Publicado en Entretenimiento

Tu mayor regalo….

Los detalles importan en su justa medida. Relacionamos que tener detalles con el otro es regalar cosas materiales, cuando lo que marca la diferencia es regalar momentos, vivencias, vida.

Aquellas personas que tratan bien, que son respetuosas, que son empáticas cada día, que escuchan, que sufren cuando lo haces tú, las que te apoyan en todo son las que ofrecen el mayor signo de amor que puede haber y sin embargo quien es tratado así pero no recibe regalos materiales se incomoda porque piensa que el otro no es detallista.

No importa cuánto sino cómo, no importa cuándo sino siempre y el verdadero signo de amor con el prójimo es el respeto y el tiempo. Quien te respeta te ama porque ama al prójimo y quien comparte su tiempo contigo te regala su mayor tesoro.

¡Pero es que nunca me regala nada! ¿comparte contigo el día a día, procura tener cinco minutos de descanso y lo utiliza para verte, intenta agradarte, intenta ayudarte y protegerte en cualquier problema, te dice las cosas a la cara aunque no te gusten porque es lo mejor para ti? Pues te está mostrando su amor más incondicional.

Así que si te regalan algo bienvenido sea, pero párate a pensar si el día a día que vives con esa persona es también un regalo. Si puedes ser tú sin fingimientos con tus amigos, pareja, hermanos, familiares entonces estás siendo bendecida con el mayor detalle posible.

Los presentes no curan las heridas, los regalos no devuelven la decepción, los “te quiero” no garantizan lealtad, pero los actos lo cambian todo.

Con ésto no digo que no nos apasionen los regalos ni nos gusten las palabras bonitas pero muchas veces nos ipnotizamos con todo ello y tapamos la realidad con la que vivimos.

El amor y el respeto se demuestran cada día y con todo el mundo, ese es el mejor regalo.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Tu mayor enemigo.

Nunca pensé que sería
la carcelera en mi encierro, la enfermedad en mi lecho ni la plañidera en mi entierro.

Nunca creí merecerme
las alegrías de la vida, la esperanza en la ira ni la salvación en mi huída.

Nunca canté la canción
de la oportunidad ofrecida, nunca luché por luchar sin tener arma ceñida y nunca huí de mi carma que enfrenté con mi vida.

Todo tiene sentido, todo parece encajar cuando tu voz me acompaña en un caminar infinito que me cura al andar y me anima a escribirlo.

Todo pasa en la historia cual golondrina en el cielo, nada queda en el libro cuando el final está escrito.

Sólo queda esperar a un juicio final justiciero, si la ofrenda ofrecida con corazôn se ha forjado
ningun mal temeré en mi soñar ya soñado.
.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

El monstruo de las rebajas.

Estamos en el mundo del postureo, de los cuerpos perfectos, de la cara perfecta y de tener una apariencia que nos haga sentir bien. Y eso no está mal, pero más allá de todo ello está la elegancia y el saber estar.

Cada vez tenemos más ropa en el armario y la mitad no nos la ponemos, entre otras cosas, porque no hay tantos días cómo vestuario tenemos. No hemos de olvidar que la industria de la moda mueve muchos puestos de trabajo pero cómo contrapunto también es una de las industrias más letales para nuestro planeta. Toda esta cuestión se apaciguaría si compráramos con lógica y con cabeza.

Compramos por comprar, en las rebajas nos volvemos locas y después nos encontramos con armarios llenos y muchas veces inútiles. Si no quieres que te pase ésto atiende a estos consejos que te doy.

  • Haz una limpieza de armario real, ésto es que saques toda tu ropa y la pongas en un montón para que visualices todo lo que tienes y seas consciente de que mucha de ella te la has puesto muy poco o no te la has puesto directamente.
  • Haz tres montones, lo que te gusta mucho, lo que no te pones apenas y por último aquello que no sabes ni por qué lo tienes.
  • Cuando hagas los montones localiza en cada montón los colores que te favorecen. (en las redes encontrarás los pasos necesarios para determinar a qué estación perteneces y cuales son tus colores )
  • Las prendas que no sean de tu estación descártalas en esta primera criba y haz lo mismo con los tres montones.
  • De lo que te quede, que será mucho menos que con lo que empezaste, escoge lo que verdaderamente te guste y con lo que te sientes espléndida, todo lo demás dónalo o véndelo.
  • Si hay algo a lo que le tienes especial cariño quédatelo, lo demás deséchalo.

A partir de aquí sólo hay que comprar con cabeza. Cuando adquieras una prenda piensa en cinco looks cómo mínimo en los que utilizarías esta prenda. Si la ropa que has comprado no puedes combinarla fácilmente entonces no merece la pena porque no le sacarás el partido necesario para considerarlo una buena inversión.

Invierte en básicos de más calidad y deja las prendas low cost para las tendencias del momento ya que aunque sólo duren dos temporadas, seguro, ya las habrás amortizado.

No me entendáis mal, me apasiona la moda y mi futuro va encaminado a ella pero no contradice mi visión para comprar con cabeza.

Publicado en Entretenimiento

Ese espectro cruel

Espectro interno que se siente aunque no se ve, se oye aunque no habla y agarra aunque no toca. Se clava en la entraña y se adueña del cerebro para crear una realidad no real.

Vives sin vivir, andas sin caminar, piensas sin elucubrar y así de esta manera domina el fantasma poco a poco tu voluntad para hacer lo que él ordena sin siquiera luchar.

Fauna salvaje que lucha en el interior para ver quien posee el cetro de rey y manipular todas las sensaciones y todas las vivencias. Las experiencias se convierten en cuentos distorsionados que reflejan una visión falsa pero creible.

Carcajada sonora que se ríe de tu dolor, que se mofa de las palabras expresadas y sigue saliendo victoriosa. Ataca y contraataca sin dejar tiempo a la revancha y aunque alguien luche en su contra nadie sale vencedor a la primera.

Pero todo tiene su tiempo y todo pasa, llega un momento en que la quimera se convierte en realidad cual mal sueño despertado con el puro día a día. Realidad que finalmente se muestra, que definitivamente da la copa ganadora a tu alma y deja lo aniquilado a ese cruel fantasma que ahora echas de tu lado.

Pero esa aparición siempre está agazapada y alerta para volver a asaltar. En cuanto tus fuerzas flaqueen y hagan surcos en la piel, el ente por ahí se cuela para volver a secuestrar tus pensamientos. Has de ser fuerte y no dejar de mirarlo a la cara para dejarle bien claro quien es el ganador de la batalla.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

El ocaso de la buena educación.

La buena educación ha muerto, el civismo ha expirado de nuestra sociedad y nos hemos convertido en seres digitalizados que sólo somos capaces de comunicar sin mirarnos físicamente a la cara.

Los “buenos días”, “gracias” y “perdón” ya no entran en nuestro vocabulario convirtiéndose la vida en “un gane el que más fuerte y perverso sea”.

Algarabía mundana que quiere libertad a costa de la libertad de otros, jóvenes sin freno y ancianos sin fuerza para luchar.

Pensar en los demás no es una opción porque se hace lo que se quiere y cuando se quiere sin elucubrar en la molestia de los demás.

Ogros alcoholicos sacados de un cuento que buscan destruir todo a su paso y sustancia traicionera que emboba y malcria a los chiquillos mimados que ganan a costa de la pérdida de otros.

Mirar a la cara es una quimera porque nadie tiene valor suficiente para tal hazaña y quien lo hace ha de luchar cuán titán para no ser excluido. Las reglas del juego han cambiado en esta nueva sociedad y los que no las acepten se destierran a sí mismos porque el altruismo diario no existe ni tiene cabida.

Somos personas impersonales, tenemos corazón pero no amamos, tenemos cerebro pero somos unos descerebrados y sabemos hablar aunque callamos las injusticias.

Menos mal que hay un recodeco en esta selva salvaje donde hay personas que alzan los valores cómo estandarte de vida y el civismo cómo base fundamental para la convivencia.

¡Quizás no esté todo perdido!

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Subiendo escalones…

Siempre hay que ascender para llegar. Si te quedas en un escalón por siempre no llegarás a ninguna parte. Y hay veces que pararse no es una opción.

Página en blanco que poco a poco se llena de lágrimas de felicidad porque has logrado subir un pequeño escalón. Ese diminuto escalón vencido te proporciona el motor que tanto necesitas.

¿Quién dijo que los pequeños logros no cuentan? Un todo está compuesto de micropartes que suman y suman. Cualquier pequeño grano compone una playa y por minúsculo que sea sin él el resultado no tendría sentido.

Así nos sentimos cuando conseguimos algo por nosotros, cuando un pequeño esfuerzo acaba en recompensa y eso es lo que cuenta. ¡Cómo es la naturaleza humana! A pesar de todos los defectos que nos hacen crueles, algunas veces, gozamos de un afán de superación extraordinario y si esta virtud la empleáramos en hazañas buenas seríamos los más afortunados del planeta.

Hoy empieza un nuevo rumbo que con seguridad cambiará tu vida y ese cambio siempre será para mejor. Cuando la vida te regala oportunidades cógelas al vuelo porque no sabes cuándo habrá otras y si esas otras serán adecuadas para ti.

Te sientes en continua contradicción porque respiras felicidad por un lado y terror por el otro, pero no acojas al miedo con temor porque serás un irresponsable. Si no sintieras ese pavor a los nuevos comienzos no serías humano y piensa que todos los que lograron su éxito más nombrado tuvieron el mismo temor que tú.

Llevas ya demasiado tiempo en la retaguardia sin atreverte a luchar en primera linea de fuego y aunque quizás sea más seguro es, sin duda, el ocaso de tu existencia . No se puede vivir sin andar camino, sin dejar que las aguas fluyan, sin dejar que los campos florezcan. El estancamiento es la muerte.

¡Cuántas personas caminan cómo robots día tras día! Aún en la monotonía de nuestra existencia diaria tenemos que buscar la novedad porque sino nos espera la desesperación y la locura. Cualquier innovación por pequeña que sea trae chispa a la vida.

¿Y cómo logras extraer pequeñas alegrías dentro del océano de la rutina? Venciendo la pereza, actuando en contra de nuestro corazón y haciendo caso a nuestra mente. Hay que luchar y luchar mucho porque las ganas de vivir nos abandonan en muchas ocasiones pero dejarnos vencer es lo más bajo que puede experimentar el ser humano.

No seas egoista contigo y lucha, vence o no pero lucha de la manera que sea. Piensa por un momento en aquello que más deseas y sé sincero contigo mismo en la respuesta. Después hazte las preguntas ¿Es imposible llegar? ¿Han logrado hacerlo otros? ¿Esas personas que lo han conseguido son de otro planeta o están compuestos de alguna otra materia distinta a la tuya? Las respuestas serán las que te contesten por sí mismas y tú habrás resuelto la ecuación más importante de tu vida.

Las ganas aunque no las tengas, el ímpetu aunque la desidia te arrope ahora, el empoderamiento aunque el sometimiento en este periodo de tu vida gane la batalla es lo que necesitas cambiar para renacer. Si otros han podido tú puedes sin excusas.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Cuando sea mayor quiero ser joven

Cuando sea mayor quiero seguir teniendo esa inocencia de la juventud , esa capacidad de sorprenderme y descubrir. Ansío seguir teniendo adrenalina suficiente para empezar nuevos hobbies, hacer aquello que quizás en alguna otra ocasión no hice y quiero seguir siendo coqueta cómo a los 25.

Cuando sea mayor quiero apostar por seguir enamorándome cómo antaño, respirar ese aire y ese cosquilleo en el pecho de ver a alguien por primera vez y aunque mi cara esté llena de surcos quiero seguir pareciendo atractiva y seductora porque anhelo seguir seduciéndome a mi misma cómo lo hago hoy.

Cuando sea mayor deseo seguir aprendiendo de los jóvenes, de los más mayores, de los niños y captar todo lo que pueda para seguir sumando a mi mochila de conocimiento. Suplico llegar a mi último aliento sabiendo que, aunque tarde, he vivido al máximo y que no he dejado nada por hacer que haya deseado. Quiero no pensar en nadie más que en mi y en los míos sin hacer daño a nadie. Cuando ya no esté espero que la gente me recuerde cómo la abuela inagotable que vivió hasta el último segundo de su aliento cómo quiso.

Delante del espejo en la peluquería y ante mi reflejo quiero sentirme joven cuando sea mayor…….

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Leer no tiene efectos secundarios

Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres”. Heinrich Heine.

Empiezo una nueva historia, empiezo una nueva vida al lado de unos personajes inquietantes que me transportarán a un mundo lleno de historias aterradoras. Y es que el sublime placer de la lectura es uno de los deleites sin efectos secundarios que nos abre la mente.

En cada página y en cada palabra se queda un poquito de mi cuando imagino los mundos que leo porque los libros son un todo.

Desde siempre me ha cautivado la lectura, a veces creo que nací con un libro en las manos y gracias a Dios sigo con la misma afición aunque en honor a la verdad estoy pasando por una época un poco más distendida en cuanto a lectura se refiere. He imaginado tantas veces las historias que he leído que ahí es donde está el verdadero súmun de los libros.

Para mi discreto parecer la lectura ha estado por un tiempo en decadencia pero creo que hoy en día ha remontado para beneficio de tantos y tantos escritores. Han aparecido nuevos autores en el panorama escritural que han modernizado esta fascinante forma de aprender con obras verdaderamente sublimes.

Autores cómo Javier Castillo que ha supuesto una autentica revelación siendo autor de 5 libros y a cual más interesante e intrigante que el anterior. Son de esos autores que captan la atención del lector desde la primera página. Su última novela “El juego del alma” es sublime.

Hay un sinfín de escritores noveles y ya consagrados que encandilan con cada una de sus obras pero con Javier Castillo tengo una atracción muy especial pues he seguido a su esposa, Verónica Díaz, de @modajustcoco en su canal de youtube desde que lo empezó. Entonces él escribía su primera novela “El día que se perdió la cordura” en el trayecto desde Fuengirola a Málaga y lo siento cómo si fuera parte de mi familia.

Por otra parte he de confesar que los libros me han salvado en infinidad de ocasiones de la desesperación, de la soledad, del abatimiento y sólo por eso he de dar gracias. No sé si a alguno de vosotros os pasa pero a mi cuando tengo épocas en las que no leo o no leo tanto se me presenta una sensación de culpa que me obliga a abrir un nuevo libro y por lo menos empezarlo.

Sin ir más lejos ahora estoy en uno de esos momentos ya que tengo otros quehaceres en los que emplear mi intelecto teniendo tres libros empezados y ninguno acabado.

En fin ¿qué os voy a contar a vosotros que sois escritores cómo la copa de un pino? Sólo volver a reiterar que aquel que no conoce el gran poder de los libros no sabe vivir.

Aprender a leer es lo más importante que me ha pasado en la vida”Mario Vargas Llosa.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

“Para entender todo, es necesario olvidarlo todo”

Da, aunque no tengas más que muy poco que dar. (Budismo)

Vivir para ser feliz es el objetivo de mi existencia. Creo que la vida que me ha tocado vivir no ha sido facil cómo la de tantos otros pero más allá de los acontecimientos malos está la capacidad que todos tenemos para ser felices.

Cuando mi proyección es ser feliz no me entretengo en pasajes dolorosos, en rencores, en envidias ni en maldades. Todo ello me resta años de vida y no quiero perder ni un segundo en pasajes tristes.

¡Cuántas personas viven con resentimiento, con rencillas, con intereses negros en sus corazones y no llegan a estar plenos! Esas personas se nos presentan grises, enfadadas, protestonas, egoistas, incívicas, destructivas y todo ello las convierte en fantasmas errantes por la vida que no aportan nada.

El dinero ayuda, la suerte ayuda, el físico ayuda pero la felicidad que yo busco no se consigue con estas cosas tan supérfluas. La dicha es el súmun de la conciencia tranquila. Cómo defiende el budismo la vejez, la enfermedad y la muerte son lo único seguro que conocemos y ante eso no es posible luchar pero cómo llegar a ello sí que dependerá de nosotros.

Mi camino por la vida siempre ha ido enfocado a buscar la felicidad plena, esa que no depende de nadie ni de nada y en el camino me he encontrado obstáculos que me han impedido conseguirla. Pero nunca me he rendido, nunca he claudicado en su búsqueda y lo que sí que he variado es el lugar donde encontrarla. Ya no la busco en cuánto, en cuándo ni en cómo, la felicidad la encuentro en mi y sólo en mi. Cuando he intentado extraer el jugo de la vida en otros o en cosas he perdido la batalla pero cuando he buscado desnuda la felicidad en mi misma reconozco que la he encontrado.

Intento abstraerme del exterior aunque está ahí, intento abstraerme de las acciones de la gente aunque están ahí y con ésto entro en trance para encontrar esa tan ansiada felicidad en mi interior.

Mi receptáculo ha de estar limpio de rencores, de venganzas, de maldades, de egoismos, de cotilleos y entonces se efectúa el milagro, estás en paz y cuando eso sucede todo es mucho más facil.

¿Soy feliz al cien por cien? La respuesta es no pero si me pregunto ¿soy más feliz que antes? La respuesta es sí rotundamente. Cuando he relajado mi mente de todos los elementos externos que me torpedeaban es cuando he conseguido la paz y dicha paz me ha traído la dicha.

No lastimes a los demás con lo que te causa dolor a ti mismo. (Budismo)

El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional. (Budismo)

E. M§

Publicado en Entretenimiento

El perdón no te hará libre

El perdón te hará libre”. Esta frase que he oído siempre a mis mayores me parece que no está del todo acertada. No se puede vivir toda una vida con rencor pero el olvido, a veces, hace que de nuestra mente se liberen sentimientos agónicos que no hemos de olvidar. Bajar la guardia ante la gente que aprovecha nuestra bondad es negativo para nosotros porque ante todo nos merecemos ser dueños de nuestra vida.

Vivir con el fantasma del pasado y querer venganza para aquellos que nos hicieron daño está pasado de moda y no es lo más aconsejable para nuestra estabilidad mental siendo lo más idóneo pasar página aunque eso no quita que estemos alerta ante aquellas malas acciones que alguna vez alguien tuvo con nosotros.

He pensado mucho últimamente en aquellas personas que consciente e inconscientemente me pudieron hacer daño gratuitamente y reconozco que no guardo rencor a ninguna de ellas pero jamás he podido olvidar las flaquezas que tenía por entonces y que me impidieron reaccionar con ímpetu y con responsabilidad hacia aquellos que se divertían con el acoso ajeno.

Muchas son las personas que no se merecen el perdón porque perdonando no se enseña a nadie. Pasar por alto las ofensas del otro ayuda a que esa persona no cambie, tampoco les ayuda el enfrentamiento pues es eso lo que quieren, lo único que enseña al que no sabe es la indiferencia. Sigo pensando en mi pasado y estoy segura que si a muchas de esas personas las hubiera ignorado en vez de haberlas enfrentado éstas hubieran cambiado o por lo menos hubieran cambiado conmigo.

Ahora con la madurez y con la cabeza un poco más amueblada defiendo la no revancha pero también defiendo el NO olvido. No olvido para no caer en los mismos fallos, para no quedarte con ese nudo en la garganta cuando alguien te falla y el no olvido para no caer en el mismo desdén y la misma impotencia de antaño.

Nunca he sido vengativa ni creo que se gane nada con ello por lo que a veces se me ha olvidado desconfiar a las primeras de cambio y tener reticencia ante aquellas personas nuevas en mi ámbito personal o laboral volviendo, muchas veces, a caer en las redes de alguna de estas personas, pero ahora que he educado mi mente para no olvidar siento que estoy mucho más preparada a guardar las distancias sobre todo al principio y sé que tengo mucho más control de mi vida.

No olvidar me trae paz, tranquilidad y me inyecta fuerza ante lo inesperado de la vida.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

El éxito es efímero

Los sueños son ilusiones hasta que se convierten en realidad. @conmdesanchez

Crecer en la madurez, crear aquello deseado y llegar a tu premio ansiado. Presente que dura un instante, un segundo, un momento. Ese cosquilleo por el cuerpo que se siente con la batalla vencida se difumina en un corto periodo de tiempo y entonces hay que empezar otra vez a buscar nuevos sueños para no perecer.

La meta llega cuando es tu momento y cuando se está preparado para ello porque antes no la valolaríamos de la misma manera. Todo es complejo porque te cuesta una vida llegar a tu sueño y sólo te dura un instante esa sensación de ganador.

Amanecer en la constancia del trabajo bien hecho te motiva para más y te prepara para los riesgos a tratar. Así que mientras bebes tu triunfo ve imaginando la siguiente estrategia para tu nueva meta.

Y es así, cómo un plato cocinado y preparado en horas que sólo basta un momento para su degustación, así es la existencia, se disfruta mucho más en el proceso que en el resultado.

Los grandes emprendedores a los que admiro están en continua reinvención, están en continuos descubrimientos para no dejar sus mentes quietas y esta circunstancia es lo que les proporciona el éxito. Pero aquel que se estanca en su triunfo por mucho tiempo sin avanzar acaba perdiendo.

Fuerza de voluntad, tenacidad, constancia y ganas son las palabras claves para hacer de tu sueño una realidad. Nadie que no luche tiene la partida ganada porque la suerte es aleatoria e inestable, sin embargo la proyección de tu triunfo en tu mente es lo que verdaderamente te hará ganar.

Haz una hoja de ruta con aquello que quieres conseguir y los pasos a seguir para tal fin, de esta manera será mucho más facil emprender tu camino hacia tu sueño.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

San Juan

Casi deseo que fuésemos mariposas y viviéramos solo tres días de verano. (John Keats)

La libertad es libertad cuando no daña al resto y los malditos cohetes y petardos molestan cómo bocinas incesantes en una ciudad inquieta por adelantar al resto.

San Juan, una fiesta emblemática y entrañable donde las haya sólo le sobra toda la pirotecnia habida y por haber.

Ruidos inesperados, noche ruidosa y en la que los animales así cómo las personas tenemos el corazón en un puño. Quizás pueda parecer insensible a las tradiciones pero si éstas dañan nuestros oidos entonces choca con la libertad del resto.

Recuerdo que en mi barrio se hacían esas hogueras grandiosas con toda la madera que los niños íbamos buscando por doquier durante un mes y allí nos poníamos todos los vecinos rodeando dicha hoguera y pasando una noche inolvidable. Bebían champán los mayores y nosotros, los más pequeños, comíamos COCA (dulce típico de esa noche) a todo lo que daba. No sé por qué pero he borrado de mi memoria los petardos, quizás porque desde siempre me ha molestado ese estruendo inesperado que te sacaba el corazón por la boca.

Este año ha habido pueblos que han prohibido la pirotecnia y quizás sólo quizás se podría extender a todos ya que la libertad de los que tiran petardos choca con aquellos a los que les molestan. Pero no os confundáis no son incómodos por una cuestión intrasdendental de egoismo o de insensibilidad hacia las fiestas sino porque hay personas muy sensibles a los ruidos que pasan una horrible noche.

Espero que hayáis sido dichosos en esta hermosa noche…

E. M§