Publicado en Entretenimiento

Hoy el cielo está gris

Hoy el cielo está gris y entristezco porque el sol está escondido. Hoy no se ha querido presentar ante nosotros dejándonos un mal ánimo, pero ¿ésto pasa porque somos así de simples o tiene un significado más profundo y médico?

Pensad en lo que se percibe en un día sin apenas luz y con la lluvia inundando las calles, pues así se sienten diariamente algunas personas. Para ellas nunca sale el sol, para ellas todo es de un color gris apagado que les encoge el alma y les deprime sobremanera. Es una tortura ya que no hay nada que les haga salir de este sopor y ya están cansadas de luchar, de seguir, de esforzarse.

Hay días contados que parece que un rayito de luz se entrelaza entre el gris del cielo y ves un poquito de luz pero es casi un espejismo del que sólo has disfrutado muy pocos minutos. . Luego vuelve todo a ser igual de triste.

He hablado otras veces de la poca visibilidad que se dan a las enfermedades mentales y como nos avergüenza decir que vamos al psicólogo o al psiquiatra pero hemos de normalizarlo porque la depresión es otra enfermedad más que hay que tratar. Curiosamente ahora sale el sol cómo si éste supiera que estoy hablando de él y quisiera hacerme un regalo inesperado.

Esa sensación de impotencia y destrucción que se siente está tan arraigada en el alma que ya ha empezado a echar raíces que se han agarrado en el alma, por eso no hay que alimentar esta sensación para que alguna vez estas raíces se desarraiguen de tu interior.

Vivir una vida llena de confianza y aspiraciones, llena de esperanza y armonía contigo misma para sacar de ti esos demonios internos es a lo que aspiras cada día pero la ayuda está en ti, no sólo te puede venir del exterior sino que te tienes que esforzar un poco y despertar de este letargo.

Fuerza a todas esas personas que están pasando por este momento tan deprimente y doloroso porque de todo se sale aunque cueste admitirlo.

Estoy rodeada de personas que han pasado un infierno en vida y siguen ahí esforzándose por mejorar a costa de muchas horas de incertidumbre y de ataques de ansiedad. Esta sociedad en la que vivimos nos exige demasiado, nos exige vivir con lo mínimo, nos exige estar del lado de las leyes cuando éstas son injustas moralmente… Y no es de extrañar que las personas exploten y caigan en esta desesperación.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

El Beso

Besos como el suyo deberían venir con una etiqueta de advertencia. No pueden ser buenos para el corazón (Colleen Hoover)

Siento tu beso como una dulce brisa que me calma y me deja ganas de más. Cuando estás lejos y no tengo tus labios cerca me pongo triste aunque sé que volverás. ¿Porque volverás verdad? Ese miedo siempre se me enreda en el alma y me pongo melancólica. Lo que tenemos tú y yo es algo más que amor porque no nos necesitamos para vivir pero sí disfrutamos compartiendo nuestra vida.

Y eso es el amor, libertad para ser y expresar lo que quieres sin cortapisas. Contigo puedo hablar sin miedo ni vergüenza y sé que tu respuesta será verdadera y sincera.

Sigo echando de menos tus besos y encojo los hombros porque pienso que la vida es asï, añorar y sentir, alejarte y volver, sentir y reír. Porque la risa que es tu compañera de vida es uno de los secretos que más admiro, me haces reír y me haces olvidar aquellos demonios interiores que me atormentan. Tú siempre comprensivo, siempre a mi lado y siempre con tu hombro preparado para cuando quiero llorar.

Este beso vale todas las lágrimas, toda la angustia, todo el dolor, toda la lucha, toda la espera (Colleen Hoover)

No dejes de besarme nunca porque tus besos van dirigidos a mi alma que es donde más los aprecio y la vida es tan corta que con sólo pestañear ésta se nos va y disfrutar cada día de ese dulce sabor me empuja a seguir.

