Publicado en Entretenimiento

La valentía de ser feliz.

La valentía de ser feliz, porque para ser feliz hace falta valor, coraje para hacer lo que quieres en todo momento, ímpetu para desoir comentarios ajenos que puede que te hagan dudar de tu sueño. No es tan fácil seguir tus anhelos pero en la fortaleza de tu alma está el poder de seguir adelante.

Lo fácil es quedarse parado y esperar a que nos lleguen las oportunidades pero lo complicado es seguir nuestra propia hoja de ruta aún a riesgo de caer en el intento. Todos nosotros aspiramos a vivir en la felicidad pero para ello hay que tener una personalidad potente y unas ganas de vivir que supere cualquier contratiempo.

Y se es feliz mimando cualquier momento que nos toca vivir, disfrutando de las pequeñas cosas, tratando a los demás con respeto, indagando y descubriendo cosas nuevas. El deseo por aprender nos revive el alma y vivir es aprender cada día.

«La vida es una aventura no un viaje organizado». (Ezkhart Tolle)

Nuestra  vida ésta diseñada para que seamos dichosos y trabajemos en todo momento para lograrlo pero todos sabemos que hay muchas paradas en el camino que nos ralentizan para lograrlo, pero aún así nuestra naturaleza supera los obstáculos para poder pasar lo antes posible estos momentos negativos.

Ser feliz es tener equilibrio entre cuerpo y mente, es no mirarse en los ojos de nadie para seguir adelante, es no compararse con el que tienes al lado. Eso es la dicha, carecer de envidia, alegrarse de los logros de los demás y sobre todo ayudar a tus semejantes.

La falta de egoismo es felicidad, saber amar es dar al otro la libertad necesaria de elegir y hacer, pero ante todo y ante cualquier otro objetivo el primer paso para alcanzar esa dicha es amarse a uno mismo, sin ese amor jamás amarás a nadie de verdad y jamás alcanzarás tu bienestar.

«Cuando lo que eres es lo que quieres ser, eso es felicidad».

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Adiós 2021

Mañana escarchada, calles heladas solitarias y yo callada pensando en este año que se va. He vivido días trascendentales y tristes que han marcado mi esencia y han abierto ante mi un mundo de comprensión y aceptación.

Hago un éxamen de conciencia de este 2021 que se va y escribo en cada renglón lo acontecido. He seguido con mi cura, con mi reconexión, con mi autocontrol, en fin he seguido descubriendo mi alma.

Ha habido momentos estupendos que han generado autoestima a mi persona. He aprendido, he vivido experiencias nuevas, he descubierto sentimientos nuevos y en general me he conocido mucho más a mi misma.

En este 2021 también he tenido los peores episodios de mi vida, he perdido a gente importante que me ha dejado un vacío irrecuperable y por otro lado he renunciado a otras personas que no eran tan aliadas y de las que me alejé sin mirar atrás.

Nos deja este año con una pandemia que es parte de nuestra existencia y que nos encarcela por nuestro bien. Este siglo pasará a la historia por este virus que se ha vuelto inmortal. Acaba un año raro para todos que nos ha privado de vivir plenamente. Nos hemos adaptado como cualquier ser vivo se adapta a su entorno.

Adiós año de inquietudes, de trabajo interior, de amor, de miedo, de superación y aunque no he llegado a todas  mis metas por lo menos lo he intentado.

Ha sido un año para recordar especialmente porque mucho de los monstruos han caído, mucho de los tabús se han disipado y porque seguimos con esta falsa normalidad que ya forma parte de nosotros. He tomado de la mano un estandarte que elevo con orgullo y no es otro que hacer lo que me hace inmesamente feliz. Si algo me incomoda lo relego de mi vida.

En general ha sido un año diferente, un año para recordar y para asumir lo insignificantes que somos ante el mundo, a la vez somos maleables ante las circunstancias y me queda claro que todo se supera.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

El buen pastor

Una coartada para sobrevivir, una excusa para seguir aprendiendo todo lo que quieras. Tienes una edad pero no hay edad que impida un nuevo comienzo. Tienes mucho que enseñar al mundo porque lo que te diferencia del resto es tu manera de ser.

Un buen hombre sobrevivía con un rebaño de ovejas que contaba cada día para que no se le perdiera ninguna. Una mañana cuando las llevaba a pastar rutinariamente las empezó a contar dándose cuenta de que le faltaba una oveja. Sorprendido ante tal hecho lo dejó pasar pues bien pudiera ser que se hubiera alejado del rebaño y algún lobo la hubiera atacado.

Al día siguiente le volvió a faltar otra oveja y así cada día iba perdiendo una res. Al mismo tiempo que él tenía menos ganado el vecino de al lado tenía más, hecho del cual el granjero se percató. No tenía manera de probar que eran sus ovejas y con resignación se fue quedando poco a poco sin ninguna res. El vecino se jactaba ante los ojos del pobre pastor del gran rebaño que tenía y cómo le reportaba muchas más ganancias.

El pobre hombre se encontraba sin ovejas y sin trabajo. Hacerse de nuevo con un rebaño era muy costoso y su familia necesitaba comer. Así de esta manera dejó su pasiôn y empezó a trabajar en una empresa de transportes conduciendo un camión de gran tonelaje.

Era tan bueno en su trabajo que el jefe le daba muchos encargos y con su trabajo pudo empezar a ahorrar hasta comprarse su propio camión. Trabajaba muy duro y cada día llegaba a casa agotado pero como era su propio jefe eso le hacía sentirse bien. El vecino ladrón se burlaba porque lo veía esforzarse sobremanera y estaba casi todo el día fuera de casa pero al buen hombre no le importaba porque tenía una hoja de ruta en su mente que no descuidaba. Empezó a ganar tanto dinero que pudo comprar una gran flota de camiones contrató a mucha gente para su negocio, se mudó de casa a una mejor y su familia vivíó cómoda. Él disfrutaba mucho más de su familia y su negocio iba cada vez mejor.

Cuando el ladrón de ganado vió el crecimiento del vecino se moría de la envidia porque su trabajo no le daba para contratar a ningún ayudante y tenía que llevar a pastar cada día a su rebaño.

No todo el mundo consigue lo mismo teniendo las mismas armas. El buen hombre comprendió que de las vicisitudes negativas de la vida puede salir algo bueno.

Hay episodios en nuestra vida que son dolorosos, injustos, dañinos y que nos hacen desconfiar de todo y de todos pero la verdad es que no sabemos lo que el destino nos tiene preparado. Ahora lo que estás viviendo es algo doloroso pero quizás es el camino hacia algo mejor. Si no estás en tu mejor momento y pasas por altibajos de emociones ten por seguro que es el preámbulo para convertirte en un ser mejor. Todo pasa por algo así que no desesperes y aprovecha cualquier ayuda que venga disfrazada de oportunidad. Nos echamos las manos a la cabeza cuando tropezamos con un muro pero en vez de llorar por lo malo que tenemos hemos de gastar toda nuestra energía en seguir adelante y saltar ese muro. Cuando lo saltes quizás no será de la manera que habías previsto pero ten por seguro que te aguardarán vivencias mejores. Todo cambio externo implica un cambio interior que nos hará crecer sin duda algúna.

No pares, ve el lado positivo de una mala situación, que seguramente la haya, no te dejes vencer y demuestra al mundo que tu ímpetu te ha levantado.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

La ansiedad.

Cuando la ansiedad se apodera de tu vida todo lo que haces para superarla es agotador. «La ansiedad es un sentimiento de miedo, temor e inquietud. Puede hacer que sude, se sienta inquieto y tenso, y tener palpitaciones. Puede ser una reacción normal al estrés»

Este sentimiento que se presenta en tu día a día sin haberlo llamado a tu vida se convierte en compañero de viaje sin siquiera haberlo invitado. Eres incapaz de tomar las riendas de tu vida y todos los esfuerzos por aplacarlo son insuficientes. La ansiedad se presenta de muchas maneras pero quizás uno de los síntomas más dolosos es el apetito descomunal que se te presenta.

Sabes que lo que estás comiendo te destruye porque destruye tu autoestima pero eres íncapaz de parar. Te autocastigas por algo que no sabes y comes porque de alguna manera es un modo de castigo que te autoimpones. Estás descontenta con tu cuerpo pero a la vez inevitablemente sientes la necesidad de engullir sin control.

Cuando acabas de comer la culpa te inunda y el sentimiento de decepción no te deja respirar. Nunca has entendido este sentimiento pero ahora éste es parte de tu día a día. Tienes ante ti una carrera de fondo con muchos obstáculos que en ocasiones te paralizan y te hacen rendirte ante tu objetivo.

Puedes pasar en un par de días de pesar 50 kg a 58kg sin siquiera darte cuenta. Después piensas cómo bajar de peso pero la ansiedad no te deja poner un tope y sigues y sigues comiendo. Lo más inconsistente es que no tienes hambre, sólo comes para castigar a tu cuerpo porque así lo sientes.

Intentas pedir ayuda porque este sentimiento se te escapa de las manos pero aún así tienes ante ti una montaña que escalar sin siquiera tener zapatos.

Los sentimientos son contradictorios y ésto te atormenta porque quieres volver a tu peso. Sabes que no estás gorda pero sí para lo que estás acostumbrada y te enrabietas porque puede más la ansiedad que las ganas de bajar de peso.

Es un camino lento y duro, pero la buena noticia es que se puede solucionar con ayuda y tiempo. Tener objetivos es una muy buena manera de mantenerte en el camino correcto y aunque sabes que es un objetivo lejano también tienes la certeza de que lo conseguirás. Lo más efectivo es no pensar en cómo estarás dentro de un mes sino ir superando la ansiedad cada día. Será mucho más efectivo y más sencillo para ti.

Los pensamientos en tu cabeza no son claros y se confunden en tu mente impidiéndote tomar el control de tu vida.

«El temor agudiza los sentidos, la ansiedad los paraliza»

Kurt Goldstein

Totalmente cierto, la ansiedad te deja ínmovil ante cualquier sentimiento de superación, te deja sin armas para luchar y te sientes perdida. De ahí que sea crucial pedir ayuda para poder liberarte de este infierno de la mano de algún profesional que te ayude a enderezar tu vida.

«La ansiedad es un arroyito de temor que corre por la mente, si se le alimenta se puede convertir en un torrente que arrastrará todos nuestros pensamientos».

Un día que llegas a tu objetivo te sientes vencedora y eso te motiva para seguir sin mirar atrás. Sabes que hay que tener paciencia e ir despacio porque sino será fácil retroceder y perder todo lo ganado.

La escritura te ayuda a descargar el peso que llevas y te ayuda a enfocarte mucho más en aquello por lo que has de luchar. Muchas veces has pensado no publicar pero luego has recapacitado y has optado por hacerlo ya que cuando escribes te liberas.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Sonríe

Ten pasión por la vida, ten ganas de aprender, de conocer, de amar y sobre todo de saltar cualquier obstáculo en el camino. Ya tu vida es tuya y eres responsable de ti misma, ya no tienes que dar explicaciones a nadie ni tienes que disculparte por ser cómo eres, ya tus anhelos han culminado.

En esta andadura por la vida lo único que importa es ser feliz, vivir con una sonrisa en la cara y ofrecer buena cara a los que te rodean. Habrán días que dudarás de todo y de todos pero a pesar de ello procura que nadie te quite tu cara sonriente porque se llega mucho más lejos con una cara amable que con una cara antipática.

Disfruta de tu libertad y de tu poder de decisión, eso nadie te lo va a volver a quitar ni nadie tampoco te ordenará nunca cómo actuar y qué es lo que tienes que hacer. Cuesta mucho llegar a este estado de plena libertad en el que estás pero es el súmun de la felicidad.

El poder de la sonrisa es invalorable y el valor de la amabilidad mueve montañas. En una guerra se gana mucho más con el diálogo que con una posición de lucha, de igual manera se gana más con una actitud amable que con una postura retante. Si ves que tu interlocutor es de esas personas que tiene ideas inamovibles aunque incorrectas, no discutas, es mejor asentir y quedar por tonto que perder a un buen amigo. El silencio es muchas veces  el mejor aliado de una persona sabia . Hay personas con las que es mejor no argumentar porque nunca darán su brazo a torcer.

Disfruta de la vida con una sonrisa agradable, respira positividad y todo será más facil. Todos los problemas no tienen solución pero sí hay solución para todas tus preocupaciones. Sal a la calle y dibuja una sonrisa verás cómo te empiezan a acontecer cosas buenas.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Autoestima.

Todo comienza con alguien que un buen día te increpa, te insulta, te desprecia y tú te lo crees. Ahí es donde empieza el infierno, el mundo se estrecha ante tus ojos y esa luz al final del túnel se apaga.

Te crees una piltrafa incapaz de merecer nada bueno y tu persona ya no importa, ya cualquier atisbo de fortaleza se disipa en esta amargura que te persigue a lo largo de tu vida.

El valor que le pones a tu persona es ínfimo y tu autoestima se ha ido. Ya no tienes ni amor propio para defenderte porque no sabes como hacerlo. Tu persona es irreconocible,, no te das cuenta y pasas de ser una persona risueña y libre a ser una persona taciturna y encadenada.

Lo único que te crees es lo que distorsionadamente ves en el espejo y eres incapaz de levantar la cabeza para mirar de frente. Pero nada está perdido, finalmente cuando recapacites y te des cuenta de que quienes no valen nada son aquellos que te destruyeron y denigraron, entonces serás consciente del dulce camino del renacer.

Es muy fácil quebrar tu alma pero muy difícil recomponerla.

¡Qué cruel es la naturaleza humana y qué crueles aquellas personas que son felices dañando al resto! Y si el daño físico es atroz, el daño psicológico que poco a poco se clava en tu mente es mucho más letal. Es necesario mucho tiempo y ayuda para salir del pozo a donde caes pero cuando lo consigues renaces con mucha más fuerza.

La autoestima es lo único que tienes igual de valioso que tus principios y si alguien los rompe te rompe a ti. Por eso no hay que dejar jamás que nadie se lleve lo que es tuyo, nadie puede aprehender tu esencia para sentirse poderoso a costa tuyo.

Nos queda un largo camino, que creo que nunca recorreremos, para que el respeto entre los hombres sea un estandarte que izar con orgullo. De momento el que se cree fuerte intenta despreciar y empequeñecer al que él cree inferior.

Es un infierno real en la tierra cuando sientes que tu persona vale tan poco que ni tienes derecho a gritar, solo sabes asentir y callar. ¿Pero cómo es posible que hoy en día esa persona maltratada no acuda a pedir ayuda? Dirán algunos que la culpa es del maltratado, pero nadie sabe que él en esos momentos no es él, es un ente que sólo ve a través de su maltratador y lo que él dice es el súmun de la verdad. Además la vergüenza de no tener el control de tu vida impide que te abras al mundo.

Es un proceso complejo que requiere horas de tratamiento, de reconexión con uno mismo hasta llegar a salir de ese agujero negro que no deja pensar y no deja respirar.

No te plantees la vida pensando que alguien es mejor que tú, no dejes que nadie te lo haga creer porque será justo esa persona la que te vea a ti superior y lo tapará haciéndote pequeña. Cuando eso pase piensa que ante sus ojos eres superior, eso es lo que te ayudará a no caer en este infierno.

Gracias al cielo que vivimos en una época con mucha información y que hay muchos profesionales a los que podemos pedir ayuda que nos abren los ojos ante estos espejímenes de cobardes que disfrutan empequeñeciendo a los demás.

Cuando sientas caerte no dudes jamás en pedir ayuda, en leer libros de autoauyauda, en oir a personas cómo José María Alonso Puig, Víctor Kuppers..etc. Muchos de los mejores profesionales imparten charlas de autoauyuda que te abrirán un nuevo mundo y te harán mirar la vida desde otra perspectiva.

Hay muchas personas que sienten lo mismo que tú y padecen el mismo infierno así que no estás sola.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Mi pensamiento del día.

Mi pensamiento del día es salir cómo una leona a la calle pretendiendo ser optimista. Dibujo en mi cara una sonrisa como complemento a mi outfit. He amanecido agradeciendo un nuevo día y he guardado un segundo de silencio para agradecer otro cielo que volver a ver.

Cada mañana somos autómatas y como tal actuamos sin parar a agradecer el inicio de jornada. Y algunos dirán que ¡qué frase más usada cuando el mundo está cómo está!, pero si pensamos así tendremos un doble problema, el que existe en el mundo y el tuyo propio.

Empiezo con una sonrisa porque me niego a andar con cara descompuesta por el mal humor y me niego a zozobrar a la primera de cambio. Miro la vida con preocupación porque no quiero desperdiciar ni un minuto de mi tiempo en cosas superfluas. Hay tantas cosas que me levantan cada día que a veces me siento una niña pequeña. Vivo el día a día y supero obstáculos presentes. No pienso en el pasado ni en el mañana porque la vida se vive hoy.

El único permiso que me concedo para mirar atrás es pensar en mis amados padres que ya no están, aquellos que tanto me quisieron sin pedir nada a cambio. Es duro peder a una madre y aún ahora se me debilita el alma al recordarla. Ahora no quiero dejar de decir lo que siento, no quiero guardar mis sentimientos y quiero gritarlos a los cuatro vientos.

Es muy curiosa la humanidad, adoramos a los muertos y maldecimos a los vivos, por eso hemos de cambiar el chip y empezar a apreciar a los que tenemos al lado.

Quiero lidiar otro día más con una sonrisa porque ésta desarma a cualquiera que venga con malas intenciones y seguir minuto a minuto haciendo lo que nos toque y nos haga feliz para ir agotando el día y mañana ya nos preocuparemos por mañana porque ese ya será otro día.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Reciprocidad.

«Trata a los demás cómo te gustaría que te tratarán a ti» . Una regla sencilla, clara y perfecta. Si todos somos conscientes de este lema ¿por qué nos resulta tan complicado aplicarlo?

Cada día vivimos episodios negativos en los que tenemos la oportunidad de tratar bien al otro y muchos son los que responden con falta de respeto y desdén, pero graciosamente piden ese respeto para ellos. Egoísmo puro y duro,

Esa falta de empatía hacia los demás es lo que provoca que el mundo esté como está y que el daño recíproco esté en cada poro de nuestra piel. No aprendemos, no escarmentamos, no reconocemos que cuando haces el mal al otro tus actos dicen mucho más de ti que del otro.

Y andamos por el mundo queriendo demostrar que somos buenos, que hacemos grandes cosas, que somos solidarios porque ayudamos en alguna O. N. G pero en el día a día el simple acto de dar las gracias a un camarero que te sirve un café es inaudito para nosotros.

El día a día nos amarga muchas veces pero nadie tiene la culpa de ello por lo que pagar con el otro tu mal humor no es la solución. Todos nosotros tenemos una idea de cómo nos gustaría ser tratados, de cómo nos gustaría que nos hablaran, pues haciendo lo mismo todo sería más simple.

La vida se nos viene dada a cuenta gotas y es mucho más corta de lo que creemos, si contáramos los minutos que a lo largo de nuestra existencia desperdiciamos en peleas, mal humor y necedades nos daríamos cuenta que estamos haciendo el tonto.

El creerse más que el otro basándose en dinero, educación, raza, orientación sexual etc es de bobos deprimentes y esa actitud sólo aclara mucho más la pequeñez del ser. Este tipo de personas tienen muchos problemas de autoestima y si viéramos su privacidad por un agujerito nos quedaríamos sorprendidos de lo insignificantes que se creen. Piensa en eso cuando no te atrevas a increpar al que te desvalora.

Si a ti te duele cuando te clavan un clavo en la piel piensa que al otro le duele de igual manera por lo tanto vivamos respetándonos los unos a los otros para que ésta humanidad no desaparezca de la faz de la tierra.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

El destino

Un día pensarás en toda tu vida y seguramente comprenderás que podías haber hecho las cosas de otra manera y quizás te flageles por ello, pero cuando recapacites te darás cuenta de que estás donde estás porque así había de pasar.

A veces has tenido dos caminos para elegir y al decidirte por uno te ha quedado la duda de si era el correcto. Con el tiempo ese nuevo camino se ha truncado y con pesar te autoinmolas por haber elegido mal. ¿Pero la elección por esa segunda salida te hubiera hecho vivir otra experiencia? Quizás sí, pero el resultado en el mapa de tu vida hubiera sido el mismo.

Para llegar a un punto no es necesario una única ruta sino que son muchos los caminos que llevan a Roma. Ésta, nuestra vida, está diseñada para que las cosas que hayan de pasar pasen en su justo momento y nosotros sólo podamos elegir cómo llegar a ese, nuestro destino. Pasarán por tu vida un sinfín de personas que te ayudarán a andar en una dirección pero incluso aquellas que te han provocado sufrimiento e indiferencia serán necesarias para que seas quien eres y estés donde estás.

Si ahora vives una insufrible etapa tienes el resto de tu vida para elegir y no pienses mucho porque la vida se va muy deprisa y para cuando quieras tomar la decisión correcta quizás ya sea demasiado tarde. Todo lo que te haya de pasar te pasará y por esta regla haz lo que te haga más feliz y con lo que te sientas más a gusto. No hagas de tu vida un teorema y quieras ganarle el pulso al destino porque desde ya te digo que lo tienes perdido.

La suerte no existe ni la mala suerte tampoco, existe la hoja de ruta que dice lo que te acontece. El problema es que el destino ya tiene predeterminados los momentos de cada uno y a muchos les toca lo malo y a muy pocos lo bueno.

_No defenderé mis derechos porque es posible que me despidan_ y dejas que te vapuleen. Pero si ese trabajo era para ti será tuyo y si has de luchar por tus derechos lucha sin ningún miedo porque el azar hará su papel. Si no luchas te queda un nudo en la garganta de impotencia y rabia que marcará tu vida. Lo que tenga que ser será y si ese trabajo finalmente no era para ti no importa lo que hubieras hecho o dicho al respecto.

Piensas que ¿por qué te ha tratado así con todo lo que has hecho por esa persona? , con todo lo que has sacrificado por ella ahora te da la patada y te deja, pero no te das cuenta que defender tu autoestima, tu postura tus sueños y tu dignidad no te aleja de las personas te las aleja el destino que decide por ti desde que naces. Así no tengas miedo a sentir y a hacer porque lo que tenga que ser será.

Siendo así, vive, disfruta, ayuda empatiza, canta ríe y sobre todo no dañes al prójimo porque vivirás mucho más placenteramente.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Preguntas vacías

«Procura que tus palabras sean mejor que tu silencio».

¿Qué tal, cómo lo llevas? Eso te pregunta la gente cuando en verdad la respuesta no les interesa. La hipocresía con la que se habla y el poco interés por el bienestar del otro me hace recapacitar en un pensamiento. ¿Si pidiera ayuda por cualquier problema, la gente respondería con la asistencia necesaria? La respuesta seguramente sería NO. Hoy en día, ya sea por inseguridad o por falta de empatía, nos negamos habitualmente a ayudar al prójimo a no ser que lo conozcamos y aún así dudo mucho que la gente socorra altruistamente a los demás.

Tendemos a ayudar en las grandes catástrofes y eso está muy bien para sentirnos bien con nosotros mismos pero ayudar al que tenemos al lado ya es otro cantar.

Tampoco es una crítica a los demás ya que cada quién tiene sus propios problemas pero dice mucho de una sociedad la falta o no de caridad hacia sus semejantes.

Últimamente estoy bastante negativa pero creo que es una realidad irrefutable que la caridad deja mucho que desear en estos tiempos.

Volviendo a la pregunta que me hizo esta vecina le respondí que estaba bien y viviendo la vida, ella no se esperaba esta contestación y se me quedó mirando con extrañeza y curiosidad. Quizás esperaba que le dijera la usual retórica de tirando cómo se puede….. viviendo la vida que es lo que toca aunque los episodios de ella a veces no sean lo que esperamos.

En mis horas bajas maldigo el día a día porque la monotonía preside mis días, pero en la mayoría de los casos pienso que todo lo que vivimos es un milagro. No sé quién ocasionó este milagro ni donde empezó pero de que es un milagro lo es. Por eso a pesar de todas las críticas hay que reconocer que la vida es maravillosa y digna de ser vivida aunque ahora no pueda verlo claramente.

Para aquellos a los que la vida a veces nos parece insufrible comentarles que por experiencia sé que todo lo malo pasa y que el camino hay que recorrerlo de la manera que sea pero vivirlo. No es bueno luchar con el destino, pero sí ganártelo y llevártelo a tu terreno.

Yo finalmente lo he hecho, he cogido todo lo malo que me viene y lo he transformado en algo más llevadero, en algo positivo y eso me ha ayudado con mi desesperación.

Esa vecina era la típica chafardera que te pregunta sabiendo ya la respuesta, sólo por profundizar en tu dolor…

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Se mofan porque pueden….

¡Qué hipocresía más grande ésta la nuestra! maldecimos, criticamos, atormentamos a los demás y cuando esa persona ya no está en este mundo entonces vienen las alabanzas. No lo digo por nadie en concreto y lo digo por todo el mundo ya que la impunidad con la que la gente por RRSS vilipendia al prójimo es algo que ya se tendría que estar tomando en serio mucho más de lo que se está haciendo hoy.

Nos sorprendemos cuando la gente se suicida y no quiere vivir pero no hacemos nada para remedirlo. Hoy en día que nuestra vida por las redes es transparente debería de haber un castigo para todos aquellos que confunden la libertad de expresión con apología del linchamiento.

Cuando salen a la luz las palabras que se dicen por redes nos espantamos y nos subimos las manos a la cabeza pero cuando tenemos la oportunidad de pararlo nadie lo hace. Son las propias plataformas las que deberían restringir automáticamente las cuentas nocivas. Igual que son anulados los vídeos con música por el copyright de igual manera deberían ser sancionadas las cuentas ofensivas.

Todos entendemos la barrera donde acaba la libertad de expresión y comienza el vapuleo dañino. Está siendo un problema más que acuciante ya que una de las primeras causas de muerte en España es el suicidio y éste viene muchas veces provocado por el acoso en redes o simplemente por acoso.

Estas cuentas se pueden rastrear y anular. No es lo mismo decir «no me gusta tu contenido, lo podrías mejorar» que decir «tonta de mierda haces un contenido vomitivo y deberías estar muerta»….. Y muchas cosas peores.

Ya todos sabemos que esta clase de personas (haters) se odian a ellos mismos al cien por cien enmascarado su frustración a través de las críticas anónimas. Estas personas que odian a todo el mundo y sin ningún tapujo campan a sus anchas y ya forman parte de un movimiento más que cuantioso por lo que sería cuestión de sentarse a poner algun remedio para que el odio no inunde las redes.

Personas sin corazón, sin integridad, sin principios, sin valores y sin sentimiento de culpa que es lo más peligroso. Ellos vomitan toda su frustración en redes achacando sus propias anomalías a los demás. Me avergüenza esta clase de personas y me producen rechazo inmediato. No sólo por las redes se hace bullyng sino que estamos rodeados de personajes ínfimos que se aprovechan de su falta de empatía para torpedear a cualquiera que les venga en gana.

Es trabajo de todos acabar con este «movimiento» no simpatizando con aquellos que insultan o achican a los demás. Hay que enseñar al que no sabe o no quiere saber con rechazo a este tipo de comportamientos. No reírnos de un comentario jocoso sobre la estética de alguien o sobre la manera de ser del otro ayuda a que ese tipejo se quede solo. Pero todo ésto debería ser tratado con dureza desde la más tierna infancia atajando desde entonces este bullyng tan destructivo.

E. M§

Publicado en Entretenimiento

Tu vida es tuya……

Cuando todo el mundo está loco algunos han de mostrarse cuerdos para seguir en esta sociedad tan difícil en la que vivimos. Cada quien cuida su culo y no se preocupa del resto y está bien quererse a uno mismo pero la fuerza del mundo está en la unión y no en el continuo juicio que hacemos de los demás.

Nos cuesta aislarnos de las opiniones ajenas y vivimos muchas veces con el temor a ser juzgados ahogándonos en nuestro propio cuerpo por no liberar nuestras ideas. Cuando dejamos que los demás guíen nuestra vida ésta está a merced de envidiosos, malvados y de toda clase de escoria humana.

Ser nosotros mismos nos hace libre, no tener que fingir ante nadie nos llena los pulmones de aire y exhalamos esas ganas de vivir que muchas veces nos faltan.

El amor más incondicional es a nosotros mismos y lo olvidamos con mucha facilidad. Hay que despojarse de personas que quizás pensábamos que estarían toda nuestra vida y ahora no forman parte de nuestro mundo. La vida es eso, un giro completo que vuelve del revés nuestra existencia pero que nos ayuda a crecer. Y crecemos cuando somos conscientes que nuestra vida es tan importante cómo la de cualquier otra persona.

Son pensamientos desordenados que responden a un orden en la mente y que llevan al pleno control de la vida. Nadie por sí solo destaca sino que la grandeza aparece con las contradicciones. Tiene que existir el mal para valorar el bien, existir la envidia para estimar la benevolencia, el yin y el yan.

Hay que poner en una balanza las cosas importantes de la vida y prescindir de las que menos nos llenan porque quizás sean una pérdida de tiempo y de recursos. Tenemos coche, parking, apartamento, ropa, amigos y a veces ni aún así somos felices porque todo lo que somos y tenemos es lo que se pretende de nosotros. Pero si lo cavilamos concienzudamente descubrimos que se puede vivir y vivir bien sin muchas de las cosas materiales que tenemos y que nos atan sin remedio.

De cualquier otra época de la historia ésta, la nuestra, es la que ha aportado más ganancias al ser humano en tecnología, medicina, medio ambiente…. Y sin embargo es la época en la que más inconformes estamos. Parece contradictorio porque disponemos de todo a nuestro alcance para ser felices pero no lo somos. Por eso muchas veces el inconformismo que nos hace crecer y prosperar es a la vez el mayor enemigo para nuestra felicidad.

E. M§