haciéndote un fuerte para cuando aparezcan.

Es fácil dejar a tu cuerpo sólo y sin protección.

Las tentaciones están ahí para vencerlas y para hacernos ver lo fuerte que somos a veces. Esas tentaciones vienen disfrazadas de cualquier cosa.

Cuando pasa algo en tu vida que te destroza, es probable que “se te cierre el estómago” y dejes de ingerir, porque has experimentado tal dolor que el comer no es una prioridad. No tengo ganas pues no como.

Pero ahí tienes tu hoja de papel con letras gigantes que te recuerdan los objetivos que tienes, las siguientes salidas que te esperan y haz caso a ese pálpito que te aconseja bien, que te dice con cariño que dejar de comer no es una solución, al contrario es un problema.

Así pues, vencer esas tentaciones que son nocivas para nosotros ha de ser un punto importante en nuestra hoja de ruta para llevar una vida plena y tal cómo la queremos vivir.

Hadas malas que te tocan con su barita mágica y te convierten en personas adictivas, en personas sin personalidad, sin sueños. Ellas utilizan todos los medios para salirse con la suya.

Mentirte a ti mismo tampoco te ayuda, es sólo una excusa para seguir con lo que quieres y que sabes que te hace mal. Culpas a otros de tus malos hábitos y eso a la larga te hace sentir mal.

Si por tí mismo no puedes superar tus tentaciones, busca ayuda para que no derive en algo nocivo e irrecuperable.

Hemos de vencer nosotros……

Mitomanía…..?

Nunca me subestimes cuando me veas en silencio. Sé más de lo que digo, pienso más de lo que hablo, y observo más de lo que te imaginas.

A lo largo de mi vida me he encontrado con personas cuyo medio de vida ha sido la mentira y no la mentira esporádica para eludir alguna consecuencia, sino la mentira compulsiva. A algunos de ellos los he apreciado de verdad, siendo una gran frustración descubrir todo lo enrevesado de sus historias.

No me voy a explayar en la mitomanía cómo trastorno de la personalidad porque no soy entendida en el tema, pero sí mi experiencia y cómo he desarrollado un sentido muy agudo a detectar irregularidades.

Cuando he conocido a alguien, ya sea amigos, parejas e incluso a familiares, siempre he sentido una sensación rara de escalofrío y tristeza, que por mi desconocimiento, ignoraba.

Partiendo de la base de que todos hemos mentido alguna vez para excusarnos de algo y evitar un posible castigo, cuando hablo del mentiroso compulsivo o mitómano, me refiero al que hace de la mentira su vida.

Te conocen, te encandilan, te dicen aquello que quieres oír aunque lo que piensen realmente sea todo lo contrario de lo que afirman. Estas personas quieren presentarse ante ti, triunfadoras, especiales y la mentira se convierte en su arma diaria.

Cuando conocí a una persona de este tipo, en el primer momento no, pero cuando llevaba tres o cuatro citas ya presentía esa sensación de desasosiego y escalofrío, que entonces, no supe interpretar.

A medida que la relación se iba afianzando era más consciente que algo fallaba, que había algo en mí que me alertaba pero que por una razón u otra acallaba y dejaba pasar.

Las mentiras se van entrelazando unas con otras y lo que que es más curioso, mienten en reuniones con amigos en común, y es entonces cuando te das cuenta que algo falla, que lo que les está narrando al resto, es una realidad deformada…

También me he encontrado amigos que me contaban una historia a mi y al otro otra historia diferente. En reuniones conjuntas en la que esa persona volvía a relatar su aventura, volvía a dar otra versión quedàndonos asombrados los que ya sabíamos de ese acontecimiento.

Cuando éstos mitómanos son descubiertos, porque muchas veces sus historias no se mantienen, lo niegan y vuelven a mentir para evadir lo que se pueda pensar de ellos.

No les importa hacer daño a quien sea si con ello consiguen sus objetivos. Se les intenta ayudar pero niegan su adicción cómo cualquier otro adicto. A la larga sus allegados se van alejando por no poder convivir con ellos. Aún así ellos se recomponen y siguen actuando de la misma manera pero centrando su foco en otras personas.

