Publicado en Entretenimiento

AFIMATIVO…La energía positiva atrae cosas buenas.

Está más que demostrado que la buena energía, el optimismo y ver el vaso medio lleno atrae mucho más las cosas buenas que haciendo lo contrario, por lo tanto para buscar los sueños hay que ser positivo.

Para emprender hay que buscar objetivos claros que ir tachando de la lista cada vez que los consigues. Ésto se hace con positivismo y con prudencia.

Y puede parecer algo superfluo, algo ilógico, puede parecer una leyenda urbana pero no es así, demostrado está que con buena actitud las cosas salen mejor.

Sea lo que sea que hagas, hay que conseguirlo con energía positiva y con la certeza de que es eso lo que quieres hacer.

La fuerza de la buena energía puede producir una mejoría en una enfermedad, puede curar corazones, puede avivar las ganas de vivir en personas que ya habían desistido de hacerlo, en fin todo es bueno y no hay ningún efecto secundario.

Las buenas vibraciones vienen de las personas que te animan, que te apoyan, que son cómplices en tu alegría, en tu proyecto y aunque bien es verdad que hay que preveer ciertos futuros contratiempos, ésto no quita para verlo todo con una actitud positiva.

No hay mayor fracaso que rendirse antes de empezar sólo por miedo, porque esa decisión te acompañará el resto de la vida cómo algo que pudo ser y por cobardía o por pesimismo no fué.

Hay veces que el propio ímpetu nos lleva a hacer cosas nuevas impulsivamente que luego salen perfectas o no y eso está bien porque nace del optimismo y las buenas vibraciones..

Viendo el vaso medio lleno se ama más, se arriesga más, se agudizan más todos los sentidos y todo eso nos lleva a tener más probabilidades de éxito.

Por todo ésto hay que alejarse de todo aquel que aporte negatividad porque la negatividad cómo cualquier catarro se pega y puedes acabar siendo igual de “cenizo” que el que te acompaña.

El destino reparte las cartas pero tú juegas con ellas.(J.M. Coetzee)

¡Espero que tengáis mucha suerte con vuestros sueños!

E. M§

Respeta para que te respeten, no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti y no juzgues porque nadie está en los zapatos de nadie.

Autor:

He aprendido a disfrutar con las cosas pequeñas y con las buenas personas que me rodean.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s