Estoy aprendiendo a vivir de nuevo y tú me lo pones más fácil, me dejas tus pies para que ponga los míos encima y andar juntos el camino. Un camino abrupto y cuesta arriba del que nunca te has apartado.

Y no quiero caer en esa visión del amor irreal, contigo tengo los pies en el suelo y eso es lo más verdadero. Vuelves a besarme y ahora no te dejaré escapar.

Dedicado a mi libertad, a ese beso que me embelesa, a ese especial lujo que es elegir porque yo elijo estar contigo sin dudarlo.

Porque no fue en mi oído que susurraste, sino en mi corazón. No fueron mis labios los que besaste, sino mi alma (Judy Garland)

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Tu voz

Sigo tu voz con los ojos cerrados con mi rabia, pero tras oírte siento paz, siento armonía y siento esperanza.

Tu voz me reconforta en los malos momentos y me acuna en los menos malos, por eso no quiero que tu palabra acabe, no quiero que tu voz se apague.

Tu voz siempre sabe lo que siento, incluso sabe lo que pienso antes de saberlo ni yo misma. Esta voz que siempre he sentido a mi lado, nunca se separó de mí y aunque muchas veces me he tapado los oídos reconozco que tus palabras me hacen flotar en un mundo de ensoñación que me hace olvidar.

Olvidar los malos momentos, los demonios interiores, mi voz apagada porque hace tiempo enmudecí y sólo tu voz me guía.

Armonía pura que se me clava en el corazón y me lo abre aunque sea por un momento, voz cándida y con fortaleza cuando así lo requiere y yo aspiro el aire para empoderar mi alma.

No te apagues nunca, no te vayas jamás y sigue guiando mis pasos hasta que pueda andar sola.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Sólo quiero ser feliz

. Aquellos que quieren cantar siempre encuentran una canción.

No busques ayuda en el odio, en la culpabilidad, en la desilusión o en la frustración, la ayuda está en ti. La necesidad que tienes de ser feliz sólo la encontrarás en tu yo más íntimo, en tu alma, en tu esencia porque antes de nada has de limpiarte de la autoculpa y de la autoresponsabilidad que no te deja resurgir.

Cuando quieras abandonarte al dolor, cuando veas como imposible poder ser feliz piensa sólo en el aquí y ahora. Para empezar a sanarte, todo aquello de tiempos pasados ha de desaparecer aunque sea por un minuto. Pon la mente en blanco y piensa en el aquí y ahora. Imagina qué necesitas para llegar a ese estado de felicidad que tanto añoras. En el aquí y ahora no hay culpa, no hay rencor sólo estás tú y tus pensamientos de ahora.

El pasado ya no se puede cambiar y lo que ahora te atormenta igual tenía que pasar para que apreciaras otras cosas, así que da igual las culpas que creas tener, el destino igual te hubiera llevado allí donde debías estar.

La felicidad es la finalidad última de la existencia humana. Aristóteles.

El futuro es totalmente aleatorio e imprevisto, pensar en lo que pasará mañana no nos sirve de nada porque no tenemos una bola mágica, por lo tanto lo único que te queda es pensar en el hoy presente. Libérate de todos esos pensamientos que no te ayudan a seguir y deja la mente en blanco para que todo tu cuerpo se concentre en el hoy. Si vas poco a poco, día a día irás apartando esos demonios interiores que te impiden llegar a esa felicidad que tanto añoras.

Pero piensa qué es para ti la felicidad, qué es lo que te haría falta para llegar a ese estado. Cada persona tiene un concepto de la felicidad que va ligado a sus propias necesidades y a sus anhelos más profundos, por eso has de pensar qué te haría feliz hoy, qué necesitarías par estar bien hoy para disfrutar el día y quizás pasito a paso día a día lo consigas.

Es muy difícil desarraigar todos esos pensamientos destructores pero el aquí y ahora te hace ser otra persona porque eres otra persona diferente a aquella de la que ahora te compadeces. Aunque no lo creas ahora eres más fuerte, más tú, ahora eres más abierta a aprehender todo lo que te llegue del exterior y ahora eres más selectiva con las personas y las circunstancias. En el aquí y ahora sólo estás tú y la circunstancia actual que podrás lidiar porque sólo lidiarás con un obstáculo, cuando venga otro problema ya responderás ante ello.

