CALLAR A VECES, ES LA MEJOR ARMA…

No hables, si lo que vas a decir no es más hermoso que el silencio. Foto de Elena. M.

Pensar antes de actuar o actuar sin pensar.. ¡Eh aquí la cuestión! Hay quién dice que hacer las cosas tal y cómo te vienen a la cabeza es mejor que pensarlas.

Yo, he reconsiderado este pensamiento muchas veces porque siempre he actuado a la desesperada. Siempre mi ímpetu me ha desbordado y he actuado sin cocinar mis ideas.

Con los años me he dado cuenta que aunque, bien es verdad, que las grandes acciones se elaboran con iniciativa, también es cierto que hay que pensar antes de hablar, hay que elaborar un plan antes de actuar y que antes de insultar hay que esperar a que las cosas se calmen.

Me ha costado toda una vida comprender que cuando estás enfadado has de alejarte sin responder, porque en el calor de la discusión las respuestas pueden ser hirientes e irrevocables.

La calma y la distancia te muestran las cosas tal y cómo son sin esa lupa que engrandece los problemas. Cuando alguien se enfade contigo con o sin razón, ten calma, escucha, calla y aléjate.

La persona que te grita, que te insulta o menosprecia, espera una reacción por tu parte de enfado, pero si te retiras sin siquiera contestar, dejarás K O a esa persona que se sentirá vencida.

Nadie se espera que ante un insulto el otro responda con silencio e indiferencia, y eso será tu arma más letal.

Esta postura de silencio, de evaluación y de alejamiento he de reconocer que es una postura dura y díficil de aprender, pero si adoptas este dogma en tu vida serás vencedor sin tener que luchar.

Cómo alguien sabio dijo  “Eres esclavo de tus palabras y dueño de tu silencio”. No temas que te llamen cobarde por no responder, no dejes que nadie te influencie, calla cuando tengas que gritar, y habla cuando todo el mundo crea que callarás..

Una persona segura y justa, oirá sin prejuicios y calmará su ira. Eso no implica servilismo o cobardía, por contra muestra una gran personalidad que arrollará a todo el que ose enfrentarse a ti.

Y no digas que tú no puedes evitarlo porque todo se aprende. Enseña a tu cerebro a pensar, a calmar el ímpetu, a reflexionar y ensaya las veces que sean necesarias para no incurrir en un camino de ida sin vuelta. He conocido a muchas personas que por orgullo han cortado relaciones positivas. Que por responder sin pensar o por no preguntar afirmaciones qué supuestamente esa persona ha dicho han cortado vínculos con seres maravillosos.

La transparencia en cualquier ámbito de la vida es el atajo más directo para crear relaciones sinceras. No des por cierto las habladurías de otros y contrasta. Mirar a la cara y preguntar no es ofender…..Y si consideras que alguien no te dice la verdad siempre será problema ajeno y no tuyo.

Las mentiras llevan a más mentiras, aportan desconfianza y no ayudan. La verdad siempre es el camino más acertado y aunque en algunos momentos es más adecuado callar, siempre será más acertado que mentir.

No creo en mentiras piadosas, creo en la piedad y la benevolencia. La mentira empequeñece al que la dice y menosprecia a quien va dirigida. Sólo esa persona decide si lo que escucha es digno de ser considerado o no, pero nadie más. Prefiero mil veces oír la verdad aunque duela, a no saberla y enterarme después de semejante mentira. Con ésto último me sentiría poca cosa, imperfecta y destruida porque no habré tenido la oportunidad de reaccionar.

“Más vale ser vencido con la verdad, que ser ganador con la mentira”

Mahatma Gandhi.

“LOS SUEÑOS, SUEÑOS SON”

¡Qué manera tan espectacular tiene el cerebro de liberarnos de las tensiones! Los sueños, tan reales e irreales a la vez. Foto extraída de Píxel.

Son las 3:17 p. m y me he desvelado. He despertado súbitamente comprobando que era todo un sueño. Me he desligado de tal ensoñación con bastante agitacion y miedo porque el sueño era muy perturbador.

Cómo ya tengo los ojos cómo platos he decidido ponerme a hacer lo que más me calma, escribir.

Estoy plasmando mi pesadilla cómo un relato corto que al final tengo que dividir en episodios para que su lectura no canse. Sin descanso he escrito un buen rato y he parado porque no tenía un final prometedor.

¿No os apasiona el mundo de Morfeo? La interpretación de los sueños es un tema que me apasiona, me cautiva y me inquieta a la vez. Aunque hace bastante tiempo que leí “la interpretación de los sueños” ahora, no sé porqué, me vienen pasajes de él a la cabeza.

“Con solo temer a la mediocridad, ya se está a salvo”.

Sigmund Freud.

Queda para el futuro decidir si mi teoría contiene más delirio del que yo quisiera, o el delirio, más verdad de lo que otros hallan hoy creíble”

Sigmund Freud.

Y es que releyendo frases del libro me quedo atónita de la revolución que supuso y aún supone darle voz a nuestra psique.

Sueños y pesadillas ¿Qué diferencia los unos de las otras? Según experiencia propia y basándome en suposiciones, cuando he tenido pesadillas he sentido un horror real que me ha despertado del sopor con miedo, intranquilidad y sollozos. En cambio los sueños, que son diarios y cruciales para nuestra mente, casi nunca me vienen a la cabeza una vez despierta y no me levanto con esa sensación de miedo y agitacion.

Ha habido temporadas que tenía pánico a quedarme dormida por temor a sufrir esas pesadillas tan horribles y reales.

Sueños tenemos todos incluso los animales. Mi perrita está dormida aquí a mi lado y siempre tiene sueños que la hacen sollozar a la vez que mueve sus patitas cómo si estuviera corriendo una maratón. ¿Qué soñarán los animales? ¿Tendrán pesadillas también?

Es un tema apasionante, que aún hoy, sigue despertando interés médico, porque al fin y al cabo no es una ciencia pragmática que puedas ver, tocar y tratar, es una ciencia, de alguna manera, intuitiva. ¿Quién ve los sueños del otro? Se pueden estudiar la variantes de nuestro cerebro cuando dormimos, cómo actuamos en cada una de las fases, pero ¿quién ve las historias de los mismos y sus significados?

Por eso es tan sumamente interesante, porque hay un sinfín de teorías, de estudios, de disertaciones distintas sobre el tema y lo único seguro es que nuestro cerebro necesita descansar y liberar tensiones que consigue cuando dormimos.

Si ésto es así, no sé cómo interpretar mi historia onírica y sobre todo cómo terminarla para poder mostrarla.

Por otra parte tampoco la medicina se pronuncia categóricamente ante esos sueños que después se convierten en una realidad ¿los sueños pueden ser premonitorios? Al parecer las personas más intuitivas y más sensibles son más propensas a tener sueños premonitorios, que en un futuro no muy lejano, pueden hacerse reales. Otro tema inquietante y digno de estudio.

Porque creo que estaréis de acuerdo conmigo, que cuando alguien sueña algo que luego pasa tal y cómo lo visualizó, es para morirse de miedo. ¿La persona que las sufre debe de estar aterrada? Y el miedo no es tanto porque algún sueño se haga realidad, sino porque no hay una explicación lógica a ello. El miedo nos viene de la incertidumbre, de la ausencia de pronósticos reales que nos alivien las dudas.

Sigo aquí pensando en un buen y misterioso final, pero ahora mismo no se me ocurre nada, por lo que creo que haré otros menesteres, esperando que alguna musa se apiade de mí y me ayude.

Os deseo felices sueños……

TRANQUILIDAD VISUAL.

Independientemente que la decoración te guste o no, el aspecto de este salón es un claro ejemplo de lo que se denomina tranquilidad visual. Imagen copiada de Pinterest.

Muchas fases son por las que he pasado en estos últimos años y sin lugar a dudas, uno de los factores que me han ayudado con mi estado es la tranquilidad visual de mi casa.

Así cómo un médico te puede ayudar a curar una dolencia física o mental, del mismo modo, la  limpieza visual de una estancia aporta tranquilidad, calma y ayuda a la psique inconscientemente a estar mejor.

La disparidad visual no está tanto relacionado con la limpieza y el orden, que por supuesto también, sino en la armonía que consiguen cada uno de los elementos que componen la decoración de una vivienda.

Seguramente si no has leído sobre este tema no te habrás percatado de la importancia de la tranquilidad visual en las áreas en las que convives. La correlación de muebles y elementos han de conseguir un equilibrio para que el ojo humano no detecte algo que desentona. Es una verdad en la que yo creo y que me ayuda a pensar, me ayuda a concentrarme..

La decoración es indiferente y cada quién tiene su estilo, pero cuando colores, texturas, muebles, cuadros, alfombras, olor, cuando todo ello se une armoniosamente es cuando tu mente descansa.

Cada color aporta a nuestro estado psicológico una emoción diferente aunque podamos pensar que a nosotros no nos afecta. Cada atuendo que elegimos para vestirnos en el día a día va relacionado directamente con nuestro estado de ánimo. La importancia de los colores va más allá de la simple moda, en negocios, hospitales, empresas,.. se cuida muy detenidamente cómo decorar las paredes para plasmar lo que se pretende.

De esta manera en nuestra casa cuando logramos esa correlación de elementos visualmente correctos, disminuimos el agobio, la irascibilidad, la ansiedad…

Si tienes toda la casa limpia y ordenada pero la vajilla está acumulada sin fregar, por ejemplo, en mi caso, siento un agobio enorme que unido a la ansiedad que pueda tener me perjudica. En cambio si todo lo tengo más o menos ordenado y recogido me siento más capaz de preocuparme por otras cosas.

Esta sensación la he sentido desde siempre pero hasta que no he leído sobre este tema, no me conciencié que lo que yo siempre había buscado en mi hogar era esa tranquilidad visual.

Otro ejemplo claro, es este salón de colores fríos. Nuestro cerebro detecta que hay una visión acorde y que existe armonía visual. Imagen copiada de Pinterest.

Cuando entras en una habitación, del estilo que sea, y experimentas tranquilidad al cruzar el umbral, es porque nuestra visión no aprecia nada que nos llame la atención ni nada que desentone. Nuestra mirada, que escanea inconscientemente todo lo que ve, aprecia que todo está cohexistiendo en armonía provocando en nosotros un sentimiento no consciente de sosiego.

Os comparto unos puntos o trucos que he puesto en práctica tras muchos años de lectura sobre decoración, para tener esa paz visual de la que hablo.

  • Las superficies planas de la casa  han de estar lo más libres posibles, por ejemplo, la mesa del comedor no ha de estar repleta de decoración hasta el punto de no apreciar nada. En mi mesa hay sólo dos candelabros con sus velas, en el aparador tengo una escultura y nada más,en las mesillas una lámpara, un despertador y un libro..
  • Procuro que haya mucha luz en las estancias durante el día porque el sol y la claridad hace el ambiente más agradable y todos sabemos que el sol es la mejor cura para la depresion
  • Procuro no tener muchos adornos en el suelo, tengo alfombras, algún que otro portavelas pero poco más. . A mí personalmente me produce angustia tener cestos en el suelo, macetas con plantas interiores, estatuas o figuras. Lo que sí me gusta y me da esa tranquilidad visual es tener algún cuadro que otro apoyado en la pared y en suelo.
  • Otra sensación importantísima para mí y que ayuda a esa paz visual, es el olor. Entrar en una estancia en la que se olfatee un sutil aroma de incienso, o ambientador también me da paz y sosiego.
  • No tener los armarios llenos de tal manera que para coger una cosa se te caigan diez. Aunque no se vea lo que hay dentro, el sólo hecho de saber que tengo los armarios a rebosar me provoca malestar. Hay que dar, vender o regalar aquello que ya no utilizas o aquello que tienes en exceso.
  • Colores que sean armoniosos y contrasten entre sí para que no haya un elemento discordante. Cualquier color es válido, los fríos o los cálidos, ya dependerá de tus gustos o de las sensaciones que quieras transmitir, pero elijas los que elijas han de tener una gama concordante.
  • Para mí otro factor en el que me fijo es en equilibrar el mobiliario… Que haya al lado de un mueble alto, por ejemplo un vajillero, otro mueble que sea igual de alto o un poco más bajo pero no excesivamente, porque visualmente para apreciarlo hay que subir mirada, bajar mirada, luego volver a subirla en otro rincón, ha de haber una simetría no simétrica… Vuelvo a repetir que no depende del estilo que tengas ni en los gustos.

Bueno, espero que os sirvan…

NO HAY DERECHO…..

Antes que nada pediros perdón por las imágenes pero no podía dejar pasar semejante negligencia.

Hoy quiero escribir una denuncia pública por todos los acontecimientos que se están generando a causa de esta maldita pandemia.

Mi madre, una mujer de 85 años, lleva cuatro años encamada a causa de un infarto cerebral que le dejó inmóvil todo el lado derecho de su cuerpo. Ella por si sola no se puede mover, ni girar, ni levantar ni tampoco hablar.

La pobre mía intenta, con sonidos, hacerse entender y así la estamos cuidando. Estamos muy contentas de poder hacerlo y en los cuatro años de su enfermedad no la hemos dejado sola ni un solo día.

En estos momentos una de nosotras puede quedarse en casa y estamos aún más dichosas porque la cuidaremos en nuestro hogar y en el que es el suyo. Desde abril de este año lo estamos haciendo orgullosas de ello.

Las personas encamadas y casi inmóviles necesitan accesorios especiales para que su inmovilidad no les genere úlceras que son dolorosas y difíciles de tratar.

Mi madre tiene un colchón de aire con motor que se llama colchón anti escaras que por medio de aire genera unos especies de bultos acolchados que van cambiando para que la piel no tenga siempre la misma presión en un determinado punto de su cuerpo. Con este colchón en los cuatro años ha estado perfectamente en cuanto al úlceras se refiere.

A finales de octubre de este año tuvo que ser ingresada por una infección. Estuvo al borde de la muerte y por este motivo dejaron estar a mi hermana con ella día y noche mientras estaba en urgencias. En el box sólo hay una cama normal.

Al cabo de tres días de estar en urgencias la subieron a planta y allí ya nos dijeron que no podía haber nadie con ella. Con toda la pena de nuestro corazón aceptamos las normas que para eso están. Después de una semana de estar sola sin poder ir a visitarla le dan el alta y la traen a casa. Cual fue nuestra sorpresa que al ir a hacerle su aseo vemos que en la parte del coxis tiene una úlcera enorme, así cómo en uno de los talones. Además en el hueso del tobillo y en el pie unas heridas de lo que parece ser un golpe.

Esto son úlceras que se le han formado en la estancia del hospital. Fotos de Elena. M.

Ni mi hermana ni yo habíamos visto nunca una úlcera por lo que nos impactó tanto que nos pusimos a llorar.

¡Cómo no pudimos estar con ella, no le pusieron el colchón que necesitaba, no la cambiaron de postura, no la han aseado adecuadamente porque vino con la piel en carne viva y vino en unas condiciones lamentables!

Es tremendo pensar que haya profesionales que cometan estas negligencias. ¿Cómo es posible tal falta de profesionalidad con una persona que no se puede quejar, no se puede mover, no puede hablar ni pedir….?

Tanto dinero que nuestro gobierno gasta en proyectos insignificantes y en la sanidad, educación, fuerzas del estado, etc.. invierten tan poco.

No sé si la culpa es de la falta de personal o de que éste no se implique en su trabajo, lo que es inaceptable es que en un país civilizado, moderno, con profesionales en paro suficientes, lleguen a pasar estas cosas.

Me pregunto cómo no les dio vergüenza dar el alta a una persona con estas heridas. Cada vez que la tenemos que curar y asear se me parte el alma, porque las enfermedades nos vienen aleatoriamente, pero la dignidad de un enfermo a morir o vivir dignamente, eso sí que está en manos de todos nosotros.


Si podéis compartir mejor…

AVATARES DE UNA VIDA

La emoción del aprendizaje separa a la juventud de la vejez. Mientras estés aprendiendo, no eres viejo. – Rosalyn S. Yalow Foto extraída de Píxel.

Sentimos presión autoimpuesta cada día. Hemos de luchar a cada momento con nuestro propio cuerpo que va cambiando.

El país de nunca jamás es aquel en el que ya vivimos y al que nunca volveremos. Cada vez estamos más cerca de la agonía por ser perfectos, por sentirnos guapos, por gustarnos a nosotros mismos porque lo que nos ofrecen y nos venden es la perfección.

Avatares de la vida que nos castigan poniéndonos delante del espejo para darnos una gran bofetada cuando percibimos nuestro reflejo.

La vida pasa y pasa para todos pero ¡Qué triste es a veces, beber de la fuente del paso del tiempo!

Ayunos intermitentes, dietas, tratamientos de belleza, presoterapias ¡Cuánto invertimos en rejuvenecer el cuerpo y qué poco nos esforzamos en rejuvenecer el alma!

Utilizamos casi todo lo que está en nuestra mano para sentirnos más jóvenes y me parece perfecto, pero a la vez me apena porque es contradictorio. Cuánto más nos esforzamos por rejuvenecer nuestro aspecto, más evidente es nuestro envejecimiento.

Esto me hace pensar en lo poco que cuidamos nuestra mente y en lo poco que mimamos nuestra alma. Se me antojan superficiales aquellos que creen poco importante moldear el karma interior. Me entristecen aquellos que menosprecian el cuidado de la esencia interior y se vanaglorian de su exterior perfecto. Pero se nos olvida que cuando ya no haya nada que remodelar, sólo te quedará tu interior y la manera en que te has comportado en la vida.

He aprendido a hospedar a el tiempo cómo un colega que se acopla a mí y me he concienciado que no pasa nada por dejar que asome mi edad, no pasa nada por tener arrugas, por aceptar lo vivido. Nuestra edad, la de ahora, es la edad perfecta.

QUIERO APOYARTE…

No te encierres y pide ayuda si la necesitas. Los que te quieren de verdad, los amigos verdaderos y sobre todo tu familia te asistirán sin pedir nada a cambio. Tú puedes…… Foto extraída de Píxel.

Hoy quiero animarte a romper las cadenas que te atan a todo lo que no quieres, a todo lo que te hace ínfeliz.

Quiero gritarte que desahucies las culpas ajenas porque no son tu carga. Tu culpa, la que quizás hayas provocado, puedes acallarla pidiendo perdón, pero las malas acciones de los demás, no son culpa tuya.

Quiero invitarte a romper con aquellos que te hacen daño, con aquellos que te infravaloran, con aquellos supuestos amigos que sólo te quieren para sus propios intereses, deslígate del yugo de sus negras almas y sé tú mismo.

Quiero tenderte mi mano y mi apoyo para que busques la felicidad y no te conformes con una caricatura del amor, te quiero apoyar en tu marcha hacia una relación que suma.

Quiero explicarte que todo por lo que estás pasando, infinidad de pesonas lo han sufrido antes que tú. No creas que eres único, no creas que tus sentimientos, por muy grotescos que te parezcan, los demás no los han sentido.

Quiero coger tu mano y convencerte que todo puede cambiar si tienes el valor para emprender un nuevo camino.

La ayuda de los unos a los otros llenan el alma, suben el ánimo y te hacen empatizar con los demás.

Cuando las penas se comparten, el alma descansa, la paz en tu interior asoma y con ella tu oportunidad de cambio.

Escribe, lee, grita, vocifera, pero saca todo lo que te frena a ser feliz, saca la podredumbre que te ahoga y respira otro nuevo aire, aire limpio y puro que te llenará de buenas intenciones.

HOY QUIERO….

La bondad del corazón y la equidad de un hombre honesto vale cien veces más que la amistad de un bellaco (Jean-Jacques Rousseau)

Hoy quiero dibujar una sonrisa en tu cara que dé sentido a tu agonía, quiero darte mi mano y luchar contigo para que tu dolor sea mío y compartir tu aflicción.

Hoy quiero grabar en tu alma un “te quiero” con letras mayúsculas para que jamás lo olvides.

Hoy quiero cantarte una balada que exprese mi agradecimiento por todo lo que he aprendido de ti, por todos los valores que me inculcaste, por la bondad que siempre te caracterizó y porque de tu mano aprendí a ser mejor persona.

Hoy quiero escribirte una poesía por tus abrazos, por tus besos, por tu comprensión cuando quizás era merecedora de castigo, por estar siempre conmigo y quiero plasmar versos bonitos para que te acunen en la noche.

Hoy quiero entrar en tus sueños, para que cabalgues hacia los tiempos de felicidad y hogar, para que tu sopor sea tranquilo y feliz.

Hoy quiero ser el fantasma del pasado que te muestra qué distinta y triste hubiera sido la vida sin tu existencia, porque tú eres amor.

Hoy quiero dormir a tu lado y olerte, sentirte, abrazarte, quiero recordar cada arruga, cada poro de tu piel, quiero sentir tu carne herida y cansada de tanto trabajar, quiero grabarlo todo en mi mente para cuando no estés, para que cuando el vacío sea insoportable, pueda agarrar todos los recuerdos guardados y apretarlos fuerte.

Hoy quiero confesarte que tengo mucho miedo de no recordar tu voz, tus abrazos, tu calor, tu tez. Cuando ya no estés tengo pánico de no recordar tu alma.

Hoy quiero escribir este blog por y para ti. Quiero plasmar todo lo que siento para no olvidarte, para que el día de mañana pueda cerciorarme de que eras real, que eras mi todo, que eras quien me dió el ser, que eras y eres mi madre…….

RECUÉRDAME.

El rencor es el enemigo del nuevo comienzo. Quién vive rodeado de resentimiento es alguien inseguro y triste. Jamás serás plenamente feliz si en tu alma acoges el odio. No olvides que el perdón es la única medicina para curar el alma. Foto de Elena. M.

Cuando me recuerdes piensa en risas, en paisajes, en playas de arena blanca y en nuestros cuerpos mojados.

Recuérdame queriéndote, amándote, añorándote.

Cuando oigas mi nombre no llores, no supliques, no pidas perdón.

Cuando tengas sensación de soledad piensa en mi fuerza, en mi tesón y en mi ayuda inagotable y sonríe.

Cuando la incomprensión dirija tu vida y estés perdido entre tantas mentiras, piensa que mi verdad valió por dos, que mi amor te liberó.

El viaje que emprendemos hacia el adiós es triste, pero cuando te acuerdes de mí, piensa que mi vida es mejor sin ti, que mis sueños siguen intactos y que tu ausencia me transformó en alguien nuevo.

Pienso en ti y te doy las gracias porque sin ti no hubiera llegado a encontrarme.

Pero nunca pienses en mí con rencor, con agonía y con desesperación porque cualquier momento contigo fue vida.

INFERNO

“La mente humana tiene un primitivo mecanismo de defensa que niega cualquier realidad que provoque un estrés excesivo al cerebro. Se llama negación”. Dan Brown, libro Inferno. Foto extraída de Píxel.

En un mar de confusión, cualquier idea flota sin rumbo fijo. Todo lo que se desborda por mi pensamiento cae para no volver.

No soy capaz de guardar en pequeños cofres las ideas concebidas en el dolor y se me escapan de las manos porque ya, ni las palabras, pueden expresar lo que siento.

En el valle de mis recuerdos, yacen los episodios de mi vida pasada que se agarran con fuerza al suelo marchito. Suelo muerto y episodios vivos. No sé en qué momento volvieron a presentarse ante mí con la fuerza que tuvieron antaño.

Procuro apartarlos pero no se van. Están anclados en ese valle y aunque la tierra se presenta estéril, los recuerdos no mueren. No quieren huir y se convierten en huéspedes pesados que se resisten a partir.

Pensamientos nuevos que se avergüenzan a aflorar porque no encuentran su sitio y cuando lo hacen son lugares inocuos que los hacen perecer en el mismo momento de su nacimiento.

Ser negativa no ha sido nunca mi naturaleza pero en mi cabeza ahora no hay atisbo de esperanza. Cuánto más me resisto más fácil es caer por un acantilado de enredo, frustración y desesperación que no me abandona en ningún momento.

Me siento apegada a los protagonistas de un cuento que no acaban felices ni comiendo perdices, cuento de pesonajes negros que viven el ocaso de sus vidas sin esperanza.

La vida es todo lo que acontece y negar no sirve de nada cuando las ganas se van, cuando las esperanzas se queman con cada una de la lágrimas que derramo, acallar los llantos no ensordecen mi dolor, mirar para otro lado no me cura.

Cuento lo que siento, escribo lo que mis dedos teclean y leo lo que mis ojos llorosos quieren… Y aunque triste es mi texto, no puedo ni quiero engañar.

Esto es la vida, etapas, batallas, victorias y a cada una de ellas hay que darle espacio porque de lo contrario todo lo no expresado se agolpará en un terraplén insalvable.

#inferno…

SEGURIDAD EN TI

Nadie te hará daño jamás si eres tal y cómo quieres ser, hacer aquello de lo que estás convencido y luchar por todo aquello que es importante para ti. Foto extraída de Píxel.

Una mujer con tacón de aguja se siente poderosa, atractiva e imparable. Pero bien te digo que no hay zapato ni atuendo más deslumbrante que la seguridad en una misma.

Cualquier adorno que te pongas no será efectivo si no te valoras. El armamento que acabará con tu contrincante, es sin duda, estar convencida de que cómo tú no hay nadie. Sabes lo que quieres, cómo lo quieres y que irás a por ello.

No hay mayor atracción para el resto del mundo que una persona que no se deja manipular, que aquello que ansía es lo que elige y que descarta aquello ínutil y superficial.

Nadie es más deslumbrante que aquel que se aleja de lo que no quiere, aquel que a la cara y sin tapujos dice lo que piensa y ama sin importar las consecuencias. Quien no es digno, sale de su vida sin poder dar marcha atrás.

Quién osa mentirte y aprovecharse de ti es expulsado de tu corazón para no volver. La seguridad en ti mismo es lo que hace que cualquier bien sea grande, que cualquier pequeña contienda se convierta en victoria y que cualquier obstáculo se minimice ante tu valor y empoderamiento.

No te amargues por no ser esa persona perfecta de bonitos andares y adecuado vestir, si no gozas de tu propia identidad y no haces de ella tu estandarte sólo atraerás a almas pobres, vacías, engreídas y aprovechadas.

Piensa bien aquello que quieres, aquello que te hace féliz y ve a por ello con firmeza. Si alguien se pone en tu camino para disuadirte contéstale con voz calmada, lenta y contundente que es decisión tuya elegir tu camino. Si no te siguen, esas personas no forman parte de tu vida, y aquellos que confían en ti serán tus aliados.

No importa lo que opine el resto, no importa lo equivocada que puedas estar si es lo que piensas. Tampoco olvides que la diferencia de alguien sabio del que no lo es, es el poder de pedir perdón y olvidar desacuerdos.

El rencor no es ganador, el rencor hace ganador a tu contrincante, porque no olvides que la verdadera victoria es la indiferencia.

Las personas podemos luchar ante los gritos, los insultos, las malas acciones pero ante la indiferencia no hay lucha que valga. Así que pide disculpas cuando estés totalmente convencido de tu error y si, para ti, merece la pena, intenta enmendarlo.

Sé indiferente con aquellos pobres de espíritu, con aquellos que te retan para beneficio suyo, con aquellos soberbios y de esta manera no perderás el tiempo.

La indiferencia es el peor castigo para tu contrincante…..

A %d blogueros les gusta esto: