Publicado en Entretenimiento

SEROTONINA EN MÍNIMOS #lluviabella ☆☆☆☆☆

Las gotas de lluvia hacen un agujero en la piedra, no por la violencia, sino por la constante caída. (Lucrecio)

Hoy amanezco triste, apática, apagada porque la lluvia ha hecho acto de presencia aquí en la ciudad.

Es contradictorio que ame la lluvia, los truenos y los relámpagos pero a la vez son los días en que más me quema el corazón.

Algunas personas caminan bajo la lluvia, otras simplemente se mojan.                                     (Roger Miller)

Todo es poético cuando llueve, todo es más sensual, los sentimientos afloran más tenazmente a flor de piel, pero son días de tristeza…..

De todas maneras no es algo tan poético es mucho más somático.

Los rayos del sol hacen que tengamos un aumento de serotonina que nos ayuda a estar más contentos y vitales pero  cuando llueve o está nublado la serotonina disminuye dejando paso a esa sensación real de tristeza. Hay otros factores mucho más complejos pero no soy una experta en el tema por lo que mejor dejo la clase técnica y me centro en sentimientos.

Días de nostalgia, de melancolía pero hermosos a la vez, porque no hay mayor grandeza que captar cualquier detalle en cada gota, cada rayo, cada estruendo…y pensar, pensar en nosotros y en los demás. Escudriñar cada oportunidad para mejorar.

Una taza de café, un buen libro y una silla delante de la ventana es toda la felicidad que necesito…¡como siempre los mayores placeres nos lo ofrecen los detalles pequeños!

Lluvia de primavera, lluvia de verano,..son días apropiados para adentrarte en descubrimientos de todo tipo  porque esos días a pesar de la  melancolía, también son los más indicados para recorrer viejas calles en el casco antiguo de tu ciudad y tomarte un café en uno de los innumerables locales polvorientos por el paso de los años. ¿ Existe mayor felicidad?

Viajar al norte de España en épocas de lluvias es una de las experiencias más espectaculares que puedas vivir. Cuando te empapas de sus aromas,  de sus calles, de sus tabernas, de sus iglesias en ese clima característico es cuando vives la plenitud de sus costumbres. Siempre es más poético  visitar la zona Norte con este onírico ambiente porque es el clima mamado por todos los moradores de esta maravillosa zona española.

Esos viajes al Norte lluvioso, me traen recuerdos gratos de viajes de niña con mis padres a San Sebastián en donde muy detenidamente visitábamos cada pueblecito que se nos presentaba.. Esa manera de hacer turismo, ya desde muy temprana edad, me apasionaba.

Todo lo que nos da la vida son pequeñas alegrías convertidas en agua de lluvia, en sol primaveral, en nublado embrujado. Y nosotros en vez de tomarlo cómo presentes ofrecidos, nos lo tomamos cómo torturas impuestas.

Cuando llueve, el ánimo de las personas que viven y trabajan en ciudades, cambia. El ambiente se caldea y hay muchas más peleas, gente descontenta, impaciente, irritante..  Es extraño, pero todo se colapsa con mayor facilidad y por ende la humanidad estalla.

Pero todo cambia cuando estás en el campo, en la naturaleza, entonces todo es serenidad. Las criaturas silvestres aparcan sus voces para oír a la lluvia a la vez que se refugian en la propia naturaleza. Allí se respira paz, melancolía y quietud de la que no quieres salir.

Cada momento, cada espacio, cada inclemencia tiene su hueco, así que yo te diría que no te enfades con los elementos porque los necesitas para agradecer más el sol cuando llega.

Dormir con la ventana abierta escuchando la lluvia cómo una nana que te mece es algo encantador, es paz, es reflexión. En esos momentos no pienses en la ropa tendida, en zapatos que no te podrás poner, en cosas que no podrás hacer, piensa sólo en la lluvia.

Desconecta tu cable egoista y deja paso al disfrute de todo el entorno mojado.

Cuando das el protagonismo que se merece a lo que te ofrecen gratuitamente, entonces empezarás a cambiar. Si te produce tristeza ese día lluvioso no luches, déjalo aflorar y acompáñalo para haceros compañia mutua.

El Sol es delicioso, la lluvia es refrescante, el viento nos prepara, la nieve es estimulante. Realmente no hay tal cosa como el mal tiempo, sólo diferentes tipos de buen tiempo.

John Ruskin
Publicado en Entretenimiento

LA CARTA…….. #lacartateremueve ☆☆☆☆☆

Hoy he leído una carta publicada por una madre que perdió a su hijo. A él no le dio tiempo de hacerlo porque su llama se apagó a los 27 años, pero su madre lo ha hecho por él.

Es una carta con trasfondo de amor pero también de connotaciones tristes porque en sus últimos momentos fue consciente de haber dedicado más tiempo a qué, que a quienes. Esa era la sensación que él tenía, aunque seguramente era un sentimiento irreal porque al parecer era todo amor.

Me ha hecho reflexionar mucho y aquí frente a la ventana, en silencio, pensando, analizando cada uno de mis pensamientos, oliendo la brisa, sintiendo la paz del momento y repitiendo en mi mente todo lo expuesto en esa carta, me he sentido empática con él, a la vez que triste por lo que esa madre estará sintiendo.

Me siento muy cómplice de él, porque cómo él, pienso que no enfocamos nuestro ser, nuestro cuerpo, nuestra mente hacia lo mportante, lo enfocamos en lo que creemos que es importante, porque las prioridades cambian cuando sabes de antemano que no te queda mucho por dar.

Quiero empezar desde ya, a crearme otra hoja de ruta distinta, otro camino hacia lo esencial, lo pequeño, hacia aquello que no se ve, no se palpa pero es aquello por lo que vale la pena invertir tiempo y ganas.

Quiero adelantarme a ese momento final y llegar a él sabiendo que he dedicado mi tiempo con las personas importantes para mí.

Todo lo que no son momentos, risas, palomitas con charlas, chistes con gente amada, todo lo demás es superfluo. Todo lo demás sube y baja, viene y va, pero un abrazo, un “te quiero”, un “no pasa nada, un “va a salir bien”, un “vayamos a cenar”..esas cosas tan insignificantes pero tan grandiosas a la vez, es lo que hacen la diferencia entre emprender el último camino con felicidad o con sentimiento de culpa.

Me gustaría tanto poder entrar en vuestros corazones para inyectaros mi actuales pensamientos que cómo siempre he querido hacerlo cómo mejor se me da, con palabras escritas.

Esta es la carta. Espero que hos haga palpitar cómo lo ha hecho conmigo. Obviar que es la carta de quien creo que conocemos todos, pensad que es un chico de 27 años que sabe que emprende el último viaje.
Publicado en Entretenimiento

Mira, mira, ¿qué ves?…. ☆☆☆☆☆ #mimiraqueves

Escribe tu primer pensamiento cada día y te servirá de test  mental para priorizar tus sentimientos

Veo noche, veo luces, coches que empiezan a circular y siento emociones desde muy temprana hora.

Sentada en la pequeña terracita de la casa maternal, siento el aire que roza mi cara y consigue hacerme extasiar.

Estos momentos de soledad, de quietud, de paz son los que aprovecho para escribir.

¿Las palabras curan? Sí, las palabras sanan. Escribir aquello que primero sientes, sin necesidad de editar, de florear, de ordenar, es cómo decir en alto aquello que piensas sin miedo a nada.

Cada día escribe el primer pensamiento que te viene a la cabeza, escribe los primeros sentimientos sin cribarlos, piensa en la primera idea  que experimentas y anótalo tal y cómo salen de tu yo interior.

Esta rutina que sólo te lleva segundos, es una de las mejores terapias que puedas imaginar. A mí nadie me lo ha dicho y creo que no lo he leído en ningún sitio pero de su resultado doy fe.

Las personas cuando pensamos somos libres, damos rienda suelta a nuestros mayores deseos, nos decimos las cosas sin poner comas, puntos o puntos y seguidos. En nuestro cerebro no hemos de cuidar el bocabulario  ni nos negamos ninguna experiencia, en nuestra mente dejamos que todo fluya. Pues aquí, amigos, es donde está nuestra verdad.

Aquello que piensas sin cortapisas, son tus verdades más recónditas que quizás no te atreves a mostrar al público y está bien porque es tu manual de instrucciones sólo para tí.

Os invito a que lo probéis. Comprad una libreta, no muy grande, y cada mañana escribid cómo os sentís, qué frase os viene a la cabeza, y las anotas sin necesidad de estructurar. No os ha de preocupar si un adjetivo lo pones en un lugar no adecuado, sólo importa lo que os viene a la mente en ese momento y ha de ser el primer pensamiento. Si lo haces pasado un tiempo, ya no es virgen ya es un pensamiento condicionado porque nuestra mente ya se ha puesto en modo “on” y lo que quizas pensemos no es lo que sintamos realmente.

Al día siguiente la misma acción, y así día a día. El domingo o cualquier otro día de la semana que decidas elegir, lee todos los pensamientos reunidos en esos siete días y comprueba cuales son más comunes en tí, los positivos, los negativos, los profesionales…etc.

No importa que lo primero en que pienses sea en la colada que harás por la tarde, igualmente escríbelo…Todo lo que te plantees te será útil para analizar tu vida.

Si sabes en lo que piensas cada mañana y lo evalúas, te percatarás de que haces muchas cosas que no te llenan restando tiempo para hacer otras más positivas para tí. Si siempre piensas en trabajos hogareños, en problemas laborales, serás conocedor de que inviertes mucho más tiempo pensando problemas que disfrutando. Cuando sabes el problema, más fácil es encontrar soluciones.

Comprobarás que esta tarea diaria te obliga a pensar en aquello que estás haciendo mal. Te será más fácil identificar el por qué tu vida no te llena, o por qué no eres féliz. Por contra, igual lees que cada mañana lo primero que haces es dar gracias por estar donde estás y con quienes estás, y ésto te llenará de buenas vibraciones, porque serás consciente de que aunque te quejes y riñas con tus hijos, en el fondo eres muy féliz porque tus primeros pensamientos siempre son positivos.

Descubrir ésto es una inyección de adrenalina que te carga de energía.

Es algo que llevo haciendo unos años y os puedo prometer que me ha ayudado muchísimo. Cuando lees las libretas acabadas, comprendes desde la distancia temporal, cómo te has sentido día a día y los procesos que has ido experimentando.

Yo lo comparo a una estadística, a una máquina de la verdad. Cuando te comprometes a plasmar lo primero que sientes o piensas sin tapujos es cómo ver las líneas de un tacógrafo, suben y bajan sin ninguna premisa estudiada.

Siendo conocedor del redultado del exámen podrás trabajar en tus carencias y mimar tus virtudes.

Publicado en Entretenimiento

LLEGAR ES IMPORTANTE, PERO MAS ALECCIONADOR ES EL CAMINO RECORRIDO. ☆☆☆☆☆

“Aquellos que dicen que algo no puede hacerse, suelen ser interrumpidos por otros que lo están haciendo”

Joel A. Barker

Cualquiera que no este cometiendo errores es que no está intentándolo lo suficiente” –Wess Roberts

  • ¿Por qué no he conseguido alcanzar lo que soñaba?
  • ¡Es que tengo tan mala suerte!
  • ¡Seguro que no hubiera valido para eso!

Cuántas veces nos habremos sentado con las manos en la cabeza lamentándonos y haciéndonos preguntas y afirmaciones cómo éstas.

Nos decimos a menudo que las cosas no nos salen, que no tenemos suerte, que queríamos haber tomado otro camino pero el destino nos ha derivado a otra ruta, todo ésto no es cierto.

Estos preceptos que nos autoconvencen no son otra cosa que excusas que pone nuestra mente para no caer en la agonía de saber que realmente no ha habido esfuerzo por nuestra parte.

He perdido más de nueve mil oportunidades en mi carrera. He perdido casi 300 juegos. Me han confiado veintiséis veces el tiro ganador y he fallado. He fracasado una y otra vez en mi vida y por eso he tenido éxito” – Michael Jordan, basquetbolista profesional.

El ser humano tiene una capacidad grandiosa de adaptación cómo cualquier ser vivo, pero aunque esta condición es buena, sin duda, tambien puede suponer una cortapisa para seguir la ruta hacia nuestro sueño.

¿Cuantos de nosotros estamos donde queríamos estar cuando dibujábamos nuestro futuro? ¿cuántos de nosotros ha luchado con uñas y dientes por sus sueños más deseados? Yo he de reconocer que no.

Puedo aseguraros que soy una de las personas que mejor se adapta a los cambios y no me suponen ningún problema, trauma ó tristeza. Todos los cambios que me han venido aconteciendo en la vida han sido modificaciones que yo en todo momento he querido, pero que no suponían los deseos augurados (valga la redundancia).

He ido viviendo las etapas porque venían así, reconozco que no he ido a buscar mis sueños y he ido maleándome poco a poco a las nuevas condiciones de mi existencia. Y ésto es fundamental para nuestra vida, pero si te supone un hándicap para seguir la ruta hacia tu anhelo, se convierte en todo lo contrario.

El equilibrio es el grial de la vida pero es díficil, eso lo sabemos todos porque muchas veces no depende de nosotros y hay factores externos que nos frenan voluntariamente o no a llegar a aquello que nos motiva, pero reconozco que mis metas no han sido nunca imposibles de alcanzar y por adaptarme demasiado bien, diría yo, a todos los avatares de la vida, no me he enfocado en lo que verdaderamente anhelaba.

Nos deslumbran situaciones, personas, circunstancias que aceptamos y que nos desvían. Luego pensamos que eso que nos deslumbró se ha vuelto sombrío porque hemos puesto nuestra confianza en algo que es un espejismo y que ahora cuando el sol y la luz se ha ido, ves sólo sombras y te nublan tus esperanzas.

Nunca es tarde, eso es verdad, pero cuando analizas el problema, el contratiempo,el punto actual de tu vida, te percatas que cojiste el camino más fácil y llamativo a pesar que las indicaciones te decían que el otro un poco más empinado y oscuro te haría llegar a una cima plana, verde y llena de vida….

Analizas y reconoces que es verdad, que te han cegado pequeñas joyas de bisutería porque quizás no sabías donde estaban las verdaderas piedras preciosas.

Cuando anhelas algo no te han de despistar las cosas más brillantes que te encuentras, porque no es lo que quieres. Has de seguir con tu sueño hasta llegar a conseguirlo y si por circunstancias de la vida no llegas, estarás en paz porque sabes que habrás empleado todas tus fuerzas y herramientas para alcanzarlo. Cuando pasa ésto no nos sentimos derrotados porque todo el camino recorrido nos ha dejado tal huella que se sientes pleno.

Desde pequeña había tenido un sueño en relación a la profesión a la que quería dedicarme, pero me deslumbró otra cosa y decidí al año de carrera dejarlo para embarcarme en otro barco. Independientemente de si lo que elegí saliera bien ó mal, esa espina la he tenido y la tengo clavada por no haber seguido mi sueño.

Si lo hubiera seguido y tras estudiar, opositar y quemar todos los cartuchos posibles, no hubiera podido ser, no sentiría esta sensación de derrota. Porque cuando pones todo tu esfuerzo, empeño y disfrute en cada paso, tomas bocanadas de ilusión que te hacen seguir, pero cuando has tomado lo que te ha venido para no esforzarte, eso te queda siempre clavado.

En la vida hay que ir haciendo y cogiendo al vuelo las oportunidades de vivir que se nos presentan pero sin dejar al lado nuestros sueños.

No me lamento de nada porque llorar por el pasado no sirve y tampoco pensar en el futuro porque es incierto, pero sí que me enseñó que nunca más me desviaría de mi sueño definitivamente por coger otro camino aparentemente más fácil. Te puedes desviar en ciertas ocasiones pero sabiendo que vas a volver a recorrerlo.

Muchas veces lo más fácil no nos lleva a la meta, a mitad del recorrido descubrimos que viene una subida imposible de alcanzar y nos quedamos justo antes de la subida porque ya nos da pereza retroceder y coger la otra vifurcación.

¡¡¡No sé que me pasa a mí con los caminos, pero cualquier tema lo llevo al ejemplo de los caminos!!! Me lo tendré que hacer mirar….

No te dejes hipnotizar por sueños volátiles si éstos te despistan de tu meta. Disfruta todo el camino hasta llegar y si te has de desviar un poco, tómalo como un punto y seguido.

E.M.