Yo ahora me enfado por muy pocas cosas, he relativizado las circunstancias y aunque tengo mis demonios interiores he procurado pensar en el día que vivo porque me es más fácil detectar mis carencias. Estoy camino a mi felicidad plena y eso es lo que importa.

La felicidad es estar en calma contigo mismo y con los demás, es tener paz interior y benevolencia para lo que venga.

No renuncies a tu felicidad por esas nubes negras de tu interior, todo el mundo tiene derecho a ser feliz y tú también..

La felicidad no es algo que se pospone, sino algo que se diseña para el presente. Jim Rohn

E. M§

Publicado en Entretenimiento

La vergüenza….

«Al que está necesitado no le conviene ser vergonzoso»

¿Por qué hay personas capaces de todo y otras que sienten vergüenza por todo? La verdad es que sentir algo de vergüenza te ayuda a ser prudente, a respetar, a entender más al resto de la humanidad aunque en demasía te coacta de vivir la vida con plenitud.

Este sentimiento que creo todos experimentamos alguna que otra vez denota inseguridad en nosotros mismos, aunque incluso los más fuertes de espíritu han sentido pudor en un momento determinado.

No hay vergüenza en admitir lo que no sabes. La única vergüenza es fingir que sabes todas las respuestas”. Neil deGrasse Tyson.

Por otro lado y cayendo en otra acepción etimológica de la palabra esta vergüenza que sentimos puede ser un sentimiento de deshonor, un sentimiento que nos llega cuando hemos hecho algo malo y se nos ha caído la careta, entonces esa deshonra, nos lleva a sentir vergüenza por nuestros actos. De todas maneras todo en su justa medida es válido pero si dejas que la vergüenza te envuelva no llegarás a hacer nada nuevo ni a arriesgarte por nada.

Yo he sido muy vergonzosa siempre, yo diría demasiado, por lo típico ¿se reirán de mí si digo ésto, si hago ésto se burlarán? Y reconozco que esa vergüenza me ha llevado a perderme situaciones positivas. Con los años y el autoconocimiento me he dado cuenta que este sentimiento se ha de sentir cuando no eres tú misma, cuando tus actos son malos, cuando dañas a los demás, cuando eres injusta, entonces sí que has de sentir vergüenza, pero por llevar a cabo algo que quieres no. Con mi conocimiento de mi misma casi lo he superado aunque inevitablemente hay momentos que aún sigo sintiendo algo de pudor, por lo demás pienso que el que no esté de acuerdo con lo que diga o haga será su problema y no el mío. Porque si no doy mi opinión o hago aquello que quiero por temor a lo que piensen los demás estaré atrapada siempre en un sentimiento de ahogo.

Con la vergüenza no se va a ninguna parte, con el miedo no emprendes ni haces cosas nuevas porque es un sentimiento que te puede enjaular y dejarte atrapado a manos de la incertidumbre, del ridículo, o de la inseguridad.

Hace ya mucho tiempo que pasé esa fase porque me di cuenta que no actuar como yo era por miedo a hacer el ridículo no era la solución, nadie ha de secuestrar mi alma ni mi yo… Entendiendo ésto hablo cuando tengo que hablar, hago lo que me apetece, opino si mi intención así lo quiere y si no opino me quedo tan ancha, porque la vergüenza es miedo y el miedo es malo.

El orgullo no es lo opuesto a la vergüenza, es la fuente. La humildad es el antídoto contra la vergüenza”. General Iroh.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Arteterapia

A veces hay que estropear un poquito el cuadro para poder terminarlo. …Eugene Delacroix

La pintura fluye entre mis dedos y a través de ella expreso lo que siento. Parece mentira que un cuadro pueda decir tanto de mi. En él noto dolor, ansiedad, soledad y la pintura me mima sacando de mis dedos trazos imperfectos.

Nunca había intentado pintar porque la verdad es que soy una ínutil en este tema pero reconozco que no hace falta dibujar muy bien para expresar sentimientos a través de mis dedos.

No tengo ninguna visión anterior de lo que voy a dibujar sino que cuando veo el papel en blanco mis dedos fluyen plasmando aquello que me sale del corazón.

Si yo pinto a mi perro exactamente como es, naturalmente tendré dos perros, pero no una obra de arte.Goethe

Es una buena terapia para extraer mi autoconocimiento interior que me sirve para seguir adelante y trabajar mis carencias y perfilar mucho más mis virtudes.

Cuando acabo una «obra», por decir de alguna manera aquello que pinto, miro la pintura desde otra perspectiva e intento averiguar qué me inspira, intento sacarle su significado. Es un hobby reciente pero me tiene encandilada y además sirve como terapia, así que no puedo pedir más.

Hoy he pintado algo sin pensar y cuando lo he acabado me ha entristecido porque la pintura reflejaba soledad, era un paisaje con un sólo árbol que parecía estar desplazado. ¡Qué curiosa es la mente! , mientras lo pintaba estaba en paz sin ningún pensamiento que no fuera la pintura y estaba cómoda con mis pinceles moviéndose de un lado a otro, pero al admirarla como si lo hiciera un extraño me ha impresionado por el sentimiento de soledad que me despertaba.

A mis años acabo de descubrir un mundo infinito en el que puedo mejorar poco a poco y es bueno porque otra vez reitero que el aprendizaje no tiene edad.

Colores, pinturas, pinceles, ya todo ello forma parte de mi vida…..

Un cuadro debe ser pintado con el mismo sentimiento con que un criminal comete un crimen. Edgar Degas

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Romper la rutina….

Todos piensan en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo.Alexei Tolstoi

Nunca nadie me advirtió lo intensa y dura que puede ser la vida. Nos levantamos, actuamos como siempre, luego trabajo y vuelta a casa. De vez en cuando salimos con amigos pero no hay nada más, generalmente la rutina guía nuestros días.

Nunca nadie me dijo que cuando las circunstancias te superan hay que parar para darle un repaso a tu existencia y evaluar tu vida desde otra perspectiva diferente. Cuando la vida es rutina, es agobio, cuando no hay nada que te aporte felicidad nadie me dijo que era hora de cambiar.

Cambiar desde cero incluso cambiar la concepción de algunas cosas que ya las tenías en tu cabeza cómo inamovibles. Hay que fijar un parón y escudriñar en aquello que no te hace féliz y se convierte en rutina.

Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo…. del miedo al cambio.Octavio Paz

Quizás tu pareja, quizás tu trabajo, quizás tu visión de las circunstancias, el caso es que no puedes vivir infeliz toda tu vida. La rutina al fin y al cabo es inevitable en alguno de los campos de tu vida pero de ahí a la infelicidad hay un camino angosto que te puede sepultar.

Nadie me dijo que me encontraría perdida en todo este mar de inseguridades, nadie me dijo que las soluciones a priori parecerían inútiles y por supuesto nadie me dijo que se podía superar todo lo que me propusiera. Pero reconozco que es un camino muy empinado y que cuesta mucho superar.

En la ruta no sé qué me voy a encontrar pero el cambio ya ha empezado, ya voy hacia mi felicidad y tarde lo que tarde no tengo dudas de que la conseguiré.

Nadie me dijo que con un rayito de sol ya miraría la vida de manera diferente, que con un poquito de comprensión sería capaz de conocerme a mi misma y pulir lo que no me gustara. En realidad cualquier cambio por muy pequeño que sea me llevará a la dicha.

No has de tirarlo todo por la borda pero sí centrarte en los diferentes apartados de tu vida para cambiar los que no te hagan feliz. Para ello hay una herramienta muy positiva que es la rueda de la vida y con ella ves de puño y letra qué aspectos de tu vida fallan. Tengo un blog explicando como funciona.

En esa rueda de la vida me di cuenta que había muchas parcelas de mi vida que no me hacían feliz y de las que parecía no poder huir, pero luego con un pequeño empujóncito me puse manos a la obra para poco a poco eliminar lo que no me hacía dichosa y ahí sigo descubriéndome.

No te quedes en algo que no te llena porque es el mayor sacrificio no remunerado que puedes hacer. Anota en un papel cada pequeña parte de tu vida y ve poniendo al lado si eso te llena de felicidad o no y así tendrás de una manera más tangible tu vida ante tus ojos. Y empieza con el cambio poco a poco pero empieza ya porque si no en el próximo parpadeo ya será tarde. Vivir sin felicidad ni esperanza es la mayor tortura que hay.

Las personas cambian cuando se dan cuenta del potencial que tienen para cambiar las cosas.Paulo Coelho

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Vivir con prisa pero más despacio.

Los primeros cuarenta años de vida nos dan el texto; los treinta siguientes, el comentario» .Arthur Schopenhauer

A medida que nos hacemos mayores dejamos de darle tanta importancia a cosas que no las tienen y la vida se nos presenta más simple, quizás porque lo único que queremos es vivir a todo riesgo, vivir al máximo. Y entonces nos planteamos, mirando atrás, cuanto tiempo hemos malgastado en batallas inútiles que nos han privado de gozar el momento o de gozar con otras personas.

Miro la vida desde aquí, desde el ahora y siento una pérdida enorme porque he bajado la guardia muchas veces y he tropezado una y otra vez en la misma roca. Y hay que mirar atrás a veces para aprender y recordar para no volver a caer pero ahora me parece todo tan insípido, tan irreal, tan tibio que me enfado conmigo misma.

Envejecer es como escalar una gran montaña: mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena» .Ingmar Bergman

¡Los años pasan tan deprisa y nosotros cada vez más despacio! Que se me encoje el corazón al saber que cada vez queda menos tiempo, cada vez menos oportunidades aunque por otro lado voy a vivir lo que me queda de vida sacando el jugo a todo lo que venga. Quizás ahora tengo menos cantidad pero más calidad.

Cuando veo a las personas muy jóvenes pululando por doquier las miro con nostalgia al pensar en todo el tiempo que tienen por delante y del que no son conscientes. Caen en los mismos errores que caímos nosotros y me apena. Para mi adentro pienso que si pudiera meterme en sus cabezas les haría ver que la vida no es tan larga como parece y les haría concienciarse que no se distraigan un solo segundo porque cuando parpadeen ya será tarde.

Ahora miro y miro a los ojos para profundizar en cada alma y ellos me desvelan sus intenciones. Los ojos son el espejo del alma y por eso cuando veo unos ojos vacíos ya no confío.

Miro y veo oportunidades que se presentan y que no dejaré escapar aunque vivo con prisa reconozco que voy más despacio porque quiero disfrutar de cada nueva sensación. Miro y veo mi vida pasar cómo una estrella fugaz y lloro……..

Nada nos hace envejecer con más rapidez que el pensar incesantemente en que nos hacemos viejos.» Georg Christoph Lichtenber

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Tú a lo tuyo…

La amistad es siempre una dulce responsabilidad, nunca una oportunidad. (Kahlil Gibran)

Tú eres tú y has de responder en la vida por ti y no por lo que hagan o dejen de hacer los demás. Muchas veces queremos imponer al otro nuestra manera de pensar o actuar y si no hacen lo que esperamos nos sentimos responsables de sus actos.

Somos seres independientes y tendemos a avergonzarnos por cosas que hacen o dicen los demás. Nos sentimos incómodos con actuaciones ajenas. Cada persona dibuja su vida y es imposible responsabilizarse por otra vida que no sea la tuya, aunque existan excepciones.

Esa vergüenza ajena que sentimos es agotadora, es horrible porque al final nos pasa factura en nuestro fuero más interno. Suele acontecer muy a menudo que creemos que las personas de nuestro entorno pueden cambiar y cuando no lo hacen nos sentimos decepcionados, pero las personas cambian por sí mismas y no por nadie. Si alguien intenta cambiar su manera de ser por el otro acabará volviendo a sus orígenes y quizás odiarán por ello.

El verdadero buscador crece y aprende, y descubre que siempre es el principal responsable de lo que sucede. (Jorge Bucay)

Cada vez que intentas responsabilizarte por los comportamientos ajenos, te alejas de tu yo más interior. Cuando te haces responsable de lo que dicen y hacen los demás es porque tu autoestima está a la baja, nunca eres responsable de las acciones del otro aunque éste sea alguien cercano a ti.

A mi me ha pasado la circunstancia de estar al lado de alguien que ha actuado de manera inapropiada y yo me he disculpado por él cuando en realidad yo no había hecho nada, pero esa misma inseguridad me obligaba a hacer mío el despropósito del otro. Luego lo pensaba fríamente y me daba rabia. Cada quien es tratado cómo trata a los demás y cada quien es responsable de lo que hace o dice, no tú.

Intentamos cambiar al otro y cuando éste no cambia lo rechazamos. Somos tan juristas con los demás y tan poco con nosotros mismos que parece que nuestro hacer es lo correcto. Vive tu vida y deja que los demás hagan la suya que quizás es más divertida que la tuya, mientras vives la vida de los demás y no disfrutas de la tuya estás perdiendo lo más valioso que tienes EL TIEMPO y mientras haces tuyos los errores ajenos más te alejas de esa persona a la que quieres proteger.

Cuando tu marido, amigo, hijo o cuñado hagan algo vergonzoso para ti no te sientas identificado con ello porque tú eres tú con tus pensamientos y maneras de hacer independientes.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

LA FRUSTRACIÓN

“Sin frustración, no descubrirás que puedes hacer algo por tu cuenta. Crecemos a través del conflicto”. Bruce Lee.

¡Qué sentimiento más horroroso y desagradable! Este mar de desilusión que sientes cuando algo no sale cómo esperabas te lleva a una actitud baja de moral y algunas veces a cejar en tu empeño.

He experimentado este sentimiento muchas veces, cuando algo que era posible y en lo que había puesto todo mi empeño  no ha salido como esperaba y es entonces cuando soy  incapaz de ver las cosas con claridad y me desinflo como  un globo. Entonces aparece la negación, la desidia, la injusticia, en fin, me vienen a la cabeza un sinfín de sensaciones negativas que me achican.

La frustración aparece cuando has puesto todas tus energías o incluso más de las que tenïas en un proyecto de vida, personal o laboral y todo sale mal, es ahí donde aparece este sentimiento de desilusión. ¿Cómo combatir esta frustración que te paraliza y te desanima? Para no martirizarte y autoinculparte piensa que si no ha salido bien es porque debía de ser así, quizás en el próximo intento saldrá mucho mejor que en el primero. Es una manera de combatir este dolor que sientes y que te hace caer en picado. Pero es verdad, quizás la primera vez no salió porque no era el momento concreto en que debía acontecer. Hay una nueva oportunidad y un nuevo sueño.

La frustración, aunque a veces es bastante dolorosa, es una parte muy positiva y esencial del éxito”. Bo Bennett.

Es un sentimiento agotador y nefasto que te coacta muchas veces para poder seguir e intentarlo otra vez. Pero la derrota no es una solución, la frustración puede ser algo bueno si te ayuda a intentarlo con más fuerza.

Háblalo contigo misma para sacar todo el nudo que la frustración te deja en tu interior, conversa cómo si lo hicieras con un ser querido que está pasando por este proceso y piensa qué le dirías para animarlo, casi seguro que serías menos dura con él que contigo misma.

Y es que la vida es eso, muchas veces nada sale a la primera y si te frustras, te paralizas, te desmotivas o te caes puede que te cueste levantarte. Además la frustración denota derrota, pérdida y no es lo que has de sentir cuando algo no es cómo esperabas. Por todo ésto debes trabajar muy en serio en este sentimiento o actitud para levantarte más fuerte y no caer en depresiones con las que no puedas lidiar.

  “La frustración es una flecha direccional importante. Te muestra a dónde ir para avanzar. Y de qué alejarte”. Julie Connor.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

La envidia

«No se puede ser envidioso y feliz al mismo tiempo. Elige qué quieres ser».

Dani Rovira dice en una de sus charlas que la envidia es una admiración mal gestionada y no puedo estar más de acuerdo. Cuando alguien te envidia lo que hace es admirarte pero no está preparado para decirlo en voz alta y opta por la negación y por ende hacer cosas negativas. La envidia es la madre de todos los pecados capitales, de éste se nutren el resto.

Por la envidia se mata, se dicen malos testimonios de las personas, se hacen juicios de valor en negativo, hay guerras y discusiones. Por la envidia se pierden amistades, familiares y cualquier oportunidad de humanización.

Para enseñar al que no sabe gestionar estos sentimientos yo diría que lo mejor es no hacer mucho incapié en tus logros, pensar en algo bueno de la otra persona y convencerla de que si tu estás en esta buena posición él tiene otras cualidades incluso mejores. Hay que hacerles ver que hay que alegrarse por los logros ajenos y si no son capaces de comprender ésto dejarlos de lado porque un envidioso es una bomba de relojería a punto de estallar.

Si eres buena persona te alegrarás de las cosas buenas que le pasen a los demás y verás en ello un ejemplo a seguir para poder conseguir lo que quieras. En el fondo los envidiosos son dignos de compasión porque este sentimiento no les deja vivir en paz y están continuamente pendientes de lo que hacen los demás desperdiciando su tiempo.

La comparación es inevitable en la naturaleza humana y sobrellevar que a otros les vaya mejor que a ti es complicado y si te alegras por ello ya estás ganando, pero si no lo haces háztelo mirar porque tienes un problema muy profundo que desembocará en infelicidad.

«La envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento».

Jackson Brown

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Merece la pena?

«Sólo es grande en la vida quien sabe ser pequeño».

¿Merece la pena ser buena persona? La verdad es que en este mundo en el que vivimos se diría que actuar de manera considerada y empática hacia los demás es inusual y que a veces no merece la pena, pero aunque todo está en contra actuar con cordura y bondad dirá mucho más de nosotros que cualquier discurso que salga por nuestra boca.

A veces me he planteado pagar con la misma moneda pero sin duda eso sólo me dañaría a mi.

Merece la pena ser buena persona porque la vida se vive mejor y la conciencia está más tranquila

Merece la pena porque en un alma limpia la victoría final es más gozosa. No hay mayor aprendizaje que actuar de buena fe y aún así poner en evidencia a quién lo hace mal.

Merece la pena porque es una manera de enseñar al mundo que haciendo las cosas bien también se llega lejos, que preocupándose por los demás también se puede triunfar. Se ganan amigos autoestima, confianza y los resultados merecen la pena.

Merece la pena porque hay que parar este mundo de gentuza egoista y ególatra que se atreven a dar lecciones de vida cuando ellos viven allá arriba en el castillo y sólo ven a los demás cómo lacayos.

Merece la pena porque nos evitamos problemas, discusiones, reproches y si todo se habla dilatadamente quizás enseñemos una lección al que actúa mal.

Pero sobre todo merece la pena por ti, por levantarte cada mañana sin asuntos pendientes, por vivir libre, porque es lo correcto y porque al fin y al cabo es como debe de ser. Haz buenas acciones en el día a día aunque sean pequeñas, ayuda aunque no te lo pidan, llora con alguien que te necesita y todo eso te llenará el alma de tanta tranquilidad que atraerás cosas positivas.

«La humildad y el conocimiento en ropas pobres superan el orgullo y la ignorancia en trajes caros»

Willian Penn