Con los años y el tiempo, ahora no ignoro las señales y estoy atenta para no sufrir por estas personas. Aunque es una adicción, no son ajenos al daño que provocan, pero les da igual si con ello consiguen la admiración del resto.

En el fondo son personas inseguras de si mismas, súper calculadoras que van entrañando una red de mentiras en torno a ellos y que cuando hay alguna verdad entre medias es imposible de creer.

Nuestra mente sabe captar esas anomalías y nos lo transmite de muchas maneras, ya depende de nosotros ponernos a la defensiva para no ser dañados más de lo que se dañan a sí mismos.

“El mentiroso cuando se ve descubierto se enfada o se hace la víctima”

Un sabio dijo……

HOY VA POR TI……..

“Tal vez la gratitud no sea la virtud más importante, pero sí es la madre de todas las demás”.— Marco Tulio Cicerón

Hoy quiero amanecer contigo, agarrarme a tu mano y no dejarte escapar.

Hoy las flores desprenden más aroma que el habitual porque estas tú y contigo vivo en continua sorpresa.

Hoy quiero alabar tu tesón, tu constancia, tu bondad, tu empatía, tus palabras de ánimo cuando toco fondo.

Muchas veces nos quejamos pero muy pocas damos las gracias y hoy no quiero ser una desagradecida porque me has reconfortado, has llorado conmigo y te has reído también.

En los senderos de la vida la única meta segura es la muerte, pero contigo a mi lado ese camino es más llevadero. Esa meta que alcanzaremos cuando nos toque, será el nuevo comienzo de nuestras almas a otra dimensión.

A lo mejor no hay nada más allá y todo acaba cuando perecemos, pero en cualquier caso pensar en un mundo después de la muerte nos hace mitigar ese miedo.

Los males que invaden la tierra es el castigo del cosmos por todas las atrocidades que ha ocasionado el hombre. Pero tú me haces olvidar…….

Es posible olvidar una cara? Es posible olvidar una caricia?

No se olvida lo que tienes grabado en la mente, no desaparece el amor recibido, la compasiôn, no se disipa la energía positiva que siento a tu lado.

Hoy mi blog va por ti, que te has alejado cuando te lo pedía sin ninguna queja ni explicación. Me has dado mi espacio a costa de no tener el tuyo y todo eso porque eres un corazôn que anda, que ayuda y reconforta.

Eres un alma buena que ayuda sin mirar a quien, un alma que ha aguantado escarnios de otros que envidian tu ser….. pero tú siempre con una sonrisa en la cara.

Todo esto va por ti, mi querida hermana y amiga,……..

HAS CONSEGUIDO EL ÉXITO?

Es díficil conseguir el éxito? Por otro lado, ¿qué es el éxito?

La palabra éxito viene del latin «exĭtus» (salida) y se define según la RAE con 3 acepciones:

1. m. Resultado feliz de un negocio, actuación, etc.

2. m. Buena aceptación que tiene alguien o algo.

3. m. p. us. Fin o terminación de un negocio o asunto.

Partiendo de ésto, diríamos que el éxito es aquello que empiezas con ilusiôn y cuyo resultado es tal cómo lo habías esperado.

¿Qué pasa cuando eso mismo que empiezas acaba negativamente? La respuesta más normal sería que has fracasado en ese emprendimiento, pero aquí es donde la definición cambia según la persona y lo que ésta comprenda por triunfo.

Triunfar en la vida no depende de aquello que consigues sino de todo lo que te hace féliz. Considero que aspirar a ser féliz es conseguir el éxito. Todo lo demás es decoración.

La decoración hace más bello lo que es bonito de por sí o embellece algo que puede ser grotesco, de esta manera si en tu vida logras estar con quien te quiere, haces lo que te gusta, actúas bajo tus principios, ya estás consiguiendo tu victoria, todo lo que consigas demás es la decoración de tu vida.

He escuchado podcast sobre crecimiento personal que me han abierto un poco los ojos a ciertos aspectos de mi mente, antes desapercibidos. Nos engañan desde la más tierna infancia aleccionándonos que tener un título universitario es un logro aunque luego tengamos que trabajar en un restaurante de comida rápida, nos inculcan que llegar a tener buenos trabajos y muy bien remunerados es una victoria aunque eso suponga trabajar 16 horas al día. Todo ésto no se ajusta a la realidad y no es lo esencial. El que es féliz estudiando una carrera tendrá el mismo éxito que el que decide trabajar en una zapatería. No nos inculcan, o por lo menos en mi época, no nos enseñaban a disfrutar de lo que te hace féliz, a luchar por tus sueños, que es mejor ganar menos dinero pero hacer lo que te gusta, que es más enriquecedor no tener un gran cargo en la empresa porque no quieres responsabilidades y ansías disfrutar de tu tiempo libre, que para encontrar el amor no es necesario ser perfecto sino ser tú mismo.

En una reunión de alumnos, el que es médico menosprecia al que trabaja en una fábrica, pero ¿quién de los dos es más exitoso? El médico está divorciado y a causa de las guardias ni habla con sus hijos y el que trabaja en una cadena de montaje tiene un horario preestablecido y ha formado una familia maravillosa con la que pasa gran parte de su tiempo. Si me preguntaran a quién de los dos querría parecerme, sin duda elegiría al segundo.

Y es que el éxito es amplio, se mimetiza y adapta a cada situación y a cualquier persona. De ahí que yo siempre diga una frase que me encanta: “Nadie está en los zapatos de nadie”.

Aquella señora que va a limpiar a una casa puede ser más exitosa que su jefa.

El conformismo no es una cualidad, según mi punto de vista, porque si te conformas no creces, pero la adaptación a las circunstancias y sacar de ellas el mejor partido, eso sí que es un éxito.

¡Qué fàcil es sacar una familia adelante cuando tienes el poder adquisitivo para ello! Pero esos padres que tienen escasos ingresos y con esfuerzo llegan a saciar todas las necesidades, eso sí es una victoria.

¡Qué fácil es estar al frente de una empresa que va bien y dispone de capital para emprender nuevas acciones! Pero estar en una empresa y luchar casi desde cero para que todo vaya coordinado cómo el engranaje de una máquina, eso sí es un gran logro.

Sólo eres victorioso cuando consigues ser féliz, tener el alma tranquila, no juzgar, no imponer, dejarte amar y amar, eso es el éxito.

¡Qué mala es la envidia!

La envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento. (Jackson Brown)

“Todo depende del cristal con que se mire”  

“La verdad siempre tiene tres versiones, la de una parte, la de la otra y la verdad real de lo acontecido”.  

“El tiempo es relativo en cada persona, para un corredor una décima de segundo equivale a medalla de oro o medalla de bronce y para una persona con enfermedad incurable un año es un segundo”.

Todas estas frases que habremos oído y leído en infinidad de ocasiones, me hicieron pensar en una conversación que oí.

Una señora se quejaba a otra porque en su trabajo no la habían ascendido a otro puesto que suponía más sueldo, a lo que la otra señora le contestó que ella sólo hacía faenas en dos casas y ni le pagaban los viajes, esta última se lamentaba y le decía que ojalá ella cobrara lo que ella ganaba o incluso la mitad..

¡Cuánta razón tenían ambas! y constató que cada persona es una vida y cada vida es única. Quien tiene el único derecho a juzgar la vida, es la persona que la vive, nadie más.

Estamos tan acostumbrados a opinar, juzgar y sentenciar a los demás, sin saber lo que acontece en sus vidas que nos convertimos en seres despreciables.

Es vergonzoso cómo ciertas personas son capaces de comentar en las redes verdaderas barbaridades de los demás. Hablan con tanta ligereza del otro que me hacen sentir vergüenza ajena.

Cada persona encierra temores, sueños, metas que los demás no conocen, así pues no juzgues nada de nadie. Si agarras esta postura con fuerza vivirás más féliz y harás más féliz al resto.

¡Cuán poderosa es la envidia! que nos corroe y que rumia ideas malignas hacia los demás. Envidia perversa que saca lo peor de nosotros y nos frustra a la vez que nos convierte en seres humanos horribles.

Son muchas las maldades huidas de la Caja de Pandota pero quizás, la envidia, sea la más horrible de todas.

La envidia puede provocar que alguien vocifere un falso testimonio de otra persona y le destroce la vida, la envidia puede atraer violencia, puede atraer burlas y desprecios sin medida hacia el que crees que es tu enemigo.

Por envidia se han cometido las mayores atrocidades de la historia. La envidia se esconde en aquellas personas malvadas y manipuladoras con el peligro que supone.

La envidia se disfraza, se esconde y está alerta para saltar a devorar cuando menos lo esperamos y cuando más vulnerables somos.

Alguién que critica y habla mal de los demás sin duda hablará mal de ti. Ésta persona no es sana, no es buena, está vacía, porque alguien lleno de bondad no necesita vilipendiar a nadie para sobresalir.

Echa de tu vida a toda persona envidiosa, a toda persona chafardera, a aquellos que subestiman al resto, a aquellos que se creen más que los demás.

                                                    

  1. .Sentimiento de tristeza o enojo que experimenta la persona que no tiene o desearía tener para sí sola algo que otra posee.”cuando lo vio en la tele se moría de envidia”
  2. 2.Deseo de hacer o tener lo que otra persona tiene.”¡qué envidia, ya te vas de vacaciones!”

Estas son dos acepciones y significados de la palabra “envidia” de la R. A. E.

Si has de tener envidia que sea sana, de esa que te hace admirar las cualidades del otro y te ayuda a ser mejor, a la vez que te motiva a llegar donde quieres.

#quémalaeslaenvidia

SI LOS VESTIDORES HABLARAN…..

Todo lo que es moda pasa de moda, el estilo jamás.” 

Cocó Chanel

_Oye, no me roces tanto, recuerda que soy un Chanel_dijo el icónico bolso negro de Chanel.

El vestidor está revuelto porque la sra ha ido de compras y ya no cabe ni un alfiler.

_Miedo me da a quién de nosotros retirará la caprichosa, a mi me compró la semana pasada, quiero un Louis Vuitton, sí sí lo quiero decía, y soy el séptimo bolso de Louis Vuitton. Seguro que cuando traiga lo nuevo nos tira a la basura._

_Tranquilo pequeño que tú no serás el relegado, seguro que seré yo. Yo, la chaqueta más famosa de Chanel, me llamaban Little Black Jackcet, llevo años y años sin ser usada. Si no recuerdo mal disfruté de comidas y cenas glamurosas un par de veces, lo que duró la novedad y luego aquí día tras día, esperando ser la elegida para mostrarme al mundo_.

_¡Cómo me gustaría ser el protagonista de un vestidor! Seguro que la dueña me llevaría en las ocasiones especiales y sería el más querido!_dijeron un par de zapatos de color rojo de la marca de Carolina Herrera.

_Es que no soporto a esta señora, siempre va con aires de grandeza y haciéndonos fotos con ese chisme que lleva siempre pegado a la oreja. Y tengo ésto, me compré lo otro, yo creo que está loca porque le habla a esa cosa y no para de ponerlo delante de nosotros. No aprecia nada, sólo comprar y comprar, ¡con lo dulcemente que nos trataban allí donde fuimos creados!_

_No seas quisquillosa gafita guapa, a ti por ser de Dolce Gabbana te pasea bastante a menudo. _

Empezaron todos a hablar a la vez formando una algarabía, de pronto se escuchó_¡SILENCIOOOOO!_ y todos se callaron al unísono.

Quién gritó era el más viejo del vestidor, un abrigo de Dior que en otro tiempo brilló con luz propia. Fué el primer abrigo que la sra compró y al que apreciaba porque lo adquirió con mucho esfuerzo. Ahorró dinero y lo compró cuando trabajaba para la tan exclusiva tienda de Dior. A los empleados por entonces, les dejaban adquirir piezas de otras temporadas con un buen descuento. La sra se enamoró del abrigo color negro, confeccionado con paño del más exquisito hilo. Cada día lo miraba dentro del pequeño armario de entonces, lo miraba y remiraba. Pero ahora después de todos estos años en los que ha comprado sin parar, ya no disfruta de nada. Prenda que adquiere, prenda que es colocada por la asistenta en el vestidor y lo deja ahí sin siquiera apreciarlo.

Y es que menos es más. ¡Tenemos tanta ropa! que muchas veces, compramos por comprar. No damos importancia a las prendas porque antes de vestirlas ya estamos comprando otras.

La moda es un arte que se ha de disfrutar con cada una de las prendas que escojamos. Cada pequeño atuendo ha de ser importante, pero si no paramos de comprar, no disfrutamos de las prendas. No hay que dar rienda suelta a la compra compulsiva.

Demos importancia a la moda adquiriendo prendas que de verdad necesitemos o con las que tengamos una atracción de verdad. Comprar sin más, lo único que ocasiona es que tengamos los armarios llenos y aún así, no sabemos que ponernos. Cuando las cosas se tienen con facilidad pierden su valor y su novedad…

Me encanta el mundo de la moda y por eso la defiendo a ultranza, pero la moda no es ropa y ropa. La moda es comprar con cabeza aquello que necesitas pero eligiendo con gusto cada pieza.

En mi caso cuando elijo una camiseta, tengo otras muchas que apenas me he puesto. ¿Para qué tener esos vestidores llenos, esos armarios a rebosar si cuando has de elegir algo, no ves lo que tienes por la aglomeración de prendas?

En fin, otro de mis pensamientos locos…

LA RISA, UNA CURA MILAGROSA ☆☆☆☆☆

Cuando la risa sincera se escapa por tu boca, es tu alma sacando fuera de ti todo lo negativo, así que ríe, ríe aunque no tengas razón para ello, porque quedarás en paz. (E. M)

 “Me reiré de mí mismo, porque el hombre es lo más cómico cuando se toma demasiado en serio.”

Og Mandino

Un terapeuta te dirá que incorpores la risa a tu vida, que al menos has de reír tres veces al día para llevar una vida más sana.

Pero reir es díficil algunas veces, tú lo sabes porque hace mucho que no dibujas una sonrisa plena, una carcajada abierta y sincera, hace mucho que sólo sonríes de puertas para afuera porque no quieres que nadie sepa tu dolor.

Un día leíste que las personas que sonríen mucho, a veces, son aquellas que esconden un gran dolor.

Ríete, pero ríete con alegria, no raciones las porciones de carcajadas y si no tienes nada por lo que reir, ríe igualmente porque acabarás alejando de tí todos los problemas.

Las terapias a base de risas, la risoterapia, dan muy buenos resultados, según explican los expertos, y aunque por sí solas no curan sí que son un factor a tener en cuenta para la sanación de cualquier enfermedad. La risa te rejuvenece, disminuye el porcentaje de enfermedades de corazón, previene el insomnio y mejora mucho el aspecto de la piel, ¡vamos que merece la pena reír y no llorar!

Risas inesperadas, risas prohibidas, risas allí donde no es apropiado reírse pero que te dejan en evidencia porque no puedes parar, así es la vida te ríes cuando no debes. Cuando más sabes que no puedes reír porque la ocasión no lo amerita, más ganas tienes.

Ahora te estoy imaginando recordando algún pasaje de tu vida en la que te entró esa carcajada incontrolable que te sacó los colores. Y yo que te estoy imaginando, me estoy riendo también.

Risoterapia, algo que hay que aprender cómo casi todo lo que merece la pena. Intenta adoptar esta terapia cuando todo lo tengas en contra, cuando creas que todo se acaba, cuando no veas salida, porque en esos momentos la risa será tu aliada.

 “…Y en su sonrisa mil secretos descubrí, entonces en misterios de repente me perdí.”

Roberto& Erasmo Carlos

Ensaya delante de un espejo para que tu risa brote con facilidad…

Ya vendrán los lloros cuando toquen, de momento ríe, ríe…

La risa es lo que tu alma utiliza para arrastrar hacia el exterior lo negativo, lo feo, lo podrido, así que no controles la risa, porque reír es sanar.

EL PODER DE VOLVER ATRÁS.

No te hagas ilusiones, volver atrás no sirve de nada, lo que está escrito en tu hoja de ruta permanecerá ahí, hagas lo que hagas.

Si tuvieras un gran poder, sería el de retroceder al pasado y cambiar cosas?

Este tema me vino a la cabeza tras oír un podcast que trataba de errores pasados y cómo acabar con los recuerdos de esos momentos vividos.

Estuve ensimismada en mis pensamientos imaginando qué pasaría si volviera al ayer, si sabiendo errores cometidos ya no los repetiría de nuevo. Le di muchas vueltas a la cabeza recordando cada uno de esos momentos más negativos y autoconvenciéndome de que no los volvería a cometer.

Me fuí imaginando otras respuestas a esas situaciones y a la vez que me decía ya no volvería a….. ya no aguantaría que…… iba recreando en mi mente otras respuestas distintas. Pero también me venía a la cabeza que igual que en un dominó, actuar de otra manera cambiarían a su vez situaciones bonitas y entrañables que viví.

Una persona no es bella por el marco de su cuerpo, sino por la arquitectura de su alma.

Frase extraída de Pinterest.

Y es que soy de las que cree que todo en nuestras vidas está ya pactado, está ya escrito. No sé quién escribe nuestras vidas pero estoy firmemente segura de que lo que nos pasará ya está elegido.

De ahí que veamos a gente buena que le pasan cosas malas y viceversa. Porque por la ley de la vida quien hace el mal tendría que estar rodeado de situaciones negativas y aquellos que son buena gente tendrían que gozar de cosas buenas. Ésto no es así. Vemos a nuestro alrededor, cómo gente tóxica y cruel vive y goza de cosas buenas y parecen contentos.

De ahí que crea que no se puede hacer nada para cambiar los acontecimientos. Aquel que es bueno, positivo y bondadoso será así siempre y será féliz, pero si en su hoja de ruta le ha sido asignada una desgracia la sufrirá cambie lo que cambie del pasado.

Aquí lo que no me queda claro es si las personas negras de corazón pueden llegar a ser felices o su propio halo negro lo impide. … Quiero pensar que este tipo de personas, que se divierten haciendo daño a los demás, no son felices aunque parezcan contentas, porque recordemos que no es lo mismo estar contento que ser féliz.

Estar contento es el resultado de algo muy puntual que vives, pero ser féliz es un estado continuo que está directa y proporcionalmente ligado, a que tu alma esté desprovista de odio, rencor, malas artes o egoísmo. Esas personas felices lo serán aunque tengan pocas cosas materiales, aunque estén sólos en momentos determinados de sus vidas, pero desgraciadamente si en sus libros hay algo negativo dibujado, acontecerá irremediablente.

Ésto lo que pone de manifiesto más categóricamente si cabe, es que hay que actuar como te lo pida el cuerpo en cada ocasión y decir “no” cuando lo consideres. Si vives la vida cómo quieres, cómo te guste a ti, disfrutarás. Además si te equivocas lo harás habiendo elegido tú.

No hay mayor impotencia que saber que has pasado malos momentos haciéndo caso de otros, que has fracasado por actuar cómo a otros les gustaba, que has sido ínfeliz, aceptando las exigencias del otro , que has sufrido por no haberte dado la importancia que mereces. Todo ésto es lo que muchas veces no nos deja avanzar. Sentir que por tu propia culpa has vivido malos momentos cuando al alcance de tu mano tenías otra salida. Esta impotencia y mal llamada culpa es lo que nos hace desear tener el poder de volver atrás.

Pero cómo errar es de humanos y reconocerlo de sabios, hay que mirar hacia delante y vivir la vida tal y cómo te haga féliz a ti.

No existen superpoderes, el único poder que sana a enfermos, reconforta a los afligidos, contenta a los tristes, anima a los que están sólos, es EL AMOR. Amor a los demás, a los que tienes cerca y a los que no, a los que conoces y a los que no tanto, a los que te hacen daño y a los que te quieren.

Prohibido volver atrás. El pasado no se borra, ni se edita ni se cambia. Sólo se acepta y se supera.

Dtnrelaciones. Pinterest

Pagar con la misma moneda, la mayoría de la veces, no aporta ninguna solución, pero hacer una buena jugada cuando alguien te ha dado cartas malas a conciencia, deja al otro confuso y con la guardia baja… Es ahí tu victoria.

Cada uno da al otro lo que tiene, porque si careces de algo no lo puedes dar ni regalar.. Por eso quien tiene amor regala amor y quien tiene odio regala odio. Hay que saber diferenciar a estas malas personas para sacarlas cuanto antes de tus vidas.

VIVIR SIN ALMA….

Si eres bueno te creen tonto, si eres bondadoso te creen bobo, si eres justo se aprovechan de tí, si eres empático te toman el pelo. ¿Qué hacer entonces para acertar?

Muy sencillo, hacer lo que quieras y consideres en cada momento. Eso sí, sin dañar a nadie y sobre todo al primero que no has de dañar es a tí mismo.

Siempre están los que van de listos, pensando que se aprovechan de tí pero desconocen que ya no eres la misma persona. Tu visión ha cambiado, tus prioridades son distintas y ahora estás tan fuerte para defender lo tuyo que lo harás con uñas y dientes. La justicia es para todos, si tu eres justo con otra persona, ésta lo ha de ser contigo. No vas a permitir que alguien sea injusto contigo.

Las personas débiles no son aquellas que hacen el bien, son aquellas que para tapar sus inseguridades, hacen lo que mejor saben hacer, el mal, el desprecio, el autocontrol, el engaño..

Muchas veces pienso qué gana este tipo de gente haciendo el mal. Y por mucho que lo pienso no sé que les aporta. Sé que la maldad no cura, la maldad sólo quiere más maldad, así cómo la ignorancia atrae a ignorantes.. Y cuando hablo de ignorantes no lo hago en el sentido cultural. Hay muchas personas sin apenas estudios que son verdaderos sabios, así cómo hay letrados que se convierten en ignorantes por la actitud con la que van por la vida.

Cuando hablo de ignorancia lo hago pensando en aquellos que se creen “los reyes del bambo”, en aquellos que van de listos pisoteando al resto, a los que prefieren ir solos por la vida para no compartir, y estar sólos aún rodeados de gente.

¿Quién es el más tonto de la fiesta?

_El que va de listo.

Frase popular, desconozco autor.

Creo que ahí está el castigo de los malvados, en que por muchas personas que tengan a su alrededor se sentirán siempre vacíos.

Esta escultura es algo sobrenatural. Te remueve por dentro.,la ví en una fotografía y me impresionó.

Creo que esta escultura expresa el vacío interior que sienten las personas negras, sin nada en el interior.

La soledad buscada es algo que todos, en algún momento, necesitamos, pero el alma en calma, la bondad, la empatía o la compasión nos hacen compañia.

Pero las personas malas, sin personalidad, envidiosas.. están vacías…….

LA VIDA.

Porque la vida es así,
porque la vida te atrapa,
algunas veces te oprime,
y otras veces te ama.

Luchar con miras muy altas,
te puede hacer fracasar,
aunque los sueños son metas
no te han de atrapar.

Si fallas en el camino,
no llores por fracasar,
no es fracaso el que cae,
y se vuelve a levantar.

Disfruta en cada caída,
disfruta en cada lección,
porque el que aprende cayendo,
jamás será un perdedor.

Cuántos llantos vacíos,
cuánta ínutil rendición,
perder en una batalla,
le da a tu alma, valor.

Valora lo que has conseguido,
valora tu fuerte tesón
hasta el animal más pequeño,
batalla sin rendición.

Ya has conquistado tu sueño,
ya eres un triunfador,
recuerda que aquello logrado,
te hará una persona mejor.

Si tu logro no logra darte,
un mejor corazón,
todo aquello ganado,
será tu fracaso peor.


A %d blogueros les gusta esto: